Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

Los Robots Han Llegado A Austin, Y Están Entregando Pizzas A Domicilio

Riley Pakes, integrante de la compañía robótica Refraction AI, monitorea el desempeño de un robot de entregas a domicilio que viaja por el centro de Austin el 16 de junio.
Gabriel C. Pérez
/
KUT
Riley Pakes, integrante de la compañía robótica Refraction AI, monitorea el desempeño de un robot conocido como REV-1 mientras viaja por la avenida South Congress el 16 de junio. Eventualmente, el robot podrá ser monitoreado de manera remota.

Read this story in English

Es un vistazo a nuestro futuro cada vez más automatizado: Diez robots plateados, muy parecidos a carritos de helados, han comenzado a entregar pizzas de Southside Flying Pizza a los hambrientos habitantes del vecindario Travis Heights y el distrito central de negocios de Austin.

La compañía detrás de estas máquinas espera hacer crecer su flota de manera exponencial y ser parte de una revolución tecnológica que cambie la manera en que las personas reciben sus entregas a domicilio.

“Los robots son tus amigos”, dijo Luke Schneider, director ejecutivo de Refraction AI, con sede en Michigan. “Los robots harán que tu vida sea más conveniente. Harán que tu ciudad sea más sostenible y mejorarán tu vida”.

Los dispositivos, llamados REV-1, tienen tres ruedas y funcionan a base de baterías. Alcanzan una velocidad de hasta 15 mph y pueden reconocer semáforos y señales de tráfico. No viajan tan rápido como lo haría una persona que lleva tu pizza en una motocicleta o automóvil, pero Refraction AI argumenta que sus robots pueden tomar rutas más eficientes para evitar el tráfico y no tienen que buscar estacionamiento. El REV-1 puede subir colinas, pero si vives en un tercer piso, por ejemplo, tendrías que bajar para recoger tu pizza.

Una sola persona con una conexión de Internet estable puede monitorear varios REV-1 de forma remota, lo que reduciría los costos laborales al compararlo con entregas hechas en bicicletas. Esa persona puede intervenir de ser necesario.

REV-1 on South Congress Ave
Andrew Weber/KUT
Un robot de reparto de comida REV-1 navega por un carril de bicicletas sobre la avenida South Congress.

Algunas personas expresaron su frustración en las redes sociales al enterarse de que el REV-1 ocuparía carriles para bicicletas. Una resolución del Concejo Municipal de Austin adoptada en 2017 habría prohibido que los robots de reparto utilizaran carriles para bicicletas, obligándolos a usar las aceras. Pero la medida fue anulada por una ley estatal aprobada por la legislatura de Texas en 2019 que permite que los robots utilicen los carriles auxiliares de las carreteras, entre estos, los carriles para bicicletas.

“Puedo ver esto de una manera y decir, ‘oh, esto es sólo otro obstáculo en los carriles para bicicletas''', dijo el profesor Colin Allen de la Universidad de Pittsburg, quien escribió un libro sobre cómo enseñar a los robots a distinguir entre lo bueno y lo malo. “Pero luego puedo decir: ‘Es otro obstáculo más en los carriles para bicicletas y ¿por qué debería tener que aguantar esto?”

El REV-1 debe ceder el paso a peatones, ciclistas y vehículos. Pero aún no se sabe cómo es que el robot lograría hacer esto en un carril angosto para bicicletas que corre paralelo a autos viajando a altas velocidades. “Terminamos acomodándonos y adaptándonos de maneras aceptables para propósitos limitados, pero no queremos tener esa molestia a lo largo de nuestras vidas”, dijo Allen.

Bike Austin, BikeTexas y Please Be Kind to Cyclists, tres organizaciones que abogan por el acceso y la seguridad de los ciclistas en las carreteras, no respondieron a nuestras solicitudes de comentarios.

Gif of REV-1 robot followed by an attendant on an electric scooter
Gabriel C. Pérez/KUT News
Un REV-1 operando en las calles de Austin, seguido por un empleado. En cuanto la inteligencia artificial del robot se familiarice con las calles, el empleado no necesitará seguirlo, pero un humano estará monitoreando al robot de manera remota.

Los robots de reparto son nuevos en Austin, a excepción de un breve programa piloto realizado en 2017 por la compañía Starship Robots. Pero algunas ciudades los han tenido durante años. Starship comenzó a operar en Washington, DC y Silicon Valley en 2017. FedEx está probando un robot que realizaría entregas en menos de 24 horas llamado Roxo en varias ciudades. Amazon lanzó un robot portador de seis ruedas llamado Scout en Seattle en 2019, pero los planes de la compañía de entregar productos vía dron se han estancado.

La ciudad de Austin quiere ser un laboratorio de pruebas para los robots de reparto. El Plan de Movilidad Estratégica de Austin, adoptado unánimemente por el concejo municipal en 2019, pide trabajar con el sector privado para traer más oportunidades similares a la ciudad y “comprender las posibilidades en las que pueden servir”.

Pero el Departamento de Transporte de Austin está monitoreando los dispositivos REV-1 para asegurarse de que cumplan con las regulaciones estatales y locales.

“Según el código de nuestra ciudad, tenemos la autoridad para cesar sus operaciones”, dijo Jacob Culberson, gerente de división del Departamento de Transporte de Austin. “Mientras cumplan con la ley estatal, no creemos que sea necesario a menos que haya alguna infracción.”

¿Tienes un tip noticioso que quieras compartir? Envíale un correo electrónico al autor de esta nota, Nathan Bernier. También puedes seguirla en Twitter en @KUTnathan.

Si has encontrado útil el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Traducido por Carola Guerrero de León.

Related Content