Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations

Por una nueva ley estatal se rechaza un gran número de votos por correo en Texas

ballots.jpeg
LM Otero
/
AP
Miles de votos por correo están siendo rechazados de cara a las próximas elecciones primarias del estado de Texas.

Read this story in English

Semanas antes de las elecciones primarias del 1 de marzo, los funcionarios electorales locales de Texas están devolviendo los votos por correo a miles de personas que los habían entregado, alegando problemas con los requisitos de identificación creados por la nueva y controversial ley de voto del estado.

En el condado de Harris -el más grande de Texas, donde se encuentra Houston- los funcionarios electorales dijeron que habían recibido 6,548 papeletas de voto por correo hasta el sábado y que habían devuelto casi 2,500 -alrededor del 38%- para ser corregidos debido a una identificación incorrecta.

Se trata de una tasa de rechazo mucho más alta de lo habitual.

Isabel Longoria, la administradora de las elecciones del condado de Harris, dice que es un problema grave.

"Los votos por correo son los votos de la gente", dice Longoria. "Así que estoy muy preocupada, no sólo por la complejidad del proceso, sino por cómo esa complejidad añadida va a aumentar el número de votos por correo que tenemos que rechazar".

Las votaciones para las primarias del 1 de marzo que se están llevando a cabo en Texas son las primeras elecciones importantes que se celebran en el estado desde que entró en vigencia el Proyecto de Ley 1 (SB 1, en inglés) del Senado, una ley respaldada por el Partido Republicano que introdujo cambios radicales en el código electoral de Texas.

Porqué se rechazan los votos por correo

En todo el país, varios estados han restringido sus programas de voto por correo tras las elecciones de 2020. Texas, sin embargo, ya tenía uno de los programas con más limitaciones. Sólo los votantes mayores de 65 años, las personas con discapacidades, quienes estén fuera de la ciudad o en la cárcel pueden emitir un voto por correo en Texas.

A pesar de las advertencias de los grupos que representan a los votantes de edad avanzada y a los votantes con discapacidades, los legisladores estatales incluyeron en la ley nuevas restricciones para el voto por correo.

La ley SB 1 exige que la identificación que los votantes utilicen cuando voten por correo -ya sea un número de licencia de conducir o un número parcial del Seguro Social- coincida con el que figura en su registro de votantes. Esta nueva norma se aplica tanto a la solicitud de voto por correo como al sobre de devolución que los votantes utilizan para enviar su boleta a los funcionarios electorales.

Este requisito ya ha puesto en aprietos a miles de votantes que solicitan el voto por correo y que no recuerdan qué documento de identidad utilizaron para registrarse, a veces hace décadas.

Chris Davis, el administrador de las elecciones en el condado de Williamson, al norte de Austin, dice que él y muchos otros funcionarios locales estaban nerviosos de que este problema fuera aún mayor a medida que los votantes enviaran sus boletas con su voto.

"Todos los funcionarios electorales del condado estamos lamentablemente anticipando un mayor número de rechazos de votos por correo", dice. "Y el margen para solucionarlo es mucho, mucho más estrecho", explica.

Cómo se pueden solucionar los problemas con las boletas 

James Slattery, abogado senior del Texas Civil Rights Project (Proyecto de Derechos Civiles de Texas), dice que los funcionarios electorales y los votantes se enfrentan a una gran crisis cuando se trata de resolver cualquier problema de identificación que surja con una boleta de voto por correo devuelta.

"Básicamente, si hay un problema con su número de identificación en un sobre de devolución de voto por correo, el proceso depende de cuándo se identifique el problema", dice.

Si el problema se detecta enseguida, los funcionarios electorales pueden devolver la boleta para que sea modificada y entonces el votante puede volver a enviarla por correo a tiempo. Sin embargo, Slattery afirma que muchos de los problemas con las boletas de voto por correo se detectan tarde. Esto se debe a que a veces la boleta tarda en llegar al votante. Además, a la gente le gusta tomarse su tiempo con su voto, dice, por lo que lo devuelven bastante cerca de la fecha límite.

Slattery dice que por eso es más probable que los funcionarios electorales tengan que recurrir a otro proceso.

"El condado puede -pero no está obligado- a ponerse en contacto con el votante y decirle: 'Puede cancelar su boleta de voto por correo y votar en persona, o venir a la oficina del secretario en persona dentro de los seis días de las elecciones para solucionar el problema'", dice. "Ese es un proceso muy complicado... que obviamente no es útil para la gente que no está en Texas".

Los funcionarios electorales del estado dicen que hay medidas que los votantes pueden tomar para evitar estos problemas.

Sam Taylor, secretario de estado adjunto para las comunicaciones, dice que un votante de Texas que ya está registrado puede actualizar su registro en línea - incluso después de la fecha límite de registro - en un nuevo sitio web que el estado creó para asegurarse de que tiene todas las identificaciones que el votante utiliza.

"No estás cambiando nada al añadir información a tu registro de votante, sólo lo estás haciendo más completo", dice y aclara que "esto no reinicia el reloj en términos de si estabas registrado o no a la fecha límite para las primarias de marzo".

Pero Grace Chimene, presidenta de la Liga de Mujeres Votantes de Texas, dice que esa no es una solución ideal, especialmente para los votantes mayores y con discapacidades.

"Que se les diga que hay cambios como este y que la expectativa sea que se supone que tienen que entrar de una manera complicada y ser capaces de averiguar cómo actualizar su tarjeta de registro de votantes, creo que es realmente una vergüenza", dice.

Taylor dice que su oficina también está recomendando que los votantes proporcionen tanto su número de Seguro Social como el de su licencia de conducir -si los tienen- en su solicitud y al enviar de nuevo las boletas, por si acaso.

Taylor dice que los funcionarios electorales del estado no quieren que se rechacen las boletas de voto por correo.

"La posición abierta del secretario es que esperamos que ese número sea cero", dice. "Obviamente, no queremos que se rechace la solicitud de voto por correo ni que se rechace la boleta de nadie que tenga derecho a votar por correo", agrega.

Los grupos de votantes en Texas están diciendo a las personas que envíen sus boletas de voto por correo tan pronto como puedan. De esa manera, hay tiempo suficiente para solucionar un problema. Y los funcionarios electorales locales dicen que están haciendo todo lo posible para poner a los votantes al tanto de lo que ha cambiado.

En última instancia, dice Longoria, del condado de Harris, los trabajadores electorales del condado tienen tiempo y recursos limitados para resolver la confusión creada por las nuevas reglas de votación.

"Esto no es algo que pueda solucionar", dice. "No importa cuántas horas me quede despierta en el día, no importa cuántos miembros del equipo tengamos aquí, no importa cuántas personas pongamos en los teléfonos para ayudar a los votantes - al final del día, esto perjudica a los votantes".

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Ashley Lopez covers politics and health care. Got a tip? Email her at alopez@kut.org. Follow her on Twitter @AshLopezRadio.