Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

Crecen Las Preocupaciones Por La Seguridad En Austin Ante El Primer Día De La Sesión Legislativa De Texas

The Texas Capitol
Gabriel C. Pérez
/
KUT
La 87ava sesión de la legislatura de Texas comienza el martes 12 de enero.

Read this story in English.

Es el segundo martes del mes de enero del 2021, el día de apertura de la nueva sesión legislativa de Texas. Y después de la insurrección de la semana pasada en el Capitolio de Estados Unidos, la seguridad es una preocupación mucho mayor de lo que ha sido en la memoria reciente. Los legisladores están teniendo que considerar lo que era inimaginable hace una semana: que las manifestaciones fuera del Capitolio estatal podrían convertirse en algo mucho peor.

Una manifestación pro-Trump está planeada para este martes. Uno de los grupos participantes exige un "acceso sin restricciones" al Capitolio como lo ha hecho en sesiones anteriores.

La ex jueza del condado de Travis, Sarah Eckhardt, abrirá su primera sesión como senadora por Austin en un ambiente de malestar. Según dice, desde el coronavirus hasta los manifestantes armados, hay mucho de qué preocuparse. Algo que hace que la situación en Texas sea diferente es que se permiten armas en el interior de los edificios, dijo.

"No invitaré a nadie a que me acompañe, incluyendo a mi familia, y he pedido a mi personal que se quede en casa y que se mantenga en contacto a distancia, para que haya menos cuerpos que proteger", dijo Eckhardt.

Señaló que sabe que las fuerzas del orden y los legisladores están reuniendo toda la información que pueden, pero le preocupa que eso pueda no ser suficiente.

El Departamento de Seguridad Pública (DPS, en inglés) de Texas dijo en un comunicado que no detallará planes específicos, pero que contará con personal adicional en los terrenos alrededor del Capitolio. A los legisladores se les dijo el lunes que miembros de la Guardia Nacional estarán en Austin para ayudar al DPS con la seguridad el día de la inauguración de la sesión legislativa.

La representante estatal Ana-Maria Ramos (D-Dallas) anunció que no asistirá a la ceremonia de juramento de este martes, citando los disturbios civiles y el riesgo de contraer el virus.

"No asistiré a la ceremonia de juramento en el Capitolio mañana (el martes)", dijo Ramos en una declaración en Facebook. "Michelle Beckley y yo juraremos en privado, para reducir el riesgo de propagación del COVID-19".

La Legislatura está tomando algunas medidas para proteger a los miembros y al personal del virus. Algunas oficinas han sido equipadas con divisiones de plástico transparente entre los espacios de trabajo. Las reglas del Senado limitan a los legisladores a tener sólo un miembro de la familia con ellos en el piso. También habrá un límite de tres invitados por día por senador, y estarán separados entre los asientos de la galería.

No se requieren mascarillas para los senadores, pero se requerirán para los miembros de la Cámara, al menos el primer día.

DPS dijo que requerirá que los miembros del público que entren al Capitolio se hagan una prueba de COVID-19.

"Cuando la 87ª Sesión Legislativa de Texas se reúna, el público tendrá acceso al Capitolio del Estado, pero los individuos tendrán que hacerse la prueba de COVID-19 antes de entrar", dijo el departamento en un comunicado.

"Entendemos que esto puede ser un inconveniente para algunos; sin embargo, el departamento lo considera esencial para la seguridad pública durante el día de la apertura [de la sesión]. Las pruebas serán administradas por la División de Manejo de Emergencias de Texas en la entrada norte con resultados listos en 15 minutos".

¿Tienes un tip noticioso? Envía un correo electrónico a Jimmy Maas a jmaas@kut.org. También puedes seguir a Jimmy en Twitter en @maasdinero.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación para apoyarlo. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Related Content