Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

Capital Metro Busca Establecer Su Propio Departamento De Policía

Pasajeros abordan un autobús de Capital Metro.
Gabriel C. Pérez
/
KUT
Pasajeros abordan un autobús de Capital Metro en una estación en North Lamar. La agencia está considerando crear su propia fuerza policial para dejar de depender en oficiales del Departamento de Policía de Austin.

Read this story in English

La junta de Capital Metro votó a favor de establecer su propio departamento de policía esta semana.

Se espera que el proceso para crear el equipo tomará más de 18 meses e incluirá una campaña para informar a miembros de la comunidad sobre la función de los nuevos oficiales.

La propuesta enfrenta oposición por parte de algunos grupos comunitarios preocupados de que el nuevo departamento generará vigilancia policial excesiva. Por su parte, el síndicato que representa a los trabajadores locales de tránsito respalda la propuesta.

Actualmente, Capital Metro emplea a unos 160 agentes del departamento de policía de Austin que brindan sus servicios de seguridad en su tiempo libre. El problema con eso, dice Capital Metro, es que esos oficiales no siempre están disponibles.

“Nos percatamos de que son oficiales (de la ciudad de Austin) primero, y si su organización requiere que trabajen un turno en particular u horas extras, están obligados a hacerlo”, dijo el vicepresidente ejecutivo de seguridad pública de CapMetro, Gardner Tabon. “Necesitamos personas que se dediquen a nuestra organización”.

Además de los agentes de policía uniformados, la propuesta de seguridad pública de CapMetro incluye la contratación de “embajadores de seguridad pública”; o sea, empleados civiles que brindarían una presencia visible en la red de tránsito, responderían las preguntas de los usuarios y empleados, y servirían como un punto de contacto para cualquier emergencia.

Capital Metro contratará a 15 embajadores de seguridad pública. Un supervisor ya está en la nómina. El plan también exige la contratación de especialistas de intervención que puedan conectar a personas con servicios sociales.

Pero es la posibilidad de tener otro departamento de policía en Austin lo que preocupó a activistas comunitarios en la reunión de la junta del lunes. Cabe mencionar que actualmente ya existen varios departamentos de policía administrados por la ciudad de Austin, el condado de Travis, el distrito escolar de Austin y la Universidad de Texas, entre otras entidades.

“Hay mucho más trabajo y pensamiento que necesita y puede ser dirigido a esto, y muchas más mentes de nuestra comunidad pueden y deben participar en el proceso”, dijo João Paulo Connolly, director de organización de la Coalición de Justicia de Austin, a los miembros de la junta durante el período de comentarios públicos.

Connolly, quien también es miembro de la Comisión Comunitaria de Revisión de la Policía de Austin, planteó preguntas sobre las políticas de cámaras corporales, los procesos de registro de quejas y los métodos de disciplina para oficiales que rompan los protocolos.

“Si su fuerza policial tiene muy poca supervisión”, dijo Connolly, “su fuerza policial desfavorecerá a los miembros de la comunidad, particularmente [a las personas de color], quienes representan a la mayoría de pasajeros en Austin”.

Ann Kitchen, quien forma parte de la comisión y también del Concejo Municipal de Austin, argumentó que la votación debería retrasarse para darle más tiempo al público de opinar, específicamente a los grupos activistas que plantearon preocupaciones: Austin Justice Coalition, Austin Area Urban League, Just Liberty Planning Our Communities y People United for Mobility Action.

“Realmente creo que respetar las voces de nuestra comunidad es importante para [establecer] la confianza”, dijo Kitchen.

Al final, Kitchen se abstuvo de votar, mientras que los siete miembros restantes optaron por seguir adelante con el plan policial, diciendo que la opinión pública guiaría el proceso a lo largo del camino.

“Creo que tenemos un imperativo como junta de hacer todo lo posible, lo más rápido posible para proteger a nuestro personal de primera línea”, dijo el presidente de la junta, Wade Cooper. “Sabemos desde hace tiempo que los hemos puesto en peligro en muchos aspectos”.

El proceso para establecer una fuerza policial de tránsito está lejos de completarse. La junta de CapMetro le ha requerido al personal regresar antes del 31 de octubre para presentar planes sobre cómo formar un comité de supervisión policial. La junta también quiere discutir el proceso desarrollado para contratar al mejor personal.

¿Tienes un tip noticioso que quieras compartir? Envíale un correo electrónico al autor de esta nota, Nathan Bernier. También puedes seguirla en Twitter en @KUTnathan.

Si has encontrado útil el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Traducido por Carola Guerrero De León.

Related Content