Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations

Esta es la razón por la que el ISD de Pflugerville podría cerrar escuelas y cómo la comunidad está luchando

Parmer Lane AISD-5.jpg
Becky Fogel
/
KUT
Familias y maestros llenan la cafetería de la Escuela Primaria Parmer Lane durante una reunión pública sobre el posible cierre de escuelas el martes.

Read this story in English

Anthony, un estudiante de quinto grado en Parmer Lane, se puso de pie en la parte delantera de la cafetería de su escuela el martes por la noche, micrófono en mano. Le dijo a una casa llena por qué la escuela, a la que ha asistido desde el tercer grado, es especial para él.

"En todas las demás escuelas por las que he pasado en Dallas, Irving, Addison y también Houston, no he podido encajar", dijo. "Y siento que en esta escuela he podido encajar muy bien con mis amigos".

Parmer Lane es uno de los seis campus de primaria que el Distrito Escolar Independiente de Pflugerville (PfISD, por sus siglas en inglés) está considerando cerrar para ahorrar dinero, ya que se enfrenta a un déficit presupuestario multimillonario. Los funcionarios del PfISD culpan en gran medida del déficit al sistema de financiación escolar del estado, que, según ellos, financia insuficientemente a las escuelas públicas de todo Texas.

Anthony fue una de las muchas personas que instó a los funcionarios del distrito a no cerrar las escuelas y a encontrar otras soluciones durante una reciente reunión de la comunidad.

El PfISD celebró diez reuniones de la comunidad en las últimas dos semanas sobre diez propuestas que el distrito ha presentado con el fin de reducir los costos. Los administradores presentaron las opciones a la junta escolar por primera vez a mediados de diciembre.

Siete de las propuestas cerraría dos o tres escuelas elementales ubicadas al oeste de la carretera estatal 130. Las escuelas primarias afectadas son Dessau, Parmer Lane, River Oaks, Spring Hill, Brookhollow y Pflugerville. Todos los campus son escuelas de Título 1, lo que significa que tienen una alta concentración de estudiantes económicamente desfavorecidos. El distrito ha dicho que va a reutilizar los campus que se cierran. Los administradores han dicho que podría significar convertirlos en centros de cuidado de niños u oficinas para el personal.

Una propuesta no requiere el cierre de ninguna escuela, sino que trata de abordar los problemas de capacidad en las escuelas al este de la carretera estatal 130 por la rezonificación de los estudiantes en ocho escuelas primarias.

Dos de las propuestas requieren cambios importantes en los límites de asistencia de las escuelas preparatorias.

La junta escolar debería tener una actualización sobre las propuestas de la noche del jueves. Los miembros de la Junta también escucharán comentarios de la comunidad sobre los planes recogidos a través de las reuniones públicas y en línea. Está programado que tomen una decisión en febrero.

¿Por qué esta el PfISD considerando el cierre de escuelas? 

El superintendente del ISD de Pflugerville, Douglas Killian, dijo que el distrito está considerando el cierre de escuelas, ya que se enfrenta a un déficit presupuestario de $12 a $14 millones. El déficit se deriva de una serie de desafíos, algunos de los cuales son exclusivos del PfISD mientras que otros son problemas de todo el estado.

Un problema local que el ISD de Pflugerville enfrenta es la disminución de la matrícula. Situado a las afueras de Austin, el PfISD solía ser un distrito de rápido crecimiento, lo que lo hizo elegible para recibir fondos adicionales de la Agencia de Educación de Texas. El PfISD ya no califica para ellos. En cada uno de los últimos tres años escolares, el número de estudiantes que abandonaron el distrito fue mayor que el número de estudiantes que se inscribieron.

Nuestras tasas de asistencia no se han recuperado, por lo que estamos perdiendo un poco de dinero del estado de los niños que no asisten. Obviamente, no queremos que los niños asistan a la escuela cuando se sienten enfermos, por lo que es una especie de entre la espada y la pared para nosotros y estamos perdiendo la ayuda estatal.<br/><br/>
Douglas Killian, superintendente del PfISD

"La presión de las escuelas chárter que se trasladan a la zona nos ha atrapado", dijo Killian. "Además, hemos perdido algunos niños durante la pandemia, entre 800 y 900 estudiantes. Entonces, eso significó que efectivamente hemos retrocedido este año al año escolar [2018-2019] en términos de inscripción".

A pesar de que la matrícula se mantiene plana, las escuelas al este de la carretera estatal 130 están creciendo mientras que las que están al oeste de la autopista de peaje no.

"Uno pensaría que simplemente trasladaríamos a los niños de estas otras áreas a las escuelas abiertas que tienen más espacio. El problema es que están muy lejos de donde se produce el crecimiento", dijo. "Y, como un número de distritos a nuestro alrededor y en el estado han visto, hay una escasez de conductores de autobuses".

El ISD de Pflugerville también se ha unido a las filas de los distritos escolares ricos en propiedades, como el ISD de Austin, que deben pagar en el sistema de recaptura del estado. El estado distribuye los fondos a los distritos que no pueden recaudar tanto dinero de los impuestos a la propiedad. Killian dijo que el pago de recaptura del PfISD es aproximadamente la misma cantidad que su déficit presupuestario.

"También estamos enviando al estado $12 a $14 millones en un pago de recaptura", dijo. "¿No es eso interesante?".

Además de los retos locales, Killian dijo que el ISD de Pflugerville está luchando con un par de problemas que todos los distritos escolares de Texas enfrentan. Uno es el hecho de que la financiación estatal por estudiante se ha estancado durante cuatro años. La financiación por estudiante, también conocida como la asignación básica, es la cantidad base de financiación estatal que las escuelas reciben por cada uno de sus estudiantes. Los legisladores aumentaron la asignación básica en 2019 como parte de un importante proyecto de ley de financiación escolar. La legislatura controlada por el Partido Republicano aumentó la asignación básica de $5,140 a $6,160.

"Fue un buen punto de partida para nosotros, pero lo que ha sucedido desde entonces es que la inflación simplemente se ha comido lo que podemos hacer", dijo.

Killian dijo que otro factor que afecta a todos los distritos escolares es que la asistencia de los estudiantes ha disminuido a raíz de la pandemia del COVID-19. Se trata de un problema importante en Texas, porque es uno de los seis estados de EE.UU. que financia las escuelas en función de la frecuencia con que los alumnos acuden a clase.

"Nuestros índices de asistencia no se han recuperado, así que estamos perdiendo bastante dinero del Estado porque los niños no van a clase", afirma. "Obviamente, no queremos que los niños asistan a la escuela cuando se sienten mal, así que es una especie de entre la espada y la pared para nosotros y estamos perdiendo la ayuda estatal".

Los legisladores demócratas de Austin están respaldando proyectos de ley durante la sesión legislativa actual que abordarían estas dos cuestiones y aumentarían la financiación estatal para las escuelas públicas. El estado también tiene un superávit presupuestario de casi 33,000 millones de dólares que algunos legisladores y defensores esperan que se utilice para apoyar la educación.

La representante estatal Donna Howard ha presentado un proyecto de ley que busca ajustar la asignación básica cada año para reflejar la inflación. La representante estatal Gina Hinojosa es autora de un proyecto de ley que financiaría las escuelas públicas de Texas sobre la base de la matrícula en lugar de la asistencia. Su proyecto de ley también tiene un copatrocinador republicano: el representante estatal Hugh Shine de Temple.

Se espera que la junta escolar del PfISD tome una decisión sobre el cierre de las escuelas primarias en febrero, meses antes de la 88ª sesión legislativa de Texas termina a finales de mayo. Killian dijo que el distrito no sólo tiene que recortar gastos para hacer frente al déficit presupuestario, sino también para poder ofrecer aumentos a los maestros. Cada aumento salarial del 1% le cuesta al distrito unos 2 millones de dólares.

Killian dijo que el cierre de un campus y encontrar un nuevo uso para él ahorraría al distrito un estimado de $2.5 millones en costos de personal. Pero dijo que la gente no perderá sus puestos de trabajo. En su lugar, el personal será trasladado para cubrir vacantes en otros campus.

Aún así, dijo Killian, el cierre de las escuelas no va a resolver todos los problemas financieros del distrito y puede crear otros nuevos, tales como mayores costos de transporte.

"El cierre de escuelas... en realidad no es lo único que vamos a tener que solucionar", dijo.

Killian dijo que sabe que si el distrito cierra escuelas será doloroso. El mismo ha pasado por este proceso antes. Cuando Killian era el superintendente del ISD de Hutto en 2011, la Legislatura de Texas recortó alrededor de $5 mil millones en fondos estatales para la educación pública. La junta escolar terminó cerrando la escuela de su propio hijo.

"Sé que nuestros padres están molestos por el hecho de que potencialmente estamos cerrando algunas escuelas, pero necesito que sepan que no lo estamos haciendo sin un gran pesar", dijo.

¿Cómo reaccionan los profesores?

Tricia Moore ha sido profesora de música en la escuela Parmer Lane durante 13 años.

"Reemplacé a alguien que estuvo aquí por 22 años, y ella dijo que yo iba a estar aquí por mucho tiempo", dijo Moore.

Finalmente estamos llegando a algo que es normal y luego es como si estuviéramos aplastados de nuevo. Y me quedo sin energía.<br/><br/>
Tricia Moore, profesora de música

Una de las cosas que Moore dijo que la ha mantenido en la escuela durante tanto tiempo es que es como una familia. Dice que la gente está dispuesta a echar una mano tanto en el trabajo como fuera de él. También ha llegado a conocer a sus alumnos y a sus familias a lo largo de los años.

"Y se han mantenido en contacto conmigo", dice. "Significa mucho para mí poder saber cómo les va y poder estar en sus familias, en sus vidas durante tanto tiempo".

Cuando Moore se enteró de que Parmer Lane podría cerrarse, dijo que fue "devastador". Según dijo, la noticia fue especialmente dura después de superar los retos de la enseñanza durante la pandemia.

"Finalmente estamos llegando a algo que es normal y luego es como si estuviéramos aplastados de nuevo", dijo. "Y me quedo sin energía".

Dos de las diez propuestas piden que se cierre Parmer Lane. Si el consejo escolar decide finalmente cerrar la escuela, Moore dijo que probablemente dejará el distrito. Lo único que le haría repensarlo sería si su director le pidiera ir a otra escuela.

"Eso me haría quedarme. Aparte de eso, no, renunciaré", dijo. "No estoy comprometida con este distrito. Estoy comprometida con esta escuela. Estoy comprometida con la gente que me apoya, y apoya mi programa y apoya a mis hijos".

Otros profesores de Parmer Lane también lo describen como un lugar especial. Elena Bessire es profesora de kinder bilingüe en inglés y español y lleva ocho años trabajando allí. Dijo que en un momento en que hay tanta rotación en la educación, los maestros de Parmer Lane se quedan.

"Sé que la enseñanza es un campo difícil y puede ser muy duro y desafiante. Aquí en Parmer Lane, he tenido un gran apoyo", dijo.

Bessire dijo que entiende que el ISD de Pflugerville se enfrenta a una crisis presupuestaria y también tiene que tomar medidas para aliviar el hacinamiento en otras escuelas. Sin embargo, ella se sorprendió al ver Parmer Lane en la lista de cierre.

"Hemos cultivado algo realmente exitoso aquí en Parmer Lane, y no queremos que acaba de perderse o destruido o tener que ser reconstruidos de otra manera", dijo.

Bessire espera que la propuesta que no contempla el cierre de ninguna escuela sea la que salga adelante. Cree que podría abordar las preocupaciones de hacinamiento y también dar al distrito más tiempo para encontrar la manera de reducir los costos. También podría dar a las escuelas la oportunidad de promover sus programas en un esfuerzo por inscribir a más estudiantes.

"Tiene sentido darnos más tiempo para dar a conocer las cosas que hacemos", dijo. "Y así la comunidad lo sabría".

¿Cómo reaccionan las familias y los niños? 

Frannie Sánchez sintió una mezcla de conmoción y resignación cuando el ISD de Pflugerville anunció el posible cierre de escuelas en diciembre, justo antes del inicio de las vacaciones de invierno. Ella tiene dos hijos en la escuela elemental River Oaks, un campus que se cerraría en tres de los 10 planes que la junta escolar está considerando.

"Ha sido el centro de nuestra comunidad. Ha sido como nuestro hogar, nuestro espacio seguro durante casi toda la vida de mis hijos", dijo.

Sánchez asistió a la reunión pública que los administradores del PfISD celebrada en River Oaks. Ella dijo que fue frustrante que los funcionarios del distrito se negaran a responder a las preguntas de las familias, pero dijo que los padres y los estudiantes compartieron comentarios apasionados.

"Al ver lo que nuestra comunidad puede hacer en estas circunstancias realmente difíciles, sentí que habla de la clase de comunidad que somos, el tipo de poder que tenemos y la conexión que tenemos entre nosotros", dijo.

Parmer Lane AISD-3.jpg
KUT
/
Alumnos de la escuela Parmer Lane hicieron dibujos en los que mostraban su apoyo al mantenimiento de la escuela abierta. Los dibujos se expusieron en la cafetería durante una reciente reunión pública sobre el cierre de escuelas.

Los padres de la escuela elemantal Dessau, donde se celebró una de las primeras reuniones públicas, plantearon una serie de preocupaciones a los funcionarios del PfISD. Según dijeron, el cierre de escuelas podría interrumpir el acceso a los servicios de educación especial, así como la educación bilingüe. Algunos padres también se preocuparon de que no todas las familias eran conscientes de que el distrito estaba contemplando cambios importantes en los límites de asistencia.

Las familias de la escuela Parmer Lane compartieron preocupaciones similares sobre el impacto del cierre del campus. Brianna, una estudiante de 17 años que cursa el último año de preparatoria, fue a Parmer Lane desde preescolar hasta quinto grado. Cuando se enteró de que la escuela podría cerrarse, se puso manos a la obra.

"Tuve que hablar con mis antiguos profesores y decirles: 'Tenemos que unirnos y alzar la voz y defender a nuestra escuela y a nuestra comunidad'", explica.

Brianna dijo que la escuela ayudó a moldear la persona que es hoy y que espera que el PfISD y la junta escolar escuchen a la comunidad, sobre todo porque los estudiantes de la escuela son de alto rendimiento.

"Crea historias de éxito", dijo. "Voy a la Universidad de Texas este otoño con una beca completa y poder decir que vine de esta escuela es una historia de éxito".

Gabby, que ahora está en séptimo grado, comenzó a asistir a Parmer Lane en tercer grado. Antes de eso fue a una escuela charter, y dijo que tan pronto como se cambió a Parmer Lane las cosas fueron mejor para ella.

"Hice nuevos amigos a pesar de que era una niña nueva, y la enseñanza era muy buena y los maestros eran agradables", dijo.

La hermana menor de Gabby, Gracie, está en segundo grado en Parmer Lane. A ella también le gusta ir a la escuela allí.

"Es muy divertido porque podemos hacer actividades y conocer a otras personas", dijo. "Y los profesores no son tan estrictos aquí".

Cuando Gracie empezó el kinder en Parmer Lane durante la pandemia, la escuela daba clases completamente en línea. A algunos padres les preocupaba que, después de toda la agitación por la que han pasado los niños en los últimos tres años, el cierre de las escuelas -otro gran trastorno- sea abrumador.

Otros padres señalaron que los cierres propuestos afectan desproporcionadamente a las escuelas de Título 1 y las escuelas con una mayoría de estudiantes hispanos y negros. También dijeron que Parmer Lane ha ganado constantemente altas calificaciones de la Agencia de Educación de Texas y debe ser un modelo para otras escuelas.

¿Cuáles son los próximos pasos?

La junta escolar del ISD de Pflugerville tiene planeado tomar una decisión en febrero, menos de tres meses después de que se compartieran públicamente las diez propuestas de ahorro de costos. Las familias y los maestros han dicho que están preocupados de que el proceso para determinar si se debe cerrar las escuelas se está moviendo demasiado rápido. Pero el superintendente Killian rebatió esa preocupación. Dijo que ha habido señales de problemas durante los últimos años.

"Hemos estado recortando todo el tiempo. Hemos estado recortando la administración", dijo. "Puede que no hayamos salido en las noticias porque ese tipo de cosas no suelen salir en las noticias, a pesar de que llevamos más de dos años hablando de ello, de que hemos tenido estas luchas".

Killian dijo que ahora mismo la comunidad está viendo cómo "se fabrica una salchicha" porque hay diez propuestas diferentes sobre la mesa y el consejo escolar aún no ha decidido sobre ninguna de ellas. Él y otros administradores del distrito también han pedido a la comunidad que comparta ideas sobre cómo ahorrar dinero y generar ingresos sin cerrar escuelas.

"En este momento sólo estamos escuchando los comentarios, oímos muchas emociones, pero no muchas ideas sobre alternativas", dijo. "Y realmente necesitamos ideas de ingresos alternativos. Necesitamos ideas de recortes alternativos, todo ese tipo de cosas".

Antes de la reunión de la junta escolar del jueves, las familias planean manifestarse en contra de los cierres de escuelas propuestas mediante la celebración de una manifestación "Save Our Schools" (Salvemos Nuestras Escuelas) en el edificio de la Administración del PfISD en 1401 W. Pecan St., Pflugerville.

Traducido por Maria Arce

Becky Fogel is the education reporter at KUT. Got a tip? Email her at rfogel@kut.org. Follow her on Twitter @beckyfogel.
Related Content