Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations

¿Por qué son tan altas las facturas de electricidad de los tejanos en este momento?

A woman stands outside her home looking at the camera
Lucio Vasquez
/
Houston Public Media
Sandra Edwards, habitante de Houston, cuya casa fue tan dañada por Harvey que estuvo desplazada durante dos años, sólo tenía una habitación habitable cuando la tormenta de invierno llegó en febrero de 2021.

Read this story in English

Sandra Edwards todavía estaba lidiando con los daños del huracán Harvey, tres años antes, cuando la tormenta de invierno golpeó en febrero de 2021.

A causa de los daños, el agua se filtró en su casa del Fifth Ward de Houston y se congeló cuando bajaron las temperaturas.

"Tenía estalacticas en el interior de la casa colgando", dijo Edwards, de 56 años. "Salí de la cama. Tenía hielo en el suelo. No me di cuenta, me resbalé, me caí y me quedé tirada. No sé cuánto tiempo estuve inconsciente. Me quedé allí tirada".

Edwards se despertó en el suelo mojado, con frío y sin electricidad. La electricidad volvió cuatro días después, pero los daños en su casa por las dos tormentas se habían multiplicado. Sus facturas mensuales de energía también habían aumentado, duplicándose en la primavera pasada hasta los 198 dólares.

Se quedó casi sin palabras cuando vio la primera factura con aumentos; la segunda la enfureció.

"Mi factura suele ser de entre 98 y 100 dólares si utilizo mucho mis purificadores [de aire]", dijo Edwards.

Y esas facturas son de la primavera, no del verano, cuando utiliza el aire acondicionado. No es la única. Los consumidores de electricidad de Texas están pagando más por su energía. Entonces, ¿a dónde va el dinero y por qué cuesta más si se siente menos fiable?

Repartir la riqueza

Se podría pensar que la red eléctrica funciona con gas natural o energía eólica, carbón o quizás uranio. Pero en realidad, funciona con dinero.

En Texas se decidió hace décadas que la competencia en el mercado -el afán de ganar dinero- dictaría en gran parte lo que se construye en la red y lo que no. Determina quién vende energía y quién no, y, nos guste o no, quién recibe energía y quién no.

El apagón de 2021 fue la primera vez que mucha gente se dio cuenta de lo complicado que es todo esto desde el punto de vista financiero: un sistema alimentado por intereses contrapuestos, cada uno de los cuales trata de ganar una mayor parte del dinero que se pone en él.

La factura de Edwards es de unos 200 dólares. Vive en Houston, por lo que la paga a un proveedor minorista de electricidad (REP, por sus siglas en inglés). En algunas partes del estado, se paga a una cooperativa eléctrica o a una empresa municipal. Sin embargo, en Houston, Dallas y algunas otras ciudades, los clientes compran energía a un REP y acuerdan un precio fijo por kilovatio/hora durante por un tiempo.

"Piensa en ello como en un intermediario", dice Ed Hirs, economista especializado en energía de la Universidad de Houston. "El tipo de la esquina que vende rosas. ... Es un intermediario porque ha tenido que comprar las rosas en la parte trasera del camión del aeropuerto que vino de algún lugar de Sudamérica el día anterior".

Los REP no fabrican la energía, sólo son el escaparate para que los clientes comparen las tarifas energéticas.

El REP se queda con una parte del dinero de Edwards y utiliza el resto para comprar la energía que le prometió. Digamos que 10 dólares de su factura de 200 dólares se quedan en el REP y que los 190 dólares dan el siguiente paso a través del Consejo de Fiabilidad Eléctrica de Texas, o ERCOT. (Nota: Son solo estimaciones sencillas utilizadas como ejemplo, no de lo que se cobra en realidad).

ERCOT es un mercado, como una especie de controlador aéreo, y una entidad cuasi gubernamental sin ánimo de lucro, todo en uno. Fija el precio para que el REP contrate con el generador de energía para comprar la electricidad real. ERCOT cobra una comisión por esta transacción, digamos otros 10 dólares.

Es importante recordar que ERCOT no fabrica electricidad. Es como cuando se compran entradas para un concierto. ERCOT no es Bon Jovi. ERCOT no es el estadio. En esta analogía, ERCOT es Ticketmaster.

Al igual que hay otros lugares donde comprar entradas para un concierto, hay otro lugar donde un REP puede comprar energía: el Intercontinental Exchange (ICE, en inglés) es un mercado en el que, por una tarifa de transacción similar, los REPs pueden comprar un contrato para entregar energía a un precio determinado.

La electricidad tiene que ser transmitida, y esas líneas eléctricas son propiedad de otra empresa que se llevará otra parte del dinero de Edwards, digamos 20 dólares.

La siguiente parada para el dinero de Edwards es en los generadores de energía: los parques solares y eólicos o las plantas de gas natural que producen la electricidad. Esta gente se lleva una buena parte de la factura, digamos 40 dólares.

Los generadores también tienen sus costos. Quizá estén pagando el costo de construir una central eléctrica. Tienen un montón de gente a la que tienen que pagar para que funcione. Pero sobre todo, necesitan combustible.

Cerca de la mitad del suministro de electricidad en Texas proviene de plantas de gas natural. El gas tiene que llegar a la planta a través de un gasoducto. De los 120 dólares que quedan del dinero de Edwards, el gasoducto cobrará una parte y luego la compañía de gas natural también se llevará otra parte, especialmente con los precios del gas natural tan altos ahora.

En todas esas paradas, el proveedor de la fuente de combustible, el generador, las empresas de transporte, todos tienen que pagar a los inversores - un montón de gente con monóculos y sombreros de copa que reciben 2 o 5 dólares de la factura de Edwards cada mes.

Para complicar un poco más las cosas, quizá parte del dinero vaya a un fondo de pensiones. Algunos centavos de la factura de Edwards podrían volver a ella si tiene una pensión o un 401K o algo así.

Trasladar los costos

Los inversores están presionando a las empresas en las que han invertido para que les den mejores rendimientos. El mercado del gas natural está en alza ahora mismo debido a la guerra en Ucrania y otros lugares. Las empresas de gas natural están cobrando más porque hay gente dispuesta a pagar esos precios. En Texas se habla mucho de la independencia energética, pero está en deuda con los acontecimientos mundiales por mucho petróleo que salga del suelo aquí.

Después de la tormenta de 2021, los generadores hicieron la mayor parte del trabajo en sus instalaciones. El Estado dijo que tenían que acondicionar las centrales eléctricas con aislamiento adicional, por ejemplo, para asegurarse de que pueden funcionar en el frío. Eso cuesta dinero.

Sandra Edwards stands in her Harvey-damaged bathroom. Taken on Feb. 1, 2022.
Lucio Vasquez
/
Houston Public Media
Edwards se quedó sin electricidad durante cuatro días durante el apagón.

ERCOT está bajo la presión de los reguladores estatales para mantener las luces encendidas y hacer que las cosas parezcan más estables, a cualquier precio. Esos cambios que los reguladores pusieron en marcha -básicamente tener centrales eléctricas disponibles para funcionar más a menudo, creando esa capacidad energética añadida- cuestan 1,000 millones de dólares extra.

Ese mayor costo se repercute en el precio mayorista que paga el REP. Y todos esos costos adicionales repercuten en quien paga la factura: Edwards.

Para que todo esto siga adelante, los inversores, los proveedores de combustible, los REP, los generadores, los responsables de las líneas de transmisión e incluso algunos operadores del ICE pagarán directamente a los grupos de presión o a los políticos y a las campañas políticas con un poco del dinero de Edwards.

A su vez, esos grupos de presión y los políticos prestarán más atención a ciertos proyectos de ley que se abren paso en la sesión legislativa de Texas cada dos años. Así que Edwards, y todos los demás tejanos, pagan un poco más cada mes para que el sistema siga funcionando.

'Me despierto rezando'

A Edwards le cortaron la electricidad el mes pasado porque no podía pagar las facturas.

"Supongo que me tocó", dijo.

Una organización local sin ánimo de lucro intervino para devolverle la electricidad. Le pagará durante dos meses más. Después, no está segura.

"No tengo planes. Ya no tengo nada", dice. "Sólo me despierto rezando. ¿Qué va a pasar hoy?".

En julio, el estado puso 50 millones de dólares de dinero federal en un programa para ayudar a personas como Edwards con deudas de energía.

El dinero se agotó en dos semanas.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Jimmy is a reporter focusing on business, sports, and the odd. He is also an afternoon host on KUT and currently serving as Interim Program Director. Got a tip? Email him at jmaas@kut.org. Follow him on Twitter @maasdinero.
Mose Buchele focuses on energy and environmental reporting at KUT. Got a tip? Email him at mbuchele@kut.org. Follow him on Twitter @mosebuchele.
Related Content