Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations

Cómo es tener citas (y sexo) bajo la prohibición del aborto en Texas

Amanda Phillips puts on eyeliner on Oct. 14, 2022, at her home in Austin.
Michael Minasi
/
KUT
Amanda Phillips se pone delineador de ojos en su casa en Austin. Phillips, que se identifica como bisexual, dice que ha estado saliendo con más mujeres desde que se anuló el caso Roe vs Wade.

Read this story in English 

Entre las aplicaciones de citas que Amanda Phillips ha utilizado, prefiere Hinge. La gente, dice, parece más agradable.

Al igual que muchas aplicaciones de citas, Hinge permite a los usuarios subir fotos, responder a preguntas ("Mis placeres sencillos…," "Me saco de un estado de sentirme mal cuando...") y comentar en los perfiles de los demás con la esperanza de coincidir, chatear y eventualmente conocerse en persona.

Es un ensayo de selección: tu presentas una cierta imagen de ti misma y esperas que la pareja ideal muerda el anzuelo. El perfil de Phillips se compone de un par de selfies, una foto al aire libre con un amiga, una foto de su pelo multicolor, además de sus temas no negociables: autonomía corporal, Black Lives Matter y su hijo de 7 años.

"Mi marca es madre soltera, guapa y progresista en Austin, Texas," dijo Phillips, de 28 años.

Esta es la imagen que Phillips proyecta de sí misma, la de una persona compleja. Pero dijo que siente que el estado, que ahora prohíbe casi todos los abortos, sólo la ve como una cosa: una persona que su valor depende de su capacidad para reproducirse. Vivir bajo esta prohibición del aborto ha llevado a Phillips a poner la barra mucho más alta cuando se trata de salir con alguien, incluso cuando tiene citas casuales.

"Cuando salgo con un hombre, tengo que preguntarme si valgo más de 10,000 dólares para él," ella dijo.

Phillips se refiere a la Ley 8 del Senado (conocida como SB 8), la prohibición casi total de los abortos que entró en vigor en Texas el año pasado. La ley permite a los ciudadanos demandar a alguien que haya ayudado o animado a una mujer a abortar. Si su demanda tiene éxito, pueden reclamar hasta $10,000.

Aunque la ley SB 8 no permite demandar a la persona que busca un aborto, Phillips dijo que todavía la siente como una recompensa por su cuerpo.

"¿Me violaría este hombre por 10,000 dólares?" ella dijo. "Sinceramente, no he encontrado muchos hombres en los que confíe que me pongan por encima de esa recompensa imaginaria."

Las leyes sobre el aborto se volvieron aún más restrictivas después de que el Tribunal Supremo de Estados Unidos anulara el caso Roe vs Wade este verano. Esa medida puso en marcha la llamada "ley del gatillo" de Texas, que prohíbe el aborto al menos que la vida de la mujer corra peligro.

Como resultado de las prohibiciones, algunos Tejanos dicen que están teniendo conversaciones más profundas en las citas, no sólo sobre la anticoncepción y el posible embarazo, sino sobre los valores. El resultado puede ser una mayor intimidad, pero también el agotamiento, sobre todo entre las mujeres.

“Es una conversación muy importante."

Annie Fichtner recuerda una conversación que tuvo este verano con un chico con el que salía desde hacía un mes. Hablaban de la frecuencia con la que él utilizaba preservativos cuando tenía relaciones sexuales.

"'Sí, lo uso si la mujer me lo pide,’" recuerda que le dijo.

"Yo le dije: 'Bueno, deberías usarlo de todos modos para tu propia protección, amigo,'" ella dijo.

"Ahora no se trata sólo de una conversación en torno a "¿trajiste un condón?" sino que se plantean conversaciones de "¿me apoyarías financiera o emocionalmente si necesitara hacer algo?"
Madison Wise, terapeuta

Fichtner, de 30 años, solía tener un dispositivo intrauterino, más conocido como DIU. Este pequeño dispositivo en forma de T se inserta en el útero de una persona y bloquea el esperma liberando hormonas o cobre en el cuerpo.

"La experiencia en sí es bastante dolorosa, es bastante invasiva," dijo Fichtner. "Pero para mí mereció la pena no tener que preocuparme más. No tener que preocuparme por tomar una píldora cada día y no tener que preocuparme por tener acceso a los anticonceptivos."

Pero el año pasado le quitaron el DIU después de tener varios efectos secundarios: dolores abdominales como consecuencia de los quistes ováricos, además de constantes menstruaciones abundantes. Sin algún tipo de método anticonceptivo de larga duración, Fichtner ha estado utilizando diafragmas y preservativos y realizando un seguimiento de su fertilidad.

Por eso, cuando la persona con la que salía le dijo que no siempre usaba preservativos, la conversación se trasladó a las infecciones de transmisión sexual y a los anticonceptivos, y después: ¿Qué pasaría si se quedara embarazada?

"Si ocurriera algo, ¿qué harías?" recuerda haber preguntado Fichtner.

El caso Roe vs Wade acababa de ser anulado y la mayoría de los abortos ya eran ilegales en Texas desde hacía un año. Ella no había pensado necesariamente en tener esta conversación hasta que dejó de tener acceso al aborto.

"Va a ser todo un proceso si necesito [abortar]. Sobre todo económicamente. ¿Estás preparado para ayudarme con eso?" le preguntó.

Algunas mujeres han viajado por todo el país para someterse a un aborto, incurriendo en el costo de los vuelos y las habitaciones de hotel, por no hablar del procedimiento. Una paciente que viajó de Texas a Minnesota pagó más de 1,300 dólares, según The New York Times.

Madison Wise trabaja como terapeuta licenciada con muchas personas de entre 20 y 30 años que tienen citas. Ella dijo que la prohibición de los abortos puede obligar a alguien a comunicarse sobre el sexo antes, y en un nivel más profundo.

"Ahora no se trata sólo de una conversación en torno a "¿trajiste un condón?" sino que se plantean conversaciones como "¿me apoyarías financiera o emocionalmente si necesitara hacer algo?" dijo. "Esa es una conversación realmente importante que hay que tener."

Y es una conversación, dijo Wise, que a menudo corresponde iniciar a las mujeres. "Es agotador," ella dijo.

Uno de los resultados, dijo Wise, es que las mujeres pueden estar saliendo con más intención. Es posible que investiguen los valores y la política de las personas cuando las conocen por primera vez, en lugar de hacerlo semanas o meses después de conocer a alguien.

"Puede que haya una mayor tasa de rotación de las primeras citas que no van a ninguna parte, lo cual no es algo terrible a largo plazo," dijo Wise. "Puedes conocer a una pareja más respetuosa más rápido."

Cargar con el peso

Mike Arendt también ha hablado sobre sexo y anticonceptivos en las citas, ahora que el aborto es ilegal en Texas.

Arendt, que está pasando por un divorcio, lleva varios meses saliendo con alguien. A sus 36 años, ha decidido que no quiere tener hijos. Por eso, cuando el Tribunal Supremo anuló Roe, Arendt llamó a la consulta de un urólogo a la semana siguiente para concretar una decisión que llevaba años pensando.

Mike Arendt poses for a portrait in his apartment on Oct. 12, 2022, in Austin.
Michael Minasi
/
Mike Arendt, que se sometió a una vasectomía después de la anulación de Roe vs Wade, dice que esto ha hecho que las conversaciones sobre los valores ocurran antes cuando sale con alguien.

"Finalmente decidí que ya era hora de tomar mi propia autonomía corporal en mis manos," dijo Arendt. "Por eso decidí hacerme la vasectomía."

Arendt, que utiliza aplicaciones de citas, incluye en su perfil que se ha sometido a una vasectomía, entre otros datos quizá menos importantes, como que se recorta las uñas de los pies y que es un buen cocinero. Cuando coincide con gente, dice, su vasectomía es una de las primeras cosas que comentan.

"Suelen decir algo como: 'Me gusta mucho que te hayas hecho la vasectomía,'" dice Arendt. "Ese suele ser un buen punto de entrada para las conversaciones sobre los valores compartidos."

Como entrenadora de citas con sede en Austin, Shaina Singh dijo que las mujeres con las que trabaja están ahora, tal vez más que antes, buscando a alguien dispuesto a asumir la carga de tener estas conversaciones difíciles.

"Muchas personas que pueden quedar embarazadas parecen estar cargando con gran parte del peso, la ansiedad y la preocupación en torno a [la prohibición del aborto]," dijo Singh. Según dijo, ahora muchas de ellas se preguntan: "'Oye, ¿por qué soy yo la que sigue cargando con este peso y esta preocupación?"

No es la primera vez que ha visto un cambio así en las citas. Después de las protestas por justicia racial en 2020, dijo Singh, la gente empezó a ser más perspicaz en cuanto a los valores compartidos, incluso en las citas casuales, haciendo preguntas como: "¿Cuál es tu posición en términos de antirracismo y liberación? ¿En qué medida estás comprometido con la justicia social?"

La prohibición del aborto, dijo, añade otra capa. Y puede incluso afectar a la forma en que la gente decide conocerse.

"Las personas que no utilizan aplicaciones de citas... conocen a gente a través de algunos de sus amigos o de su comunidad," dijo Singh. "Debido a que muchas de estas comunidades, estos grupos de amigos, estos grupos sociales tienden a tener algunos valores comunes que están encontrando que todavía están coincidiendo, todavía están conociendo."

Es agotador

El fin de semana pasado, Phillips planeó dos citas: un café con un agente de seguros cuyo perfil incluía muchas fotos de gimnasio, y otra con un paramédico que, después de trabajar un turno de 24 horas, aún tenía energía para reunirse con ella.

Estas citas fueron con hombres, algo poco habitual últimamente para Phillips, que se identifica como bisexual.

"He salido con muchas más mujeres desde el caso Roe vs Wade," ella dijo. "Las mujeres no me piden que vaya a su casa en la primera cita. Las mujeres no están discutiendo sobre el control de la natalidad."

Amanda Phillips' cat looks on as she browses through her favorite dresses to wear on dates.
Michael Minasi
/
La gata de Phillips, Cake, mira mientras ella busca entre sus vestidos favoritos para citas.

El viernes por la mañana, rebuscó entre decenas de vestidos repartidos por dos habitaciones de su casa: uno azul ceñido con un solo tirante, otro de rayas rojas y otro de color amarillo brillante con un recorte bajo el esternón.

"Este sería [para una] cuarta cita, si pudiera encontrar a alguien con quien ir a una cuarta cita," dijo Phillips, sosteniendo el vestido amarillo. "Es caro y bonito. Estoy increíble y me siento increíble con él. Y, sinceramente, mucha gente no merece verme con esto."

Phillips no estaba segura, sin embargo, de si tendría la energía para salir este fin de semana. Estaba físicamente cansada por la semana, claro, pero también porque ser una mujer que tiene citas y vive bajo la prohibición del aborto puede ser agotador.

"En un momento dado, es simplemente agotador," ella dijo. "Y te dices: 'Voy a ver una película y me voy a acostar.'"

Traducido por Maria Arce

If you found this reporting valuable, please consider making a donation to support it. Your gift pays for everything you find on KUT.org. Thanks for donating today.

Audrey McGlinchy is KUT's housing reporter. Got a tip? Email her at audrey@kut.org. Follow her on Twitter @AKMcGlinchy.
Related Content