Los Proveedores De Pruebas De COVID-19 En Austin No Dan Abasto Con La Demanda

Jul 7, 2020

Read this story in English.

Eran poco más de las 8 a.m. del lunes cuando la residente de Austin, Emma VanDelinder, llegó a un sitio de pruebas de COVID-19 de CommUnityCare. Pero cuando llegó, vio un cartel escrito a mano y se dio cuenta de que no tenía suerte. Las pruebas ya se habían terminado.

Bajó la ventanilla para hablar con una empleada, quien le dijo que el lugar había alcanzado su capacidad para todo el día. El local de William Cannon había abierto a las 6:30 a.m., pero la gente había empezado a hacer fila mucho antes. (Una persona había estado esperando desde las 4:30 a.m., dijo la empleada). 

"Miré a mi alrededor como diciendo, '¿Qué se supone que debo hacer? y ella se encogió de hombros y dijo: 'No lo sé realmente'", contó VanDelinder.

Tanto los proveedores de pruebas de COVID-19 públicos como privados en el área de Austin están reportando un aumento en la demanda de los tests. Eso puede significar mayores tiempos de espera, tanto para hacerse una prueba como para obtener los resultados. Y ahora, algunos sitios de pruebas están priorizando los exámenes para aquellos que más los necesitan.

RELACIONADO | MAPA: Centros De Pruebas De COVID-19 Desde Tu Auto En Austin Y Cómo Hacer La Cita

CommUnityCare, la red de centros de salud financiada por el distrito de atención médica del Condado de Travis, es uno de los pocos proveedores de pruebas que no requiere que las personas hagan una cita. La red ha establecido sitios de prueba en varias partes del condado, ofreciendo exámenes gratuitos a las personas sin seguro médico. 

Un letrero indica que el sitio de pruebas de drive thru de CommUnityCare está cerrado por el día. Los lugares cierran más temprano si alcanzan su capacidad.
Credit Gabriel C. Pérez / KUT

Mónica Saavedra, directora de marketing y relaciones comunitarias, dijo que la demanda de pruebas se ha triplicado por lo menos en todos los centros de CommUnityCare en las últimas semanas. Si bien los centros de salud no tienen escasez de pruebas en este momento, dijo que los centros sólo pueden realizar pruebas a un número limitado de personas cada día debido a la cantidad del personal y a los límites del centro. 

"La mayoría de nuestros centros fueron establecidos para realizar pruebas a 30 o 40 personas por día, y estamos teniendo unas 400 personas que se presentan, por lo que los estacionamientos no son del tamaño que quisiéramos", dijo Saavedra. "La demanda es mucho más de lo que anticipamos y de lo que teníamos al principio".

Los centros de salud habían estado examinando a cualquiera que solicitara una prueba, pero este jueves anunciaron que ya no pueden hacerlo y sólo examinarán a personas con síntomas, a quienes hayan tenido una exposición certera al virus, o a quienes tengan condiciones de salud preexistentes. Saavedra dijo que las pruebas se hacen por orden de llegada y el personal les dice a las personas que llaman a la línea directa de CommUnityCare que lleguen antes de que se abra el centro si quieren hacerse la prueba. (Ese consejo también está escrito en negrita en su sitio web).

La Clínica Regional de Austin (ARC, en inglés) dice que también ha visto triplicarse la cantidad de personas que solicitan pruebas -y el número de pruebas que dan positivo- en las últimas dos semanas. El Dr. Manish Naik, jefe de información médica de ARC, dice que el aumento de la demanda se corresponde con la reciente flexibilización de las órdenes de distanciamiento social y a que la gente empieza a ser menos cuidadosa a la hora de llevar mascarillas y lavarse las manos.

Resultados atrasados

ARC lleva a cabo pruebas a través de servicios de drive-thru y en persona en sus clínicas de atención primaria en el centro de Texas. Las clínicas ofrecen pruebas virales, que te dicen si estás infectado actualmente, y pruebas de anticuerpos, que pueden decirte si has tenido una infección en el pasado. Naik dice que ARC también tiene un suministro "muy limitado" de kits de pruebas rápidas, que se utilizan cuando "el doctor considera que es médicamente necesario obtener resultados dentro de las 24 horas".

Naik dice que ARC confía en que tendrá un suministro adecuado de pruebas y equipo de protección personal en el futuro, pero el aumento de la demanda ha hecho que se demoren más tiempo los resultados de los análisis. Los centros de pruebas envían sus tests a laboratorios estatales o comerciales que determinan si son positivos o negativos.

La fila de autos en un centro de prueba de CommUnityCare atraviesa el estacionamiento del Centro Hancock
Credit Gabriel C. Pérez / KUT

"Los laboratorios locales se han visto abrumados por la demanda y hemos visto que los resultados de las pruebas tardan de 7 a 10 días en lugar de los 3 a 5 días que habíamos estado viendo anteriormente", dijo Naik en un correo electrónico.

Un tiempo de entrega prolongado para los resultados de las pruebas impacta la capacidad de reforzar los comportamientos seguros, dice la Dra. Amy Young, directora clínica de la Universidad de Texas para la Salud de Austin. La clínica ofrece pruebas desde el auto con cita previa a las personas con síntomas o que han estado en contacto con alguien que dio positivo. 

Young dijo que las personas que piensan que tienen síntomas o que estuvieron en contacto con alguien que dio positivo deben aislarse de los demás, tanto antes de que puedan hacerse la prueba como mientras esperan los resultados de la misma. 

"Creo que tener un resultado positivo en la prueba refuerza ese comportamiento y, desafortunadamente, cuando se retrasa el tiempo de respuesta, sin culpa de nadie -a excepción de que es un problema de oferta y demanda- la capacidad de reforzar ese comportamiento no es tan buena", dijo. 

La Universidad de Texas para la Salud de Austin también ha visto un aumento en la demanda de pruebas. Mientras que antes el personal hacía alrededor de 60 pruebas por día, ahora hacen 90 o un poco más de 100 cada jornada, dijo Young. 

"La gente viene a nosotros porque no pudieron hacerse las pruebas a tiempo en otros lugares", dijo.

Obstáculos en el rastreo de contactos

El centro de pruebas de la Universidad de Texas para la Salud de Austin también está conectado a un equipo de rastreo de contactos. Se trata del proceso de identificar a las personas que han estado en contacto con alguien con una enfermedad contagiosa, como el COVID-19, para que se les pueda decir que se pongan en cuarentena para evitar una mayor propagación. Pero el proceso no comienza hasta que el resultado de la prueba es positivo. La demora en los resultados de una prueba debido al aumento de la demanda, combinado con un retraso en los resultados de laboratorio, dificulta la capacidad de los rastreadores de contacto de intervenir de manera oportuna.

Salud Pública de Austin (APH, en inglés) advirtió el martes que la gente no debe confiar en el rastreo de contactos para contener la propagación. Con el aumento de casos y el retraso en los laboratorios, se ha vuelto más difícil para los rastreadores de contacto de APH informar a la gente que ha estado cerca de un caso positivo a tiempo para detener cualquier propagación. 

"El rastreo de contactos en esta época de transmisión generalizada incontrolada no va a ser tan efectivo, especialmente si la gente sigue teniendo un mayor contacto con otras personas fuera de su hogar", dijo el Dr. Mark Escott, autoridad médica provisional del condado de Austin-Travis, en un comunicado de prensa.

APH dice que las personas que esperan los resultados de las pruebas deben autoaislarse inmediatamente, incluso de los miembros de su familia, para ayudar a prevenir cualquier posible propagación de la enfermedad. Las personas que no pueden autoaislarse en su propia casa o las que viven con una persona de alto riesgo o un trabajador esencial pueden alojarse en un hotel que el condado de Austin-Travis está usando como centro de aislamiento.

Cambio de prioridades

Las pruebas públicas gratuitas de APH también se ven abrumadas ahora mismo por un aumento de solicitudes. Mientras que hasta no hace mucho tiempo, los funcionarios alentaban a todos a hacerse las pruebas, tuvieran o no síntomas, ahora APH está dando prioridad a quienes tienen síntomas. 

Otros sitios de pruebas también están buscando hacer cambios en respuesta a la demanda. Young dijo que la Universidad de Texas para la Salud de Austin está empezando a considerar diferentes umbrales sobre cuándo las pruebas son valiosas y cuándo no lo son. CommUnityCare dejó de ofrecer pruebas de drive thru en dos de sus centros más pequeños esta semana -Pflugerville y William Cannon- y está buscando nuevos espacios en los que puedan manejar un mayor volumen de personas. Sin embargo, los pacientes de CommUnityCare aún pueden hacerse pruebas en esos dos lugares si hacen una cita.

Tanto APH como CommUnityCare están pidiendo a las personas que tienen seguro médico que busquen otras opciones para hacerse las pruebas -como farmacias, salas de emergencias y otros lugares privados de pruebas- para dejar espacio para aquellos que no tienen seguro médico. Saavedra dijo que el enfoque de CommUnityCare es servir a las personas que no tienen seguro o que no tienen acceso a un proveedor médico.

"Si ese es usted, entonces estamos aquí para servirle", dijo. "Si usted tiene un proveedor o un seguro médico, queremos alentarlo a que busque pruebas con su proveedor o en otros lugares, para que podamos dejar nuestros sitios abiertos para los más vulnerables".

"Si tienes síntomas de COVID-19... entonces hay una buena posibilidad de que tengas COVID-19. Así que si no puedes hacerte la prueba, debes comportarte como si tuvieras una prueba positiva en la mano"

APH dice que a las personas con seguro médico no se les debe cobrar por la prueba estándar -llamada PCR- de COVID-19, según la Ley de Respuesta al Coronavirus Familias Primero y la Ley CARES, ambas aprobadas por el Congreso.

Pero la falta de transparencia sobre el costo de la prueba tiene a algunas personas preocupadas por los sitios privados de testeos. Antes de intentar hacerse la prueba en CommUnityCare el lunes, VanDelinder visitó un lugar de pruebas privado. Cuando un empleado de atención médica le entregó un papel que decía que la prueba se cobraría como una visita a la sala de emergencias, se puso nerviosa y se fue. Había leído un artículo del periódico The New York Times sobre gente en Austin que usaba su seguro y se les cobraba una "cantidad escandalosa" por las pruebas.

"La variación de precios es especialmente frustrante porque nadie está siendo muy abierto sobre cuál será el costo más allá de las [pruebas] que son gratis, y los [sitios]que las ofrecen gratis parecen haberse quedado sin pruebas a los pocos minutos de abrir sus pruebas", dijo VanDelinder. "Así que estoy frustrada y siento que podríamos estar haciendo esto mejor y no lo estamos haciendo". 

APH está trabajando para publicar un mapa de los lugares de prueba hacia el final de la semana, para que la gente pueda entender cuáles son sus opciones aparte de un sitio de pruebas público. Pero si la demanda de exámenes continúa aumentando, todos los sitios de prueba en el área, públicos y privados, podrían no ser capaces de analizar a todos los que necesitan el examen, dijo Escott a los comisionados del condado de Travis el martes. Eso significa que la gente necesita pecar de precavida.

"Si tienes síntomas de COVID-19... entonces hay una buena posibilidad de que tengas COVID-19", dijo Escott. "Así que si no puedes hacerte la prueba, debes comportarte como si tuvieras una prueba positiva en la mano. Debes quedarte en casa, debes aislarte de los demás miembros de tu familia".

¿Tienes un tip noticioso? Envía un correo electrónico a Marisa Charpentier a mcharpentier@kut.org. También puedes seguirla en Twitter en @marisacharp. 

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación para apoyarlo. Tu aportación paga todo lo que encuentres en texasstandard.org y en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.