Reliably Austin
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
0:00 0:00
Available On Air Stations
Streaming troubles? We've made changes. Please click here on kut.org/streams for more information.

¿Por qué no se puede nadar en el lago Lady Bird de Austin?

Two people seated with a dog in shade are silhouetted against a lake.
Gabriel C. Pérez
/
KUT
Puedes sentarse en la orilla del lago Lady Bird, pero no te atrevas a tirarte al agua, aunque haga 103 grados.

Read this story in English

El lago Lady Bird está vedado a los bañistas desde 1964, pero la prohibición no se debe a problemas de calidad del agua.

El auge demográfico de la ciudad es uno de los problemas, explica Brent Bellinger, supervisor del programa de conservación del Departamento de Protección de Cuencas Hidrográficas.

Más gente significa más desarrollo, paisajes naturales que dan paso a la expansión urbana. Con el desarrollo, se liberan sedimentos y nutrientes en el suelo, que acaban llegando a las masas de agua.

"Estéticamente, el agua no parece tan limpia y clara", explica Bellinger. "Pueden aparecer malos olores, signos tóxicos de bacterias y un crecimiento excesivo de las plantas. Todas estas cosas vienen con esos aportes excesivos de nutrientes".

Debido al "terreno escarpado, el suelo poco profundo y los índices de precipitaciones inusualmente altos" de la región, también es susceptible de recibir aguas rápidas cuando llueve mucho, según laAutoridad del Bajo Colorado. Y las inundaciones pueden afectar a la calidad del agua.

"Cuando se produce un fenómeno de gran magnitud, todos los contaminantes acumulados en toda la cuenca se movilizan y se trasladan al lago Lady Bird", explica Mateo Scoggins, científico medioambiental de la ciudad. Eso incluye suciedad, heces, aceites y fertilizantes.

"En general, recomendamos en todos los ámbitos, permanecer fuera de los cuerpos de agua durante y después de las tormentas debido al riesgo de todos los contaminantes", dijo Scoggins.

El agua de las inundaciones puede contener residuos de ganado, desechos peligrosos y animales salvajes como roedores y serpientes. Los residuos peligrosos y otros contaminantes del agua pueden infectar heridas existentes y causar irritación cutánea y enfermedades gastrointestinales.

Vamos, ¿el agua está bien?

Dicho todo esto, el lago Lady Bird sigue cumpliendo las normas estatales de calidad del agua para fines recreativos. Un portavoz del Departamento de Protección de Cuencas Hidrográficas dijo que el personal nunca ha detectado ningún nivel de toxinas preocupante en las muestras de agua del lago Lady Bird.

El problema para los bañistas no es el agua; en última instancia, simplemente no es segura.

El agua puede desplazarse rápidamente por el lago. Si la corriente es lo bastante fuerte, puede desplazar rocas y ramas de árboles bajo la superficie, lo que podría herir a desprevenidos o atrapar a los nadadores.

Tampoco es necesario que haya una crecida para que se formen fuertes corrientes.

"En un momento dado, es posible que se produzcan descargas importantes de la represa Tom Miller a través del embalse", explica Bellinger. "Esas corrientes rápidas son un peligro para los bañistas".

El precio que podrías pagar si no haces caso

Si te zambulleras en el lago Lady Bird, ¿qué pasaría?

"Saldrías bastante bien envuelto en una de las plantas acuáticas. ... Dependiendo de la sensibilidad de tu piel, puede que te pique un poco más tarde", dice Bellinger. "Pero en general, ya sabes, saltando de tu tabla de paddle, remando tu canoa o kayak, con esa corta exposición tu riesgo relativo es bajo".

Practica paddleboard, piragüismo y kayak en el lago Lady Bird a su antojo. Pero, al menos por ahora, está prohibido nadar. Quienes sean sorprendidos nadando en el embalse pueden ser multados con hasta 500 dólares.

Se necesitaría un gran esfuerzo coordinado para revocar la prohibición.

"Es una tarea realmente complicada, porque hay muchos departamentos y grupos que tendrían que intervenir", afirma Bellinger. "¿Dónde están las zonas de baño? ¿Cómo se supervisan? ... Obviamente, la ciudad de Austin ha tenido problemas a lo largo de los años para contratar suficientes guardavidas para sus piscinas".

El lago Lady Bird es un espectáculo, sobre todo dada su existencia en un entorno urbano. Como tal, dijo Bellinger, no debería darse por sentado.

"Espero que los habitantes de Austin sigan apreciando lo que tienen en el centro de este núcleo urbano", dijo. "No muchos lugares tienen esta suerte".

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Related Content