La Seguridad En El Agua, Otra Víctima De La Pandemia En Texas

Jul 26, 2020

Read this story in English.

Ahogarse puede ocurrir en cualquier momento, incluso durante una pandemia.

Pero con más piscinas cerradas al público este año, todavía hay mucho interés de los padres que quieren mantener a sus hijos más pequeños seguros alrededor del agua, inscribiéndolos en clases de natación. El problema es que esas lecciones son difíciles de conseguir durante una pandemia.

Pregúntale a Tory Van Blarcum de Kilgore. Ella ha estado a la caza de lecciones para su hija de 2 años, Presley.

"Quiero a mi hija a salvo en el agua, tanto como queremos que los niños mayores estén a salvo en el agua", dijo Van Blarcum, que vive con su familia en Kilgore, a dos horas en coche al este de Dallas.

En el este de Texas, una región con abundancia de arroyos, ríos y lagos, pero con pocas piscinas municipales, es más difícil encontrar clases de natación en una temporada de verano normal. Pero los padres como Van Blarcum son muy conscientes de la importancia de aprender a nadar.

Eso se debe a que ahogarse es una de las principales causas de mortalidad infantil en Texas. El año pasado, el estado tuvo un total de 87 casos de niños que se ahogaron, y ya se han reportado al menos 46 hasta ahora al Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas. Tres de ellos han ocurrido en el área de los 12 condados conocida como Deep East (Este Profundo) de Texas.

Así que, Van Blarcum sabe que es importante empezar las lecciones a una edad temprana.

Ha estado buscando lecciones. Hay una piscina municipal en Kilgore y un Boys and Girls Clubs en el área, pero Van Blarcum está luchando por encontrar clases privadas para su hija pequeña.

"Las que encuentras, tienen un precio casi escandaloso, por lo que son difíciles de conseguir", dijo.

Las clases individuales siguen disponibles durante la pandemia, pero no son necesariamente asequibles. El precio puede oscilar entre $100 y $200 por semana.

Van Blarcum no está sola. Muchos padres se encuentran en esta situación, sobre todo cuando buscan lecciones para niños más pequeños. Ahora, debido al brote de coronavirus, las piscinas comunitarias están adoptando prácticas de distanciamiento social para las clases de natación esta temporada.

En los Boys and Girls Clubs de la zona este de Texas, todas las lecciones individuales se cancelan en favor de un formato de grupo más grande, donde los instructores mantienen una distancia de seis pies de los estudiantes.

Pero las clases sin contacto no son adecuadas para los niños pequeños y los nadadores más jóvenes que no pueden llegar al fondo de la piscina.

"No se les puede dejar desatendidos; hay que ayudarlos físicamente, ya sea equilibrando su peso cuando están en el agua o ayudándolos a mover los brazos y las piernas", dijo Steve Davidson, director ejecutivo del Boys & Girls Clubs de Deep East de Texas.

Y el Departamento de Familia y Servicios de Protección de Texas (DFPS, en inglés) reconoce que la accesibilidad a las clases de natación y la seguridad en el agua depende de los antecedentes económicos.

"No todas las comunidades tienen clases de natación gratuitas. Así que si no puede permitirse el lujo de llevar a su hijo a un programa de natación pagado, entonces, por desgracia, probablemente no van a aprender a nadar", dijo Shari Pulliam, portavoz de la agencia.

En las regiones menos pobladas, como el este de Texas, los niños tienen acceso a masas de agua como lagos, estanques y piscinas de complejos de apartamentos, que en su mayoría no tienen guardavidas. Además, la supervisión constante no es posible para los padres que trabajan.

"La supervisión es la clave. Si no puedes ver a tu hijo, no puedes evitar que se ahogue", dijo Pulliam.

A medida que avanza el verano, los funcionarios del DFPS esperan ver un aumento de casos de niños ahogados durante la pandemia. Pero hasta ahora, los números se han mantenido en línea con los últimos años.

¿Una pequeña ventaja de la pandemia? Pulliam dice que como más padres se están quedando en casa, pueden supervisar mejor y prevenir que los niños se ahoguen.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación para apoyarlo. Tu aportación paga todo lo que encuentres en texasstandard.org y en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.