Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

Activistas Dicen Que Decisión De La Casa Blanca De Rescindir Acuerdo De Medicaid Podría Llevar A Discusiones Sobre Cifras De Texanos Sin Seguro Médico

A bed in an emergency room.
Eileen Pace
/
Texas Public Radio

Read this story in English.

Activistas del cuidado de la salud en Texas dicen que ven una oportunidad para hablar sobre el creciente porcentaje de personas en el estado que no están aseguradas, luego de que la administración del presidente Joe Biden anunciara la semana pasada que rescindirá un acuerdo del cuidado de la salud que la administración de Trump hizo con Texas.

La extensión por 10 años del waiver o excepción del requisito de expansión del Medicaid en Texas le habría proveído al estado fondos federales para ayudar a pagar por el costo de hospitalizaciones de texanos sin seguro médico hasta el 2032. En una carta dirigida al director estatal de Medicaid, oficiales de salud federal dijeron que Texas no se había apegado a las reglas de notificación pública cuando aplicaron la exención.

“Tras hacer más indagatorias, hemos determinado que [los Centros para Servicios de Medicare y Medicaid] erraron materialmente al otorgarle a Texas la petición para una exención sobre el proceso normal de notificación pública,” escribieron los oficiales. Dijeron que el estado no probó que existiera una emergencia que permitiera desviarse del proceso normal.

El Gobernador Greg Abbott acusó a la administración de “obstruir el acceso al cuidado de salud para texanos vulnerables y arrebatar recursos cruciales para hospitales rurales” en el estado.

“El Estado de Texas pasó meses negociando este acuerdo con el gobierno federal para asegurar fondos vitales para hospitales, asilos de ancianos, y recursos de salud mental para texanos que no cuentan con seguro,” dijo Abbott en una declaración el viernes. “Con esta acción, la administración de Biden está traicionando deliberadamente a texanos que dependen de recursos hechos posibles a través de esta exención.”

Pero activistas del cuidado de la salud dicen que el acuerdo hecho durante los últimos días de la administración del presidente Donald Trump era algo fuera de lo ordinario y creó preocupaciones.

Por una parte, oficiales estatales inicialmente aplicaron para una exención de cinco año para cubrir los costos de personas sin seguro médico, a lo que comúnmente se refiere como costos de cuidado sin compensación. Estas exenciones permiten que los estados que reciben financiamiento de Medicaid para el cuidado de salud estén fuera de como opera el programa tradicionalmente. En este caso, la administración de Trump accedió a darle a Texas unos cinco años extra – llevando a un total de 10 años – para utilizar fondos de Medicaid para apoyar los costos de hospital para este cuidado.

Anne Dunkelberg, una directora asociada con el think tank de política pública Every Texan, dijo que no hay precedentes para otorgar una exención durante un periodo de tiempo tan largo. Ella dijo que cuando Biden asumió la presidencia, funcionarios le dijeron a Texas que revisarían este contrato expedido por vía rápida.

“En este proceso se brincó la notificación pública y el periodo de audiencias que no son solo una sugerencia — están estipuladas en leyes y regulaciones federales,” dijo.

Esta es la oportunidad para que todas las partes interesadas — los hospitales, personas como nosotros, personas que no cuentan con seguro médico, clínicas — todos puedan ponderar y dar su opinión sobre cuál sería un mejor programa de Medicaid de ahora en adelante.
Patrick Bresette, director ejecutivo de la oficina de Texas del Children’s Defense Fund

Básicamente, la administración de Biden encontró que líderes estatales se saltaron un paso importante para que los activistas y las partes interesadas dieran su punto de vista en el asunto. Patrick Bresette, director ejecutivo de la oficina de Texas del Children’s Defense Fund, dijo que no es una cuestión menor.

“Digo, esta es la oportunidad para que todas las partes interesadas — los hospitales, personas como nosotros, personas que no cuentan con seguro médico, clínicas — todos puedan ponderar y dar su opinión sobre cuál sería un mejor programa de Medicaid de ahora en adelante,” dijo.

Dunkelberg dijo que técnicamente nada se le ha quitado a Texas. El estado fue aprobado para una exención hace varios años para el pago de cuidado sin compensación hasta septiembre de 2022, así que los hospitales no perderán sus fondos en ningún momento del futuro cercano. Y, ella dijo, Texas puede regresar y renegociar.

“Creo que es un poco el lado de lo dramático el sugerir que definitivamente habrá que hacer cualquier tipo de interrupción, sobretodo en el corto plazo,” dijo.

Grupos de defensores dicen que esto podría abrir la puerta para una conversación más amplia sobre la creciente tasa de personas sin seguro médico. El estado tiene el mayor número de personas sin seguro médico en el país, además de la mayor tasa de personas sin seguro. Sin embargo, en vez de buscar vías para expandir la cobertura del cuidado de salud para más personas, los líderes republicanos se han enfocado en traer fondos federales para cubrir costos incurridos por hospitales cuando tratan a estos pacientes.

Bresette dijo que ha sido un error el hecho de que líderes republicanos han estado ignorando, en gran medida, las problemáticas de la cobertura del cuidado de salud.

“No es bueno para la economía tener a tantas personas que no cuentan con seguro que podrían perder tiempo de su trabajo porque no recibieron la atención que necesitaban,” dijo. “Es caro cuando una persona tiene que ir a la sala de emergencias y no cuenta con seguro. Esos costos se van pasando.”

Y, Bresette dice, que expandir la cobertura podría prevenir que muchas personas terminen en el hospital debido a problemas médicos con los que pudieron haber lidiado con una visita al doctor.

“El seguro es la llave para tener cuidado de salud y … obtener ese tipo de cuidados preventivos y de mantenimiento cubiertos,” dice. “Y eso hace una diferencia y no solo para los individuos, pero básicamente en cómo la comunidad entera funciona.”

Y activistas dicen que Texas tiene una opción para lidiar con este problema: expandir Medicaid.

Texas es uno de tan sólo 12 estados que se rehúsa a expandir la cobertura de Medicaid para más adultos de bajos ingresos. Aunque el estado siempre tendrá costos de cuidado sin compensación, conseguir que haya más personas aseguradas podría tener un gran impacto para bajar aquellos costos de hospitales.

Una vez que la gente supere el enojo inicial — un enojo desubicado — pensando que el gobierno federal nos ha quitado dinero, entonces podemos calmarnos y darnos cuenta, ‘OK, solo volvamos a aplicar y esta vez hay que hacerlo bien.'
Senador estatal Nathan Johnson, D-Dallas

El Senador estatal Nathan Johnson, un demócrata de Dallas, ha estado promoviendo enfoques bipartidistas para expandir la cobertura a más texanos utilizando dólares de Medicaid, sea una expansión a través del Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA) o a través de alguno de estos programas de exenciones.

“Hay definitivamente una avenida aceptable — de hecho muy buena — disponible para la Legislatura,” dijo.

Johnson dijo que la decisión de la administración podría ser un punto importante en la lucha continua para expandir Medicaid en la Legislatura de Texas.

“Yo si veo un poco de momentum,” dijo. “Yo si veo una conversación encendiéndose. Una vez que la gente supere el enojo inicial — un enojo desubicado — pensando que el gobierno federal nos ha quitado dinero, entonces podemos calmarnos y darnos cuenta, ‘OK, solo volvamos a aplicarnos y esta vez hay que hacerlo bien.’”

Johnson dijo que esto significa que oficiales de salud de Texas podrían incluir la expansión de cobertura cuando se vuelva a aplicar para la exención, lo cual haría más probable que la administración de Biden haga un buen trato.

Él dijo que el gobierno federal ha ayudado a esos estados durante un tiempo con el pago de costos de cuidados sin compensación, pero los estados deberían de hacer lo que puedan para bajar esos costos.

El Congresista demócrata Lloyd Doggett dijo que la administración de Biden ya está haciendo mucho para que la expansión de Medicaid aquí sea un mejor acuerdo.

“La administración de Biden aconsejó a Texas que podría obtener otros $3.9 mil millones durante los próximos dos años al expandir la cobertura de Medicaid,” dijo. “Eso podría proporcionar asistencia a más de 2 millones de nuestros vecinos sin seguro en Texas.”

Y como muchos activistas y demócratas en el estado, Doggett dice que espera que la situación eventualmente lleve a unas discusiones serias, aunque la política sea difícil en este tema.

“Yo creo que va a promover la conversación,” dijo. “Superar la ceguera ideológica es una cuestión muy difícil en esta Legislatura con un gobernador que está tan preocupado por sus oponentes políticos en la extrema derecha.”

Doggett dijo que si Texas deja ir esta oportunidad una vez más de expandir la cobertura, se podría hacer más difícil negociar este tipo de contrato para cubrir los costos no asegurados. Él dijo también que va a considerar proponer la legislación al Congreso para trabajar alrededor del estado – lo cual lo podría hacer más fácil para ciudades grandes como Houston, Dallas, San Antonio y Austin para trabajar directamente con el gobierno federal y darle cobertura a la gente.

¿Tienes un tip noticioso? Envía un correo electrónico a Ashley Lopez a alopez@kut.org. También puedes seguirla en Twitter en @AshLopezRadio.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación para apoyarlo. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Related Content