Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

El alquiler mensual promedio en Austin es ahora de $1,500. Los precios están subiendo al ritmo más rápido de la historia.

Elisa Regulski and Mark Moore sit outside their rental home in South Austin with their dog, Ziggy.
Gabriel C. Pérez
/
KUT
Elisa Regulski y Mark Moore posan con su perro Ziggy sentados afuera de la casa que alquilan en el sur de Austin. La pareja batalló para encontrar una vivienda y terminaron ofreciendo $200 mensuales más que el precio de alquiler original.

Read this story in English.

Elisa Regulski se estaba desesperando. Faltaban días para que su contrato de alquiler terminara y, tras presentar media docena de solicitudes en otros lugares, aún no tenía a dónde mudarse.

“No dormía muy bien,” dijo. “Si le preguntas a mis amigos, te dirían que solo hablaba de eso durante ese mes”.

Regulski, quien estaba buscando donde vivir con su prometido, recibió algunos consejos generalmente reservados para aquellos buscando comprar una vivienda en el floreciente mercado inmobiliario de Austin: ofrece pagar más.

A sign outside an apartment complex says "Now Leasing."
Gabriel C. Pérez

“En un último esfuerzo, nuestro agente de bienes raíces básicamente nos dijo que la gente estaba ofreciendo alrededor de $200 a $300 más por encima del precio de alquiler mensual”, dijo Regulski. “Eso fue impactante”.

Regulski y su prometido, Mark Moore, sintieron que no tenían otra opción. Cuando encontraron una casa de alquiler de tres habitaciones en el sur de Austin que cotizaba por $1,800 al mes, ellos ofrecieron pagar $2,000. A cambio, obtuvieron un contrato de arrendamiento de 12 meses, una victoria que no parecía apta para ser celebrada.

“Se siente como una estafa”, dijo Regulski.

Los precios de alquiler en Austin están aumentando al ritmo más rápido de la historia, según varios analistas rastreando esta información. ¿El responsable? Los expertos dicen que la oferta de viviendas y apartamentos en alquiler es mucho menor que el número de personas queriendo vivir en ellos.

Este desequilibrio, cuyos efectos son evidentes en el mercado de venta, hace que los precios se disparen. Los precios de alquiler en Austin generalmente aumentan hasta un 5% cada año, y el año pasado aumentaron casi un 20%, según algunas cifras.

“Hemos estado siguiendo el mercado por 28 años”, dijo Robin Davis, gerente de Apartment Trends. “Y nunca habíamos visto este tipo de aumento”.

Migración a Austin

Los precios de alquiler en Austin cayeron durante el apogeo de la pandemia; en noviembre, el alquiler mensual promedio se redujo a $1,259, según cifras de RealPage Analytics.

Pero desde entonces, los precios de alquiler se han disparado a un ritmo histórico. El precio promedio alcanzó los $1,511 en agosto, lo que representa un aumento del 18% con respecto al año anterior.

Los precios han subido tanto que Maddie Hastings, cuyo trabajo es lograr que las personas firmen nuevos contratos de arrendamiento, le ha estado aconsejando a sus clientes que hagan lo contrario.

“Tuve que decirle a algunas personas, creo que deberías renovar [tu contrato de arrendamiento], porque vas a pagar más por algo no tan bueno”, dijo Hastings.

Hastings, quien ayuda a localizar apartamentos para Smart City, dijo que los complejos de apartamentos a menudo utilizan un algoritmo para calcular los precios de alquiler según la cantidad de solicitudes que reciben, es decir, cuánto interés están viendo.

“Tiene que ver completamente con la oferta y la demanda”, dijo Hastings. “Digamos que esa unidad se vendía por $2,500. De repente, ese complejo de apartamentos recibe cinco solicitudes en una semana. … De la noche a la mañana, los precios se actualizarán automáticamente para reflejar nuevos precios más caros porque pueden ver que la demanda es alta”.

Los expertos dicen que esta demanda es impulsada por personas que se mudan a Austin desde fuera de la ciudad. Desde 2012, alrededor de 32,000 personas al año se han mudado a la ciudad desde otras partes de los Estados Unidos, según un análisis de la Cámara de Comercio de Austin.

Si bien, la Oficina del Censo de EE.UU. aún no ha publicado nuevos datos sobre migración, las personas que trabajan en el mercado de la vivienda dicen de manera anecdótica que el conteo anual de personas que migran a Austin probablemente ha aumentado, y que provienen de ciudades más caras.

“Tengo mucha gente que viene de Nueva York, la costa este o California”, dijo Hastings. “Muchos de ellos esperan que Austin sea mucho más barato”.

Y aunque los alquileres de Austin siguen siendo más bajos que los de San Francisco o la ciudad de Nueva York, las personas que se mudan de estas ciudades pueden traer consigo salarios más altos, dijo Ali Wolf, economista de la empresa de investigación de mercado de la vivienda Zonda.

“Hay una afluencia de personas que probablemente tienen mucho dinero o un salario más alto que el salario local”, dijo Wolf. “Eso también permite que los precios de alquiler suban”.

Wolf dijo que otro factor puede ser el hecho de que las personas que pueden trabajar desde casa están buscando más espacio y, si pueden pagarlo, se están separando de sus compañeros de vivienda para encontrar su propio lugar, lo que ejerce una presión adicional sobre la cantidad de lugares disponibles para alquilar.

Pero, dijo Wolf, puede que la situación mejore.

“Si quieres más noticias, hay mucho desarrollo”, dijo el economista. “Solo es falta de tiempo”.

Una avalancha de nuevas unidades de alquiler

Si bien la demanda de viviendas en Austin es alta, la construcción no se ha desacelerado por completo. De hecho, ha comenzado a activarse.

Desde 2014, un promedio de 5,700 nuevas unidades de alquiler son agregadas a la ciudad cada año. Austin está en camino de eclipsar eso este año; en la primera mitad de 2021, poco más de 4,000 viviendas nuevas estuvieron disponibles para alquilar, según datos de Apartment Trends.

“Creo que construiremos más unidades este año de las que hemos completado antes”, dijo Charles Heimsath, presidente de la firma de investigación de bienes raíces Capitol Market Research. También dijo que 2022 podría ser otro año récord, con aún más complejos de apartamentos terminados y más unidades de alquiler disponibles.

Incluso con la avalancha de nuevas unidades de alquiler, ninguno de los datos indica que Austin está satisfaciendo la demanda de los inquilinos. Las unidades se llenan rápidamente.

A construction site
Gabriel C. Pérez
Construction of new apartment complexes is booming in Austin. In the first half of 2021, just over 4,000 new homes became available to rent.

Expertos en bienes raíces miden la demanda de vivienda con lo que se llama absorción, o el número de unidades de alquiler que se ocupan cada año. En lo que va del año, el número de apartamentos “absorbidos” ha superado el número de nuevas unidades construidas.

“Hemos absorbido más [viviendas] de las que se agregaron”, dijo Davis. “Esto te dice que la demanda es más alta que la oferta, y es mucho más alta”.

Y al menos que algo cambie, el resultado será un rápido aumento de los precios de alquiler.

“Sin lugar a dudas, es la tasa de crecimiento más rápida que hemos experimentado en los últimos seis u ocho meses, en cualquier momento, o tan siquiera desde que yo comencé a rastrear el crecimiento en Austin, hace unos 25, 30 años”, dijo Heimsath.

“Tan molesto y tan enojado”

Hannah Willis gana $15 la hora ingresando datos para el sitio de ofertas de empleo Indeed. Es el trabajo mejor pagado que esta joven de 24 años ha tenido en su vida.

“Yo era mesera”, dijo Willis. “También era barista”.

Desde que Willis se mudó a Austin desde Phoenix hace tres años, ha estado alquilando un apartamento a las afueras del norte de Austin, cerca de Cedar Park, con una amiga de su ciudad natal.

Recientemente, esta amiga se mudó de regreso a Arizona porque ya no podía permitirse vivir en Austin. Su contrato de arrendamiento vence a finales de mes, y Willis dice que no puede darse el lujo de quedarse, incluso si es que llegara a encontrar un nuevo compañero de piso.

“Es un departamento de dos habitaciones y dos baños de $1,200, y ni siquiera pudimos renovar el contrato de arrendamiento aquí porque aumentaron nuestro alquiler a $1,700 [por mes]”, dijo Willis. “Entonces, literalmente, estamos siendo expulsados de nuestro complejo de apartamentos”.

Willis comenzó a buscar un nuevo lugar este verano con su pareja. Los dos esperaban alquilar un apartamento de dos habitaciones por unos $1,300 al mes, un precio que resultó difícil de encontrar en Austin.

Después de buscar un poco, encontraron un apartamento dentro de sus posibilidades en el norte de Austin. Pero no pudieron ver el apartamento que les interesaba alquilar; el complejo estaba tan lleno que la gerencia solo podía dejarles ver uno similar.

Cuando Willis y su pareja se presentaron para el recorrido, se llevaron otra sopresa.

“Entramos y nos dijeron que los precios ya habían subido”, dijo Willis.

En una semana, el precio aumentó de $1,335 al mes a $1,445 al mes. Era más de lo que podían pagar.

Willis se sentó en el departamento modelo, exasperada.

“Estaba tan molesta y tan enojada”, dijo Willis. “Se sentía tan imposible tener un departamento de dos habitaciones dentro de nuestro rango de precios. …Hace exactamente un año, fue mucho más fácil para mí encontrar un lugar”.

¿Tienes un tip noticioso? Envía un correo electrónico a Audrey McGlinchy a audrey@kut.org. También puedes seguirla en Twitter @AKMcGlinchy.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación para apoyarlo. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Traducido por Carola Guerrero De León.

Related Content