Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

El Consejo de la Ciudad de Austin cierra el libro de multas por retraso en las bibliotecas

The back of a person in between two rows of bookshelves
Sheryl Wong for KUT
El sistema de Bibliotecas Públicas de Austin ha eliminado las multas por libros atrasados.

Read this story in English

Rosie Ninesling se describe a sí misma como una "delincuente de biblioteca".

"Cada vez que voy, saco una pila enorme de libros y luego me pierdo entre los libros y no me doy cuenta de que están atrasados", dijo. "He acumulado un montón de multas, lo cual es horrible".

Ninesling, que trabaja en el Austin Monthly, debía recientemente más de $50 en multas de atraso después de llevarse los libros de la biblioteca a Dallas para sus vacaciones. No pudo renovarlos mientras estaba fuera de la ciudad, por lo que vio cómo aumentaban las multas atrasadas.

Acabó pagando una parte de las multas, lo suficiente para poder tomar prestados más libros.

"Sé que podría permitirme ir y pagar todas mis multas. Pero aún no lo he hecho", dijo Ninesling. Señaló que otras personas podrían no poder pagar las multas y dejar de ir a la biblioteca como resultado.

"Creo que cualquier cosa que disuada a la gente de ir a la biblioteca no es buena", dijo.

Los miembros del Consejo de la Ciudad de Austin están de acuerdo. Este jueves votaron a favor de que la Biblioteca Pública de Austin sea un sistema bibliotecario libre de multas por retraso, en el que devolver un libro con atraso no tenga un precio.

"Lo que realmente queremos hacer es asegurarnos de que no estamos poniendo barreras a las personas que utilizan nuestro increíble sistema de bibliotecas públicas", dijo a KUT la concejal Kathie Tovo, partidaria de la medida, antes de la votación.

Los usuarios de la biblioteca seguirán teniendo que pagar por los libros perdidos o dañados. Un representante de la biblioteca dijo que una ley estatal prohíbe que la medida se aplique de forma retroactiva, lo que significa que el voto del consejo no exime de las multas atrasadas a las personas que actualmente las deben.

La biblioteca está estudiando si puede utilizar el dinero de su brazo sin fines de lucro, la Fundación de la Biblioteca Pública de Austin, para pagar las multas actuales de los usuarios. Tovo dijo este jueves que espera que la ciudad pueda encontrar recursos para eliminar estas multas.

En 2018, la Biblioteca Pública de Austin eliminó las multas por retraso de los materiales para niños. Pero hasta la votación del jueves, la ciudad seguía multando a la gente por otros materiales atrasados: 25 centavos al día por libro, hasta $10 dólares por cada material.

El gráfico que sigue muestra cuanto dinero ha recolectado en multas por retrasos el Sistema Público de Librerías de Austin

Eso puso a las bibliotecas de Austin en la acera opuesta de cientos de otros sistemas de bibliotecas públicas en todo el país, incluyendo la Biblioteca Pública de San Francisco y la Biblioteca Pública de Nueva York, que eliminaron las multas por retraso en 2019 y 2021, respectivamente.

Dana Conners, subdirectora de la Biblioteca Pública de Austin, dice que apoya la eliminación de las multas por retraso.

"Estamos muy entusiasmados con la medida", dijo. "Creemos que será un cambio para la gente - las personas que no han estado en la biblioteca en mucho tiempo porque sienten que no pueden sacar materiales porque tendrán multas acumuladas".

Cuando los usuarios de la biblioteca acumulan 25 dólares o más en multas, ya no se les permite sacar libros. Conners dijo que esto afecta más comúnmente a los residentes de menores ingresos.

"Se trata realmente de equidad", dijo. "Las personas que generalmente tienen sus tarjetas bloqueadas porque no pueden pagar sus multas atrasadas suelen ser las de menor ingreso, que son las que más necesitan nuestros servicios".

People sit and stand at tables in the Austin Central Library
Sheryl Wong for KUT
Cuando los usuarios acumulaban más de 25 dólares en multas, ya no podían sacar libros.

Si los materiales permanecen en estado de atraso durante un par de meses, la biblioteca envía esa factura a una agencia de cobros. Según los datos compartidos con KUT, entre 2018 y 2019 la Biblioteca Pública de Austin envió las facturas de aproximadamente 4,100 titulares de tarjetas a las agencias de cobro; ese número se redujo significativamente durante la pandemia.

La eliminación de las multas por materiales atrasados significa una pérdida de ingresos para la ciudad. En 2019, la Biblioteca Pública de Austin recaudó $182,651 en multas atrasadas. Los usuarios pagaron muchas menos multas en los últimos dos años, por razones relacionadas con la pandemia, y los ingresos de la biblioteca por multas se redujeron en más de $100,000 anuales.

Tovo dijo que este dinero tendrá que ser recuperado de otro sitio.

"Tendrá un impacto", dijo. El personal de la ciudad ha estimado que la reducción de las multas podría costar a la ciudad hasta $350,000 al año. "Nos estamos adentrando en un año presupuestario realmente complicado, por lo que tenemos que ser conscientes de buscar formas de aumentar los ingresos".

Sin embargo, Conners y otros partidarios afirman que el dinero que la ciudad deje de percibir por la eliminación de las multas atrasadas podrá recuperarse con los libros. Cuando el sistema de la Biblioteca Pública de Chicago suprimió las multas por retraso, la biblioteca informó de un aumento de libros devueltos.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Related Content