Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

El tiroteo de Uvalde revela la profunda división política de Texas sobre las armas. ¿Habrá algún cambio?

A person puts their hand on the back of another person near photos, flowers and candles on the steps of the Capitol.
Michael Minasi
/
KUT
Una persona posa su mano en la espalda de otra cerca de fotos, flores y velas en las escaleras del Capitolio.

Read this story in English

Tres días después del tercer tiroteo masivo más mortífero en la historia moderna de Texas, la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) celebra su conferencia anual en Houston, a menos de 300 millas de Uvalde.

La decisión de la NRA de seguir adelante con su reunión anual ya ha recibido críticas de muchos demócratas y defensores de la seguridad. También es un claro ejemplo de las polémicas líneas políticas trazadas sobre los derechos y el control de armas en un estado que cuenta con algunas de las leyes menos restrictivas del país en materia de armas de fuego.

El tiroteo del martes en la escuela elemental Robb de Uvalde dejó 19 niños y dos adultos muertos. El sospechoso fue abatido por los agentes de seguridad. Otras 17 personas resultaron heridas.

"Siempre nos incomoda que ocurran estas cosas", dijo César Espinosa, director ejecutivo de la organización sin fines de lucro Familias Inmigrantes y Estudiantes en la Lucha (FIEL), con sede en Houston. "Pero en los albores de esta tragedia masiva, definitivamente agrega un insulto a la herida".

FIEL forma parte de una coalición de organizaciones locales y estatales que planean protestar frente al Centro de Convenciones George R. Brown, sede de la reunión anual de la NRA.

Tras el tiroteo del martes, algunos prominentes conservadores cancelaron sus apariciones programadas en la conferencia, incluido el gobernador Greg Abbott. El gobernador tenía previsto hablar, pero se echó atrás a última hora del jueves y en su lugar viajará a Uvalde, según su oficina. El gobernador envió un vídeo pregrabado a la convención el viernes.

El vicegobernador Dan Patrick, que tenía previsto aparecer en el desayuno de la NRA el viernes por la mañana, anunció su cancelación apenas unas horas antes del inicio de la convención. En un comunicado, Patrick dijo que tomó la decisión después de hablar con funcionarios de la NRA, y que era importante centrarse en las personas más afectadas por el tiroteo del martes.

"Aunque soy un firme partidario de la Segunda Enmienda y miembro de la NRA, no quisiera que mi aparición de hoy trajera más dolor o tristeza a las familias y a todos los que sufren en Uvalde", dijo Patrick.

El senador John Cornyn se retiró del evento después del tiroteo, citando conflictos de agenda, pero el senador Ted Cruz todavía está programado para hablar.

La llegada de la NRA a Texas para su conferencia anual no es sorprendente: su reunión de 2018 fue en Dallas, y algunos de los principales políticos del estado tienen una calificación A+ de la organización.

Según el sitio web de la NRA, una calificación A+ se otorga a "un legislador que no solo tiene un excelente historial de votación en todos los temas críticos para la NRA, sino que también ha hecho un esfuerzo vigoroso para promover y defender la Segunda Enmienda”.

Además, el grupo ha respaldado financieramente muchas campañas de políticos de Texas.

Según Axios, con 442,000 dólares, Cruz es el que más dinero ha recibido de la NRA. Mientras tanto, la campaña de Cornyn ha recibido la tercera mayor cantidad de contribuciones de por vida de la NRA, con 340,000 dólares.

Llamados a una reforma de las armas 

Horas después del tiroteo, numerosos legisladores demócratas y defensores de la seguridad de armas de fuego dijeron que una reforma de las armas era de vital importancia.

El miércoles, Beto O'Rourke -el ex congresista de El Paso que compite con Abbott por su puesto en noviembre- interrumpió la conferencia de prensa del gobernador en Uvalde, culpándolo del tiroteo en la escuela primaria.

Después de ser escoltado fuera de la conferencia de prensa, O'Rourke dijo a los periodistas que el gobernador ha ignorado las soluciones que podrían haber evitado el tiroteo, como la prohibición de la venta de rifles de tipo AR-15 y las leyes de almacenamiento seguro de armas.

"Esas son... soluciones que han sido planteadas por el pueblo de Texas, cada una de ellas tiene un amplio apoyo bipartidista", dijo O'Rourke. "Ahora mismo, podríamos conseguirlo - si tuviéramos un gobernador que se preocupara más por la gente de Texas que por su propia carrera política o su fidelidad a la NRA".

O'Rourke también se refirió a las llamadas leyes de "bandera roja" como una solución. Se trata de una medida que permitiría a los jueces ordenar la incautación de las armas de fuego de una persona considerada una amenaza inmediata.

El vicegobernador Dan Patrick, republicano, ha sido una de las figuras más destacadas del estado en contra de las leyes de bandera roja.

Liz Hanks, que lidera el capítulo de Texas del grupo de control de armas Moms Demand Action (Madres que Demandan Acción), dijo a The Texas Newsroom que los tejanos tratan el tema de las armas de forma diferente a otros estados.

"Es una bestia totalmente diferente", dijo Hanks. "La mayoría de la gente tiene armas de fuego, y simplemente lo aceptas como el statu quo".

Aunque Hanks dijo que la gente debería poder llevar armas de fuego de forma segura, le preocupan las posibles acciones futuras de la Legislatura de Texas. Por ejemplo, está en contra de ampliar la ley estatal de portación sin permiso -que eliminó el requisito de tener un permiso para portar un arma de fuego- a los jóvenes de 18 años.

La ley actual, firmada por el gobernador Abbott el año pasado, permitía a la mayoría de los tejanos mayores de 21 años llevar un arma de fuego sin licencia.

Según las encuestas, las recientes acciones del estado para relajar las restricciones en torno a las armas de fuego no están en línea con lo que la mayoría de los tejanos quieren.

Una encuesta de febrero del Texas Politics Project mostró que el 43% de los votantes encuestados dijo que quería leyes de armas más estrictas. Sólo el 16% dijo que quería leyes menos estrictas.

Propuestas republicanas

A pesar del tiroteo de esta semana en Uvalde, es poco probable que la mayoría republicana de Texas apruebe una legislación para regular el uso de las armas.

En una entrevista concedida el miércoles a Newsmax, un medio de comunicación conservador, el fiscal general de Texas, Ken Paxton, dijo que leyes más estrictas no habrían evitado el tiroteo de Uvalde.

"Ya tenemos leyes contra el asesinato de personas y a este individuo aparentemente no le importó qué dice la ley", dijo. "Tener una ley de armas que le dijera que no tuviera un arma no creo que hubiera evitado nada de esto".

Paxton acusó a los demócratas de tener una agenda política que busca limitar el acceso a las armas.

Además, en una conferencia de prensa el miércoles por la tarde, el gobernador Abbott desestimó los llamados a la reforma de armas.

"La capacidad de un joven de 18 años para comprar un arma larga ha estado vigente en el estado de Texas durante más de 60 años", dijo Abbott. "¿Por qué durante la mayor parte de estos 60 años no hemos tenido tiroteos en las escuelas? ¿Y por qué los tenemos ahora?".

Abbott dijo que no tenía la respuesta a eso, pero afirmó que ha hablado con expertos que dijeron que la "salud mental" podría ser la razón.

Sin embargo, según Abbott, el tirador de Uvalde no tenía antecedentes de problemas de salud mental.

Otros republicanos han propuesto armar a los profesores o añadir fuerzas de seguridad a las escuelas.

Hanks, de Moms Demand Actions, dijo que la reacción y las propuestas de los republicanos que ha escuchado esta semana pueden hacer parecer que no hay interés por el cambio - pero ese podría no ser el caso.

"Eso es lo que quieren que pensemos", dijo Hanks. "Y una vez que empecemos a pensar así, habrán ganado la batalla".

Los organizadores se preparan para protestar

Varios grupos de defensa y organizadores se reunirán fuera de la convención de la NRA el viernes, incluyendo FIEL, Black Lives Matter Houston, Indivisible Houston y el Partido Demócrata del Condado de Harris.

Hasta el jueves por la noche, se habían creado varias peticiones exigiendo la cancelación del evento, incluyendo una que ha conseguido más de 285,000 firmas.

Ashton Woods, cofundador de Black Lives Matter Houston, se hizo eco de estas peticiones y dirigió la demanda hacia la ciudad.

"Se trata de personas privilegiadas que piensan que lo que hacen es noble", dijo Woods, "y está lejos de serlo. Si la ciudad de Houston puede encontrar mil millones de dólares para dar a la HPD (Departamento de Policía de Houston) por los excesos de la policía, pueden encontrar dinero para pagar los acuerdos con la NRA".

Esta línea de pensamiento fue reconocida por el alcalde de Houston, Sylvester Turner, durante una reunión del Consejo de la Ciudad el miércoles, aunque se negó a cancelar la reunión. En cambio, Turner cuestionó por qué varios funcionarios asistían al evento para empezar.

"Cancelar la convención dejaría a la ciudad sujeta a una serie de cuestiones legales", dijo Turner. "La cuestión más importante es por qué los funcionarios electos están hablando allí, y qué mensaje envía eso. No se puede rezar y enviar condolencias un día e ir a defender las armas al siguiente".

Las manifestaciones programadas para el viernes comenzaron desde las 10 de la mañana cerca del Centro de Convenciones George R. Brown.

Woods, de Black Lives Matter Houston, dijo que era importante que sus voces fueran escuchadas, especialmente durante un año electoral.

"¿Qué tipo de Estados Unidos podemos tener si no protegemos a la gente que va a ser nuestro futuro? Tenemos que cultivar a la gente y eso comienza con la protección de nuestros niños en las escuelas", dijo Woods.

Related Content