Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

Frente A Pequeña Caída En Costos De Alquiler En Austin, Inquilinos Ven Ventana Para Negociar

Un anuncio afuera de un apartamento donde se ofrece renta gratuita cerca del campus de UT Austin.
Gabriel C. Pérez
/
KUT
Un anuncio afuera de un apartamento donde se ofrece renta gratuita cerca del campus de UT Austin.

Read this story in English.

Justo cuando la pandemia comenzaba el año pasado, Mary Martínez desarrolló un caso severo de asma. En ocasiones, la adolescente de 19 años tenía problemas para respirar. Una noche se movía agitada por su casa, buscando suficiente aire.

“Escuché… que ella iba tirando cosas conforme intentaba llegar a mi habitación,” dijo Christian, su hermana. “Daba mucho miedo.”

Christian, quien vive con Mary y su otra hermana, Ana, al final tuvo que llevar a Mary a la sala de emergencias en dos ocasiones.

Las hermanas decidieron que Mary debía dejar el trabajo que tenía laborando en un banco de sangre debido al alto riesgo de contagiarse con el coronavirus (el cual puede dañar los pulmones de una persona). Ana también renunció a su trabajo en Costco por miedo a llevar el virus a su casa.

Esto significó que, de pronto, Christian era la única de la casa con trabajo. Ella había estado ahorrando para comprar una casa, así que al menos tenía dinero para apoyarse. Sin embargo, cuando ella y sus hermanas querían renovar el contrato de arrendamiento de su casa en North Austin, el casero quería subirle $30 al costo mensual.

christian martinez
Gabriel C. Pérez
Christian Martínez vive con sus dos hermanas en North Austin. Después de que sus hermanas renunciaron a sus trabajos debido a la pandemia, ella pidió a la compañía de arrendamiento que no subieran el costo de alquiler.

Christian estaba familiarizada con este tipo de procesos; durante los últimos años ella había pasado de apartamento en apartamento, lidiando con aumentos de costos de alquiler que suceden cuando se renueva un contrato. Pero en esta ocasión ella decidió sostener su petición para que no aumentaran costos, explicando la situación de su familia afectada por la pandemia.

Para su sorpresa, lo logró. No cobrarían más, pero al menos mantendrían el costo mensual de su alquiler en $1,700.

“Finalmente me sentí como una consumidora, siendo alguien que vive en Austin y siempre tiene que lidiar con… costos de alquiler que están subiendo muy rápido, por fin tenía un poco de espacio para negociar,” dijo Christian. Ella estima que pudo ahorrar $400 durante el tiempo que dura su contrato.

“Es un ahorro modesto, pero pues es algo,” dijo.

Sabemos que en Austin, hay algunas cosas que caen: nueces, caca de aves, algunos conceptos de restaurantes. Pero el costo de la renta no se cae. De acuerdo a cifras de Apartmentdata.com, que indican que los costos de alquiler en la ciudad han aumentado constantemente desde el año 2010.

Pero la pandemia ha cambiado las cosas, al menos de manera marginal. Desde marzo del año pasado, el costo promedio de la renta en Austin ha caído un 4%, lo cual equivale a una reducción de $100 por mes.

“No es una reducción muy sustancial en el costo promedio de la renta, pero el hecho de que podemos medir cualquier reducción es un momento bastante significativo,” comentó Jeff Tucker, un economista que trabaja con la compañía en línea de bienes raíces, Zillow.

El resultado de esto es que algunos inquilinos, como Christian, por fin sienten que pueden negociar con sus arrendadores.

¿Por qué están cayendo los costos de alquiler?

Si en el último año has estado siguiendo el mercado inmobiliario de Austin, te sorprenderá que los costos de alquiler disminuyan. El costo para comprar una casa está haciendo todo lo contrario.

Tucker dice que para entender por qué, hay que tomar en cuenta quienes son las personas más afectadas por la pandemia: personas de bajos ingresos y personas de color, que además suelen alquilar en vez de comprar una propiedad. En Austin y en el condado de Travis, se le puso un alto temporal a los desalojos durante la mayor parte de la pandemia, y además el año pasado, la ciudad brindó alrededor de $14 millones en fondos de alivio para alquileres.

Pero si un inquilino ya no puede pagar su renta, puede decidir irse con algún familiar o alquilar un lugar más barato, algunas veces incluso afuera de la ciudad, explica Tucker.

Como resultado tenemos a personas que están dejando el mercado de arrendamiento de Austin y tienen apartamentos vacíos. La tasa de hogares arrendados en utilización o la cantidad de propiedades rentadas en las que alguien vive, disminuyeron de 90% a principios de 2020 a 88% al final del año. Incluso una pequeña reducción puede bajar los costos de alquiler.

“Cuando la tasa de ocupación de vivienda va a la baja, los costos de alquiler disminuyen para promover que más gente utilice las propiedades,” dice Emily Blair, vicepresidenta de Austin Apartment Association. Además de reducir costos de alquiler, los dueños de propiedad están intentando atraer a inquilinos ofreciendo algunas otras concesiones, como un mes gratis y costos de aplicación gratuitos.

Al principio del 2020, una quinta parte de las propiedades para alquilar en Zillow ofrecían algún incentivo. Pero para el verano, después de varios meses en la pandemia, ofrecían concesiones en casi la mitad de las propiedades disponibles para rentar.

“Por primera vez en años, los dueños de propiedades tienen dificultades para llenar sus unidades,” dice Tucker. “La forma en que lo están haciendo es bajando el costo del alquiler u ofreciendo concesiones.”

La caída en el costo de arrendamiento se sintió más en propiedades exclusivas o de lujo

Cuando a Denise Melanson le dijeron que no trabajaría temporalmente en una agencia de talento al principio de la pandemia, ella le pidió a la compañía de arrendamiento de su hogar que redujeran su renta.

“¿Sabes qué? Tengo tiempo en mis manos,” pensó. “Nunca hace daño preguntar.”

No hizo daño, pero tampoco ayudó. La compañía le dijo que lo único que podían hacer es olvidarse de deudas si es que ella tenía pagos atrasados en su renta.

Para pagar sus cuentas, Melanson obtuvo ayuda de sus amigos y familiares, utilizó sus ahorros y se endeudó con su tarjeta de crédito. Luego, en octubre, se quedó sin empleo.

Al mismo tiempo que eso sucedía, el contrato de arrendamiento de su hogar de una recámara en East Austin tenía que ser renovado. Cuando la compañía de arrendamiento le mandó los documentos a Melanson, el costo de alquiler mensual había bajado un poco, y en esta ocasión, ella no tuvo que pedirlo.

“Estaba muy sorprendida,” dijo. “Estaba como, OK, muy bien.”

La compañía de arrendamiento que administra el apartamento de Melanson no respondió antes de la publicación de este artículo para dar un comentario a KUT.

Su costo de alquiler base, el cual excluye costos adicionales (como cargos por vivir con su perro y gato), bajó de $1,900 a $1,755. En Austin, este es un costo por encima del promedio, para un apartamento ubicado en un complejo, que tenga menos años de antigüedad e incluye algunas amenidades como, por ejemplo, un gimnasio.

La experiencia de Melanson ilustra otro punto importante: que quienes viven en propiedades exclusivas o de lujo, están viendo una mayor reducción en los costos de renta que otras personas.

En la nomenclatura del mercado de arrendamiento, se usa el término “Class A” para referirse a algunas de las mejores y más codiciadas propiedades para rentar. De acuerdo a cifras de Apartmentdata.com, durante la pandemia, la mediana del costo mensual de renta cayó un 7% en los apartamentos de lujo. Al mismo tiempo, el costo para alquilar propiedades de “Class D” (vivienda de mayor antigüedad o con daños) vio una reducción de tan solo 3%.

Tucker dice que esto se puede deber a que las personas de mayores ingresos son más propensas a seguir empleadas durante la pandemia. Y mientras que estas personas también pueden escoger cambiar su domicilio a un lugar más barato, tienen otra forma de salirse del mercado de arrendamiento: comprar propiedad.

“Por el hecho de que les está yendo tan bien y de que podrían necesitar más espacio y porque podrían estar viendo que las tasas hipotecarias están bajas, están mudándose y comprando su primera casa,” dice.

Sin embargo, así como los precios de casas en la ciudad están aumentando (gracias a la poca oferta y el cambio en las tasas de intereses), Blair dice que quienes quieren su casa podrían ver su nuevo costo en el contrato de arrendamiento y renovarlo.

Es posible que ya estemos viendo los efectos de esto. La renta mediana subió unos $24 mensuales entre diciembre y marzo. Pero aún será difícil saber si esto significa que Austin seguirá siendo una ciudad donde la renta sube constantemente.

“No hay ningún ejemplo reciente sobre qué le pasa al mercado de arrendamiento cuando el país se recupera de una gran pandemia,” dice Tucker. “Creo que la demanda por propiedades en renta va a regresar. Solo es muy difícil saber cuando.”

¿Tienes un tip noticioso? Envía un correo electrónico a Audrey McGlinchy a audrey@kut.org. También puedes seguirla en Twitter @AKMcGlinchy.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación para apoyarlo. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Related Content