Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

Plan del aeropuerto de almacenar el combustible de los aviones a menos de 500 pies de residencias enfrenta oposición en la comunidad

A look down McCall Lane, a street located west of Austin-Bergstrom International Airport
James Christenson
/
KUT
McCall Lane está situada justo al oeste del Aeropuerto Internacional de Austin-Bergstrom. Algunos residentes están preocupados por los planes de almacenar hasta 6 millones de galones de combustible para aviones a unos cientos de metros de sus casas.

Read this story in English.

Los planes para almacenar millones de galones de combustible para aviones a unos cientos de metros de las casas en McCall Lane se enfrentan a la resistencia de los vecinos preocupados por su seguridad.

Los funcionarios del Aeropuerto Internacional de Austin-Bergstrom (ABIA por sus siglas en inglés) han dicho que el almacenamiento de hasta 6 millones de galones de combustible para aviones no supone prácticamente ningún riesgo para los residentes de la zona, pero las protestas han llevado al Ayuntamiento a ordenar una nueva ronda de reuniones con los residentes y un análisis para determinar si la instalación podría emitir gases tóxicos.

An illustration showing the jet fuel tank farm
Burns & McDonnell
/
City of Austin
Esta ilustración del parque de tanques de combustible para aviones muestra dos tanques de almacenamiento de 1.5 millones de galones, pero el sitio se está construyendo para acomodar hasta cuatro tanques de este tipo.

"Definitivamente queremos ser un buen socio de nuestra comunidad y trabajar con ellos", dijo la directora general de ABIA, Jacqueline Yaft, que está entre los cuatro finalistas para dirigir el Aeropuerto Internacional de Orlando y será entrevistada públicamente la próxima semana. "Estaremos encantados de responder a cualquier otra pregunta o inquietud".

Amanda Carrillo at McCall Lane Austin
Patricia Lim
/
KUT
Amanda Carrillo está tratando de concientizar a sus vecinos acerca de un plan para una granja de tanques de combustible para aviones en el aeropuerto.

Pero algunos vecinos del aeropuerto dicen que tienen la sensación de que sus preocupaciones han sido ignoradas y que conseguir cierta información sobre el proyecto ha sido difícil.

"Muchos de mis vecinos no están al tanto de nada", dijo Amanda Carrillo, una residente de McCall Lane que ha estado tratando de concientizar sobre las nuevas instalaciones y sus efectos en la comunidad. "Siento que se aprovechan de nosotros porque saben que somos minorías. Somos hispanohablantes y [mis vecinos] no lo entienden".

"¿Y si explota? Dicen que no. Pero, ¿y si lo hace?", dijo.

Aeropuerto dice que es crítico tener más tanques `de combustible

El parque de tanques tendría inicialmente un par de depósitos especiales combustible para aviones con capacidad de 1.5 millones de galones, con espacio para otros dos tanques de 1.5 millones de galones adicionales.

Los tanques se llenarían con combustible para aviones que debe ser transportado desde una instalación en Smithville. El combustible liego se llevaría por tuberías subterráneas desde el nuevo parque de tanques hasta la instalación donde se reabastecen los camiones que cargan combustible a los aviones.

A comparison of two illustrations of the tank farm, one showing a "typical visual" where the facility could be plainly viewed from the highway, another showing the tank farm partially obscured with a fence and trees.
Burns and McDonnell
/
City of Austin
El diseño original del parque de tanques se modificó para incluir una valla que ocultara parcialmente la vista de la instalación. El cambio se hizo para satisfacer a los vecinos, según un portavoz del aeropuerto.

Los planes a largo plazo prevén que tuberías vayan desde la nueva instalación directamente a la terminal Barbara Jordan, donde cada puerta de embarque estaría equipada con un hidrante para abastecer de combustible a los aviones.

El parque de tanques de combustible para aviones es uno de los más de 60 proyectos que forman parte un proyecto de ampliación plurianual del Aeropuerto Internacional de Austin-Bergstrom, basada en un plan a largo plazo aprobado por el Concejo de la Ciudad de Austin.

Los responsables del aeropuerto afirman que el proyecto es muy necesario. Tras una caída inicial de los viajes aéreos provocada por la pandemia, el crecimiento del número de pasajeros ha vuelto a superar los niveles de 2019. El año pasado, el aeropuerto registró el primer y segundo día de más actividad en su historia. Las autoridades esperan que el número de pasajeros y vuelos se duplique en 20 años.

"La mayoría de los aeropuertos tienen de cinco a siete días de combustible [almacenado]", dijo Yaft. "Nosotros tenemos de uno a dos".

Las aerolíneas están preocupadas por la cantidad de combustible almacenado en ABIA, dijo Yaft, especialmente dada la trayectoria de crecimiento del aeropuerto. El año pasado, en los días de mayor afluencia, al menos tres vuelos tuvieron que ser desviados para recargar gasolina.

El personal del aeropuerto proporcionó una lista de las características de seguridad de las instalaciones de almacenamiento, entre ellas:

  • Personal y vigilancia 24 horas al día, 7 días a la semana.
  • Una estructura de contención de derrames alrededor de los tanques con un sistema de detección de corrosión para alertar a los operadores de las fugas en tiempo real.
  • Sistemas de extinción de incendios dentro de cada tanque.
  • Inspecciones cada tres meses por parte de los bomberos destacados en el aeropuerto.
  • Tanques que soportan el calor exterior y mantienen la temperatura del combustible controlada.

El proyecto incluye la renovación por valor de 800,000 dólares de la intersección entre la carretera U.S. 183 y Metropolis Drive, por la que los camiones accederían a las instalaciones. En la actualidad, entre 75 y 80 camiones cisterna suministran combustible al aeropuerto a diario, y las operaciones se realizan prácticamente a todas horas.

A map showing future plans for the airport
City of Austin Department of Aviation
Este mapa suministrado por los funcionarios del aeropuerto ilustra el lugar donde se ubicaría la instalación de combustible. La imagen está orientada de manera que el norte está a la izquierda y el sur a la derecha.

El proyecto de parque de tanques ya ha obtenido aprobaciones federales, estatales y locales, incluyendo un reporte de la Administración Federal de Aviación (FAA) que indica que el proyecto no tendría un impacto significativo en la calidad del aire ni plantearía riesgos para la salud y la seguridad.

Sin embargo, la FAA señaló en un comunicado que la agencia no tiene ninguna normativa ni orientación sobre la distancia que debe tener un parque de combustible respecto a las propiedades situadas fuera del perímetro del aeropuerto.

A menos de 500 pies de distancia

Los vecinos han instado a los funcionarios a considerar la posibilidad de ubicar la instalación en otra parte de la propiedad de 6,6 millas cuadradas del aeropuerto.

Según un análisis realizado por la empresa local de planeamiento Thrower Design, el depósito más al sur del plan del emplazamiento estaría a menos de 500 pies de la residencia más cercana. Un portavoz del aeropuerto confirmó que la distancia era exacta.

An analysis of the tank farm site map by Thrower Design
Thrower Design
/
La empresa de planeamiento Thrower Design, contratada por Howard Yancy, elaboró un análisis del plano del emplazamiento que mostraba que la zona de contención del depósito más al sur estaría a unos 417 pies de la propiedad residencial más cercana.

Thrower Design fue contratado por Howard Yancy, presidente de Zydeco Development, empresa propietaria del parque empresarial MetCenter de 550 acres en Metropolis Drive. Una parte del parque empresarial, aún por desarrollar, se encuentra directamente al otro lado de la autopista, frente al lugar propuesto para el parque de tanques.

"No podemos construir oficinas en el lugar, porque no se puede alquilar espacio de oficinas donde alguien tiene vistas a un parque de tanques de combustible para aviones", dijo Yancy. "Ha habido problemas con los parques de tanques de combustible. Puede que no sea una probabilidad alta, pero sigue siendo un riesgo importante".

"El sentido común te dice que cuando el Departamento de Aviación dice que no hay otro lugar para poner esta granja de tanques de combustible para jets en un pedazo de propiedad de 7 millas cuadradas, eso simplemente no puede ser correcto", dijo Yancy.

Los responsables del aeropuerto afirman que eligieron el lugar porque no entra en conflicto con el futuro desarrollo del aeropuerto y es ideal para instalar líneas de transmisión subterráneas.

Pero los residentes que dormirán a unos cientos de metros del parque de tanques no se sienten reconfortados por los planes de desarrollo del aeropuerto.

"Realmente no quiero que esté ahí", dijo Carrillo. "Esto no es bueno".

Concejo de la Ciudad interviene

En respuesta a las protestas de los vecinos, el Concejo de la Ciudad de Austin ordenó en diciembre al departamento de aviación de la ciudad que realizara una nueva ronda de reuniones con la comunidad. El consejo también quiere que el personal de aviación proporcione más información sobre la posible contaminación atmosférica que podría generar el parque de tanques.

"¿Cuál es la exposición al riesgo? ¿Qué se está haciendo para mitigar esos riesgos? ¿Debería considerarse más la posibilidad de tener esta instalación de almacenamiento de combustible en esa zona?", dijo la concejal de Austin Vanessa Fuentes, cuyo distrito incluye el aeropuerto y los barrios circundantes.

En cumplimiento de la resolución del Ayuntamiento, los responsables del aeropuerto han programado tres reuniones comunitarias sobre el parque de tanques para un solo día a finales de mes.

Las reuniones no son un debate sobre la posibilidad de modificar el proyecto, sino que pretenden ser reuniones informativas para responder a las preguntas de los residentes. Quienes deseen asistir deben confirmar su asistencia llamando al 311 o enviando un correo electrónico a AirportEngagement@AustinTexas.gov.

Están previstas dos reuniones presenciales el sábado 29 de enero, de 9:30 a 10:30 y de 11:00 a 12:00. Una reunión virtual/convocatoria está prevista de 15 a 16 horas. Cada reunión tendrá la misma información, y se ofrecerán traducciones al español.

Los responsables del aeropuerto tienen hasta el 7 de febrero para informar al ayuntamiento sobre el desarrollo de las reuniones comunitarias. Un estudio sobre los efectos del almacenamiento de combustible en la calidad del aire debe realizarse antes del 9 de marzo.

A view of Austin-Bergstrom International Airport from McCall Lane
Patricia Lim
/
KUT
Una vista del Aeropuerto Internacional Austin-Bergstrom desde McCall Lane.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Related Content