Construcción Sería Una De Las Industrias Más Afectadas Por COVID-19 En Austin, Según Primeras Cifras

May 14, 2020

Read this story in English.

Funcionarios de Salud Pública de Austin (APH, en inglés) dicen que todavía están haciendo cálculos, pero hasta ahora sus investigaciones muestran que la construcción se une a las instalaciones de cuidado a largo plazo, de cuidado de salud, la construcción y las tiendas de alimentos como las industrias más afectadas localmente por el COVID-19. 

Los funcionarios dicen que todavía están trabajando para determinar exactamente cuántos casos se han originado y propagado desde las obras en construcción, pero afirman que ese número puede ser difícil de precisar.

La Directora de Salud Pública de Austin, Stephanie Hayden, compara una obra en construcción con un "blanco móvil" cuando se trata de determinar el número de casos específicos ya que los subcontratistas viajan de un sitio a otro. 

APH ha establecido pautas para ayudar a rastrear cualquier posible propagación de enfermedades, como por ejemplo que los responsables de las obras mantengan un registro de todos los empleados. APH también está llevando a cabo pruebas piloto en posibles focos de contagio dentro la industria de la construcción, dijo Hayden.

Para tratar de frenar la propagación del COVID-19, se supone que los sitios en construcción en Austin deben adherirse a ciertas reglas, incluyendo:

  • Asegurar que todos los trabajadores usen un protector facial de tela
  • Programar turnos escalonados para sitios con más de 10 trabajadores activos
  • Exigir el lavado de manos
  • Desinfectar las zonas comunes de alto contacto
  • Realizar dos veces al día controles de temperatura
     

¿Cómo va el cumplimiento de estas reglas?

Hayden dice que ese control se basa en quejas enviadas o que llegan por llamadas en vez de basarse en una vigilancia proactiva de las obras. Dijo que la gente se ha estado comunicado para quejarse de posibles violaciones en las obras y de otras violaciones a las órdenes de quedarse en casa. 

Nuevos datos del Código de Austin muestran que el departamento ha recibido 3,425 quejas de violaciones relacionadas con el COVID-19 desde el 19 de marzo pasado. De esas quejas, 246 fueron sobre obras en construcción y resultaron en dos citaciones, una por distanciamiento social y otra por higiene.

Escucha la entrevista a continuación (en inglés) o lee la transcripción en español para saber más sobre la construcción y el COVID-19 en Austin, incluyendo lo que se está haciendo para abordar la reticencia de algunos trabajadores de la construcción a hablar sobre su enfermedad debido a sus preocupaciones sobre seguridad laboral o su estatus migratorio. 

Esta transcripción ha sido editada ligeramente para mayor claridad:

Stephanie Hayden, directora de Salud Pública de Austin: Muchas veces, la ubicación de la obra (en construcción) es en sí un blanco móvil porque muchos subcontratistas viajan de un sitio a otro. Y por eso estamos trabajando para analizar nuestros datos, pero a partir de nuestra investigación inicial, sabemos que esto está afectando a esta industria (la construcción) y a sus familias.

KUT: ¿Tiene usted una idea del tamaño o de la propagación en relación con, por ejemplo, otras áreas como los hogares de ancianos? ¿Tiene una idea de cuántos casos en Austin de COVID-19 pueden provenir de obras en construcción?

Nuestras investigaciones iniciales de los casos muestran que las principales industrias son las instalaciones de cuidado a largo plazo, de cuidado de salud, la construcción y las tiendas de alimentos. Continuaremos analizando y viendo cómo los casos positivos se corresponden con los lugares de trabajo. La industria de la construcción es solo una de esas áreas que estamos investigando.

¿En cuántas obras en construcción ha hecho pruebas Salud Pública de Austin, entendiendo, como usted dice, que hay trabajadores que están trabajando en diferentes sitios o en múltiples sitios? ¿Cuál es la capacidad de hacer pruebas en los sitios en construcción de Salud Pública de Austin en este momento?

Estamos llevando a cabo pruebas piloto para posibles focos de contagio en la industria de la construcción. Al pensar en los lugares específicos de la industria, pensamos en un objetivo móvil debido a los muchos subcontratistas que están yendo de un sitio a otro. Así que es importante para nosotros compartir la información sobre las pruebas con las empresas de construcción y contratistas para que la compartan con sus empleados. Queremos asegurarnos de que estamos haciendo las gestiones necesarias para proporcionarles material educativo y animar a los empleados a que se autoevalúen e inscriban en nuestras pruebas, más allá de si los focos se han encontrado en su lugar de trabajo o en su empresa.

Eso parece un escenario bastante peligroso, sin embargo, si hay trabajadores que van de un sitio a otro. Parece que es muy difícil, entonces, seguir la pista de dónde podría haber un foco y, luego, dónde podría haber una potencial propagación de los casos si no siempre se sabe exactamente donde ciertos subcontratistas han estado trabajando.

Al principio, como parte de la orientación lo que pusimos en marcha en las obras en construcción es que el director de la obra tiene que llevar un registro de todos los empleados. Así que, incluso, si están haciendo solo un oficio en particular en ese sitio, tienen que mantener un registro de todos los empleados. Y así, ese responsable de la seguridad trabaja muy de cerca con nosotros. Es importante para nosotros coordinar y comunicarnos con todas las industrias. Pero siempre nos aseguramos de estar trabajando en colaboración con ese responsable de cada sitio.

 ¿Salud Pública de Austin tiene una noción de cuántas personas asociadas con la industria de la construcción en Austin han dado positivo en COVID-19?

En este momento, nuestro personal sigue realizando entrevistas y recopilando datos. Una parte de nuestra investigación en cada caso pregunta la ocupación de ese individuo. Así que pregunta por su ocupación; pregunta si es estudiante, o si está desempleado. Y actualmente, nuestro personal está recopilando esos datos para saber específicamente con todos los casos positivos que tenemos, cuál es la ocupación de cada uno de ellos. Estamos trabajando en eso ahora mismo.

¿Cuáles son las actuales pautas de salud y seguridad implementadas para la industria de la construcción en Austin para tratar de frenar la propagación del COVID-19?

La ciudad requiere que cada empleado en una obra use un protector facial junto con una herramienta de detección. Dos veces al día se les exige que se hagan controles de temperatura. Mantienen un registro en el sitio, y están desinfectando las áreas comunes de alto contacto. Además de eso, los procedimientos de higiene como el lavado de manos adecuado y el protocolo para la tos. Una de las cosas que es muy importante es que si un individuo tiene temperatura, tiene que ser enviado a casa.

¿Y cómo se verifica el cumplimiento de esas reglas? ¿Cómo controlan que los sitios hacen todo lo que se requiere y que envían a casa a la gente que tiene temperatura?

Se basa en los informes que recibimos. Así que si la ciudad recibe una queja -la mayoría de la gente llama al 311- sobre una obra en construcción que no está cumpliendo, entonces nuestro Departamento de Código de Austin enviará a un oficial para observar que el sitio esté en cumplimiento. Y así incluye todo el cumplimiento, ya sea que se trate de los controles de temperatura, de la desinfección de las zonas comunes de alto contacto y observando sus herramientas de detección.

¿Así que el cumplimiento entonces sólo se basa en las quejas? ¿No hay un monitoreo o acercamiento proactivo? ¿Sólo si llega una queja?

Estamos desarrollando nuestro proceso para ser capaces de hacer pruebas más específicas en los sitios y eso está en proceso. Pero la mayoría se basa en las quejas.

Tendría que basarse en la observación, pero con mucha menos gente alrededor, me pregunto si las quejas, en realidad si las quejas sobre cualquier cumplimiento en toda la ciudad en general, podría ser un poco difícil de lograr si la gente no está allí afuera, y puede ser menos probable que se observe una posible violación.

No tengo delante de mí la cantidad de quejas que hemos recibido. Pero sí recibimos quejas no sólo sobre las obras en construcción. Recibimos quejas sobre gente que está en la calle, en general. La gente definitivamente llama y envía correos electrónicos y es escuchada y presenta sus quejas sobre individuos que ven y que no siguen las indicaciones de seguridad.

¿Hay alguna preocupación de que alguna gente que trabaja en la industria de la construcción pueda tener miedo de hablar sobre los síntomas o que pueda ser reacia a quedarse en casa si se siente enferma porque está preocupada por poder mantener su trabajo y poder conservar su cheque, o puede estar preocupada por su estatus migratorio?

Esa es una preocupación para toda la clase trabajadora. Lo hemos visto en todas las industrias. La preocupación es como individuo, ya sea que llamen al 311, ya sea que envíen correos electrónicos a diferentes funcionarios electos o incluso a nosotros, pero están preocupados por no poder faltar al trabajo, o si no trabajan, no les pagan. Pero nuestras pruebas no piden el estatus migratorio, y estamos trabajando con nuestro equipo de difusión para informar a esta población específica sobre eso.

¿Tienes un tip noticioso? Envía un correo electrónico a Jennifer Stayton a jstayton@kut.org. También puedes seguirla en Twitter en @jenstayton

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación para apoyarlo. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.