Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español
La semana del 14 de febrero, el centro de Texas experimentó un clima invernal histórico que incluyó varios días bajo temperaturas bajo cero. El aguanieve siguió a la nieve y a la lluvia helada, lo que provocó una avería en la red eléctrica y cortes de luz generalizados. Los depósitos de agua se agotaron, dejando a miles de residentes sin servicio durante días.

Hay ansiedad por la red eléctrica de Texas ante el clima invernal. Pero hasta ahora, las condiciones han sido bastante normales.

Control room at the Electric Reliability Council of Texas
Julia Reihs
/
KUT
Tras el apagón del año pasado, muchos tejanos se preguntan si la red eléctrica del estado aguantará en caso de mal tiempo.

Read this story in English.

El clima invernal llegó a Texas este mes. Los vientos no sólo trajeron el frío, sino también el recuerdo de las mortales heladas y los apagones de febrero del año pasado. Es comprensible que la gente se ponga nerviosa. Pero, según los expertos, el clima que hemos tenido hasta ahora no podía provocar un apagón. Entonces, ¿qué nos dice el comportamiento de la red eléctrica sobre su preparación para la próxima gran tormenta?

En primer lugar, un poco de contexto sobre el tiempo de este mes.

"Diría que, en general, enero de 2022, hasta ahora, ha sido aburridamente normal", dice Victor Murphy, director del programa climático del Servicio Nacional de Meteorología.

Murphy ha hecho los cálculos. Dice que las bajas temperaturas de este mes son más o menos lo que los tejanos deberían esperar cada invierno, cada año. Lo mismo ocurre con el patrón de frío que experimentamos, que Murphy describió como "mañanas frías durante uno o dos días, seguidas de dos o tres días de temperaturas moderadas y luego las cosas vuelven a enfriarse".

Es algo normal, dice, nada parecido a la tormenta del año pasado y nada que pueda poner en peligro la red eléctrica.

Pero eso no ha impedido que la gente se preocupe.

Antes de la helada del 20 de ene, muchos tejanos anticipaban, o al menos se preparaban, para otro apagón. El miedo era tal vez más evidente en las redes sociales, pero también se deslizó en el mundo real con la gente abasteciéndose en las tiendas de comestibles.

Ross Ramsey, del Texas Tribune, dice que no es una sorpresa después de lo que pasaron el año pasado "sentados en sus casas congelándose y preguntándose si estaban en verdadero peligro".

Ramsey dice que tampoco es una sorpresa que el estado de la red se haya convertido en un tema político en un año de elecciones.

Winter Prep Heather.mp4

Los demócratas han arremetido contra el gobernador Greg Abbott por el apagón.

"¿Quieres que Texas se vuelva azul? Sólo hay que poner a Texas azul", bromea Ramsey haciendo referencia al color que toman las extremidades humanas en heladas temperaturas. "Si [los votantes] vuelven a pasar frío así, van a culpar a alguien".

El gobernador ha respondido con la apuesta política de prometer que "las luces seguirán encendidas" este año.

"La apuesta [del gobernador] es que el año pasado fue una anomalía, y que este año será normal y que no habrá el tipo de clima que hubo el año pasado", dice Ramsey.

Toda esa ansiedad y ese giro político se producen mientras las instituciones que operan y regulan el sistema energético de Texas sufren una crisis de credibilidad que muchos calificarían de merecida.

Entonces, ¿qué nos ha enseñado nuestro primer mes de frío desde el apagón sobre el estado de la red?

"Lo que aprendimos del invierno pasado es que las centrales eléctricas se congelan. Lo que hemos aprendido de este invierno es que puedes preparar la central eléctrica para el invierno. Pero si no se acondiciona su suministro de combustible, sobre todo de gas natural, esa central no puede funcionar"
Alison Silverstein, energy consultant

Por un lado, la ausencia de un apagón no significa que la red esté arreglada.

"Lo que significa es que las cosas [este mes] no han ido tan mal y no hemos metido la pata", dice Alison Silverstein, consultora en temas energéticos. "Pero eso no significa que las cosas sean perfectas y que nunca vayamos a meter la pata".

Silverstein ha trabajado tanto en la Comisión de Servicios Públicos de Texas como en la Comisión Federal de Regulación de la Energía. Después del pasado invierno, ella y un grupo de antiguos reguladores elaboraron una lista de reformas que, según ellos, reforzarían la red. Entre las ideas están el aumento de los objetivos estatales de eficiencia energética, la obligación de contar con energía de reserva para las instalaciones críticas y la garantía de que las empresas de servicios públicos puedan rotar mejor los cortes de energía.

"La mayoría de los puntos de esa lista aún no se han tocado", dice.

Este invierno también ha demostrado lo frágil y poco regulado que sigue siendo el sistema de gas natural de Texas.

Durante la primera helada del año, la producción de gas en Texas cayó precipitadamente, interrumpiendo el suministro a algunas centrales eléctricas. Antes de la segunda helada, se acusó a la empresa de gasoductos Energy Transfer de amenazar con suspender el suministro de gas a las centrales eléctricas como parte de una negociación contractual.

Energy Transfer dice ahora que su posición fue tergiversada. Pero Silverstein dice que "el sistema de gas sigue pareciendo el Lejano Oeste".

"Lo que aprendimos del invierno pasado es que las centrales eléctricas se congelan", dice. "Lo que hemos aprendido de este invierno es que puedes preparar la central eléctrica para el invierno. Pero si no se acondiciona su suministro de combustible, sobre todo de gas natural, esa central no puede funcionar".

Hasta ahora ninguna de estas cosas ha impedido que los tejanos tengan electricidad. Pero le preocupa lo que significan para la red durante la próxima gran tormenta de invierno.

Al fin y al cabo, el tiempo no puede seguir siendo aburrido para siempre.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Related Content