Mientras Reabren Comercios, Adler Recuerda A Residentes De Austin: Aún No Estamos 'Fuera de Peligro'

May 12, 2020

Read this story in English.

La presentadora de la edición matutina de KUT, Jennifer Stayton, entrevistó al alcalde de Austin, Steve Adler, sobre cómo la ciudad está respondiendo a las órdenes de reapertura del gobernador Greg Abbott y para preguntarle sobre cómo la ciudad enfrente a la pandemia.

Puedes ver la conversación completa a continuación:

Puedes leer la transcripción completa de la entrevista a continuación: 

KUT: Quiero empezar con las órdenes de aquí, en Austin, y a nivel estatal. El viernes pasado, se extendió la orden de quedarse en casa para Austin hasta finales de mayo. Y el Gobernador Greg Abbott ha estado emitiendo algunas nuevas órdenes en las últimas semanas y ha comenzado a permitir que algunos negocios reabran con capacidad limitada. Así que se está volviendo un poco confuso por los diferentes niveles de las órdenes y los diferentes pedidos. Así que en primer lugar, para los residentes de Austin, ¿qué está pasando exactamente en este momento? ¿Qué órdenes y bajo qué reglas estamos viviendo ahora mismo en Austin? 

Steve Adler: Hay muy pocas diferencias sustanciales entre la orden que yo emití, y la orden del gobernador. Hicimos que la orden de nuestra ciudad cumpliera y siguiera la suya. La diferencia, creo, es más bien un asunto de mensajes que otra cosa.

La orden original del gobernador instaba a la gente a quedarse en casa a menos que estuvieran involucrados con un asunto esencial. Les instaba a evitar los grandes grupos [de personas]. Instó a no reunirse y a mantener el distanciamiento social y a usar protectores faciales y a permanecer básicamente en el hogar. 

La orden del gobernador sigue siendo exactamente la misma, excepto que, mientras antes había una excepción sólo para los negocios esenciales, ahora la excepción es para los negocios esenciales y los negocios reabiertos. Pero el mensaje general del gobernador que está en el primer párrafo de su orden sigue siendo que la gente debe quedarse en casa. La gente debe evitar las reuniones, debe respetar el distanciamiento social. Así que mi orden dice lo mismo. Deberías quedarte en casa. Deberían evitar las reuniones. Es exactamente lo mismo. 

La única diferencia es que yo hablo más de la premisa general y el gobernador en la última semana ha hablado más de las excepciones. Pero la premisa general y las excepciones son las mismas en ambas órdenes. Hay un par de diferencias. Son pequeñas. Se relacionan con los cubrebocas. Se relacionan con una recomendación que hicimos a los restaurantes para ayudar con el rastreo de contactos. Pero en general, las órdenes son las mismas. 

Y vamos a entrar en muchos de esos detalles mientras hablamos. Si quiero preguntarle, el viernes pasado, al anunciar la extensión de las órdenes de la ciudad, usted dijo que el gobernador ha comenzado con algunas de estas reaperturas limitadas -usted dijo- antes y más rápido de lo que hubiera querido para la ciudad de Austin. ¿Qué le preocupa específicamente sobre el calendario en que el gobernador tiene ahora al estado? 

Usted sabe, tratamos de guiarnos por la ciencia y los datos, los científicos y los médicos, y lo que ellos nos dicen es que hemos tenido éxito en aplanar a este virus en Austin porque a través de nuestras acciones hemos disminuido el contagio de este virus en un 94%, en comparación con lo que hubiera sido nuestro comportamiento normal.

Ahora sabemos que, si hacemos lo que hemos hecho a un nivel del 94%, podemos detener este virus en su camino. Bueno, no sabemos qué pasa si sólo hacemos la mitad de eso. ¿Y si en lugar de una reducción del 94%, sólo reducimos las interacciones físicas y la efectividad en un 40%? ¿Qué sucedería entonces? ¿O qué pasa si es el 70%? ¿Qué pasa entonces? Ahora los modelos pueden decirnos que a un 40%, el virus regresa y regresa a esta velocidad y con esta furia. Y si estás en el 70% y regresa no con la misma furia, no con la misma velocidad, pero todavía tienes un pico al que tienes que reaccionar.

Pero lo que nadie sabe es qué comportamientos equivalen al 40% y qué comportamientos equivalen al 70%. Simplemente no sabemos eso. Lo que yo habría hecho es que hubiese anunciado algunos cambios y luego nos hubiera dado tres o cuatro semanas para poder ver cómo esos nuevos comportamientos impactan en la propagación del contagio en nuestra ciudad antes de empezar a ponernos en marcha y a hacer cosas adicionales. 

Más allá de eso, una forma de mantener alto el porcentaje de reducción de contagio es tener la capacidad de hacer pruebas para que, si alguien en la ciudad contrae el virus, pueda ser detectado de inmediato, hacerle pruebas y aislarlo antes de que pueda contagiar a alguien más. Y no estamos al nivel de pruebas que el gobernador quiere que estemos. Ciertamente no estamos al nivel de pruebas que queremos estar. Estamos construyendo esa capacidad, pero aún no estamos allí. 

Y luego el rastreo de contactos. De nuevo, podemos aumentar el porcentaje de reducción de contagio de este virus si cuando alguien se convierte en un caso confirmado, podemos encontrar en horas a todos los que estuvieron en contacto con esa persona en los últimos 14 días. Así podemos llegar a esas otras personas y decir, "Oigan, esperen. Háganse la prueba", o "Si tiene la garganta irritada, puede ser algo más que alergias. Hágase la prueba inmediatamente o incluso póngase en cuarentena durante 14 días para asegurarse de que no le transmite [el virus] accidentalmente a otra persona". Y nuestra capacidad de rastreo de contactos no es tan fuerte como me hubiera gustado que fuera cuando empezamos a reabrir el comercio. 

Hablemos de esa capacidad de prueba. Austin ha estado en unas 2,000 pruebas a la semana. Sé que he oído que el objetivo deseado es al menos 2,000 por día, y aún no hemos llegado a eso. El viernes usted dijo que Austin aumentará la capacidad de pruebas mientras los negocios reabren. ¿Cuándo ocurrirá ese aumento? ¿Y qué es lo que impide que Austin tenga una capacidad mucho mayor que la que necesitamos para seguir todo esto? 

Bueno, creo que ya comenzó, y nuestra capacidad ha aumentado esta semana, la semana pasada y la semana anterior. Ahora tenemos la capacidad de hacer bien más de 2,000 pruebas a la semana, probablemente más cerca de las 1,000 pruebas al día. Pero seguimos presionando para poder expandir eso aún más. De hecho, tenemos algunas instalaciones de pruebas en este momento que tienen una capacidad extra donde tenemos más pruebas que personas que se quieren hacer esas pruebas. Así que estamos empezando a bajar la vara de lo que se necesita para poder acceder y hacerse una prueba para que podamos hacer que más personas se hagan la prueba.
 

Históricamente, la razón por la que no hemos tenido suficientes pruebas es que no había suficientes pruebas para todos. Sólo había un par de laboratorios que suministraban la prueba, y no tenían suficiente capacidad para todos los que se querían hacer pruebas. E incluso si hubiesen podido, había una escasez de suministros, no podían conseguir el reactivo para poner el hisopo después de que se tomara la prueba para transportarla, o no teníamos suficientes hisopos para poder tomar la muestra y utilizar la capacidad existente del laboratorio. 

Ahora tenemos más compañías que están haciendo pruebas, haciendo el trabajo de laboratorio. Así que en realidad estamos obteniendo resultados más rápidamente de lo que podíamos en cierto tiempo. En un momento dado, enviábamos la prueba al laboratorio y pasaban varios días antes de que recibiéramos un resultado. Hemos firmado nuevos contratos con nuevos laboratorios para obtener resultados las 24 horas.
 

Así que no había suficientes compañías que lo hicieran, y no había suficientes suministros. Eso se está completando ahora. Y anticipo que vamos a ser capaces de llegar a donde necesitamos en el número de pruebas. Sólo que aún no hemos llegado a eso. 

Entonces, las pruebas y la falta de pruebas han sido un tema de discusión durante semanas, sino meses ... necesitamos más pruebas. Es sorprendente escuchar que la capacidad actual ni siquiera está siendo utilizada, que hay pruebas que la gente no se está haciendo. ¿Por qué no se están utilizando todas las pruebas? Si tenemos una capacidad cada vez mayor, mayor, mayor ¿por qué ni siquiera hemos utilizado el nivel máximo de lo que tenemos disponible? 

Ya sabe, no estoy exactamente seguro de la respuesta a esa pregunta. Puede ser que la gente no sepa que puede anotarse y obtener una prueba gratuita, que no necesita un médico para poder inscribirse y pasar por el proceso de la prueba. Parte del problema, pienso, es que muchas personas que contraen el virus son asintomáticas, por lo que no saben que tienen el virus. Por ello, fue que establecimos un límite, para que no todos los que pensaran que tenían síntomas pudieran ir a hacerse la prueba. En realidad, había que tener síntomas bastante fuertes para poder hacerla. Así que ahora estamos bajando la vara para que más personas puedan ser elegibles a través de una evaluación para poder hacerse una prueba. 

Entonces, si hay acumulaciones de casos conocidas, sabemos que hay algunos hogares y residencias para ancianos donde tienen a los pacientes aislados, sabemos que algunas obras en construcción en la ciudad son puntos calientes. Si hay lugares donde sabemos que hay grupos de casos, o lugares como tiendas de alimentos donde hay gente vulnerable trabajando y ven gente que entra y sale todo el tiempo, si tenemos capacidad, ¿por qué no hacer pruebas con esa gente? ¿Por qué no podemos decir, hagamos pruebas a los trabajadores de los supermercados, hagamos pruebas en en todas las obras en construcción? ¿Hay algo que impida un sistema proactivo de exámenes para las personas que aunque sean asintomáticas sabemos que están en un sitio vulnerable?

La respuesta a eso es no. Y creo que necesitamos hacer eso más. Y hemos empezado a hacerlo. Así que hemos empezado a ir a las residencias de ancianos ahora y estamos haciendo pruebas a todos los que están allí. Hemos empezado a ir a las obras en construcción y a examinar a todos en las obras en construcción. Tenemos un equipo ahora mismo que está trabajando en un protocolo de estrategia a largo plazo para hacer exactamente eso.

También para ver si deberíamos trabajar en protocolos o usos de las pruebas de anticuerpos o de otros tipos de pruebas que están en el mercado, que no detectan la presencia actual del virus, sino los anticuerpos que se producen para combatir el virus. Así que nos estamos moviendo en esa dirección ahora mismo y por esa misma razón. 

 ¿Cuándo espera que ese tipo de plan estratégico de pruebas más grande esté disponible? ¿Puede darnos más detalles sobre el plan, además de posibles pruebas de anticuerpos, pruebas más generalizadas? ¿Algo más que pueda decirnos sobre ese plan? 

Creo que aumentar la cantidad. Asegurarnos que las pruebas sean accesibles. Sabe, en medio del proceso, empezamos a enviar más y más sitios de pruebas hacia el este para asegurarnos de que teníamos sitios de pruebas cada vez más accesibles para las poblaciones que más lo necesitaban. Sospecho que probablemente en las próximas semanas habrá un plan estratégico escrito que será público. Pero ya hemos empezado la guía estratégica para esos tipos de pruebas de los que hablas.
 

Usted sabe, parte de este desafío con este virus es que muchas de las cosas que estamos usando ahora mismo, las herramientas que queremos, las estamos construyendo a medida que atravesamos la pandemia. No teníamos la capacidad y no teníamos los procedimientos ya establecidos para centralizar todos los datos en un solo lugar. Es decir, fue un poco cuesta arriba sólo tratar de averiguar quién estaba entregando las pruebas, en qué lugar de nuestra ciudad y obtener todos los resultados de las pruebas. Hay un montón de informes que deben ser entregados al estado, pero el estado tiene un gran atraso en la presentación de esos números a las jurisdicciones locales y no podíamos esperar ese tipo de resultado. Empezamos entonces a reunir en una llamada diaria a los actores clave que estaban haciendo las pruebas en nuestra ciudad. Pero luego, cada uno de ellos recibir los resultados de las pruebas y poder rastrear independientemente información diferente. Así que nos llevó mucho tiempo poder establecer un sistema. Así, obtuvieron informes regulares de raza y etnia con respecto a las pruebas que se hicieron, con respecto a quién está siendo admitido y quién está en unidades de cuidados intensivos u hospitalizado. 

Algunas personas disponían de esa información y la comunicaban enviando faxes o notas escritas a mano, en lugar de tener la posibilidad de conectarse a Internet y comunicar los datos y vincularlos a sus funciones en ese hospital o clínica, de modo que las personas no pasaran todo el tiempo generando datos, sino simplemente extrayéndolos. Estamos creando muchos de esos sistemas a medida que trabajamos en esto.
 

¿No es eso algo que una ciudad ya tiene en su manual de estrategias? Quiero decir, ¿tiene la oficina de salud pública de la ciudad algún tipo de plan ya en marcha que pueda anticipar si algún día un virus golpea o una pandemia golpea? Esperamos que no sea muy frecuente, pero ¿no es eso algo que una ciudad ya tiene de alguna forma en su manual de estrategias? 

 Lo más cercano que teníamos en nuestro manual de estrategias a esto era un ataque con ántrax en la ciudad. Pero ese también es un tipo de ataque diferente al de una pandemia. Así que no, no teníamos un plan detallado para poder enfrentar la pandemia. No existía en nuestro país. Por eso, nadie tenía los suministros que necesitaban, ni la capacidad de conseguirlos. Pero tenemos gente que cooperó mucho en el Departamento de Salud, que muy proactivo en esto. Además, fuimos una de las primeras ciudades en pasar de sólo llevar la cuenta de las pruebas a empezar a llevar la cuenta de las hospitalizaciones porque pudimos cambiar rápidamente. Y creo que eso nos ha mantenido en muy buena posición.
 

 Debe ser un poco frustrante, sin embargo, cuando usted habla de planificación y decir deseamos tener o esperamos tener ese tipo de plan estratégico de pruebas listo en unas pocas semanas, sabiendo que un período de semanas es un tiempo de X número más de casos y probablemente X número más de muertes por complicaciones relacionadas con el COVID-19. Eso debe ser un punto frustrante, estoy segura, sabiendo que son semanas, y las semanas significan más enfermedades y probablemente más muertes. 

Es frustrante que para tener toda la información y los datos a tu alcance va a pasar una semana o dos, no varias semanas antes de que tengamos ese plan.
 

Pero a través de todo este proceso hemos estado involucrados en las pruebas y en la toma de decisiones estratégicas acerca de a dónde irían las pruebas, exactamente como usted lo señala, que estábamos en los asilos, que estábamos en las obras de construcción. Así que hemos estado haciendo pruebas. Hemos sido estratégicos en nuestras pruebas. Lo que realmente quiero es un plan estratégico general que no sólo considere lo que estamos haciendo ahora, sino también lo que haremos en diferentes escenarios en los próximos dos, tres, cuatro, cinco, seis meses. Y la verdad es que, cuando esto golpea, todos están lidiando con el fuego que tienen inmediatamente frente a ellos, sin tener realmente la capacidad de poder dar este paso hacia atrás. Así que ese es el elemento que me falta. 

Pero hemos sido estratégicos con lo que hemos estado haciendo. Por eso hemos estado realizando pruebas piloto en las residencias de ancianos y en las obras en construcción. 

 Mencionó las obras en construcción. Recibimos una pregunta de un miembro de la audiencia sobre las obras en construcción que quería saber qué se hará para asegurar que las obras en construcción cumplan con los protocolos de seguridad y que informen cuando un trabajador se enferme. ¿Esto es algo que el departamento de códigos está monitoreando proactivamente? Si no, ¿cuándo empezarán? ¿Y hay alguna forma de dar a conocer esos casos por área (código postal)? ¿Cuál es la situación de las obras en construcción en este momento, sabiendo que al principio estaban limitadas en Austin, pero que por una de las órdenes del gobernador se les permitió abrir a todas bajo ciertas reglas? ¿Cuál es su situación ahora mismo? 

Todas las obras están abiertas por orden del gobernador. Pero bajo la orden de la ciudad, hay ciertos pasos de mitigación requeridos que deben ser tomados en las obras en construcción, que desarrollamos tanto con grupos de trabajadores como con la industria. Y fueron incorporados en la orden que luego emití en respuesta a la orden del gobernador de abrir la construcción. Tenemos un [equipo del] código de ejecución que está saliendo y tomando medidas de acción.
 

Pero, ya sabe, esta disposición, como todas las disposiciones de estas órdenes, en última instancia, tendrán éxito o no basado en la cultura de nuestra ciudad y las decisiones individuales. No tenemos suficientes oficiales de policía y ayudantes del sheriff para arrestar a todos y encontrar a la gente que no está haciendo esto bien. Lo mismo ocurre con el distanciamiento social y los 6 pies de distancia, que también están en la orden. Usted ya sabe, hay una disposición que dice que es obligatorio llevar un protector facial, y no podemos hacer cumplir eso con una sanción penal o civil, pero tampoco deberíamos tener que hacerlo. Estas son cosas que deberíamos hacer como ciudad. Y francamente, esta ciudad hizo un muy buen trabajo al refugiarse. Desde salir solo cuando era esencial salir hasta quedarse a trabajar en casa. Durante ese período, todavía había mucha gente que iba a trabajar. Ya sabe, empleados en el supermercado. Las estanterías que todavía estaban siendo abastecidas. El agua seguía corriendo y la electricidad seguía funcionando. Todavía había mucha gente que estaba fuera. Y todavía me enviaban fotos por correo electrónico de grupos que parecían estar demasiado juntos en nuestros parques y otros entornos. 

Así que está claro que nuestro comportamiento no fue perfecto, pero los modelos nos dicen que logramos una reducción del 94% en las interacciones físicas. Así que eso fue lo suficientemente bueno para que pudiéramos realmente aplanar, detener, a este virus en su camino. Y ese mismo enfoque es lo que finalmente va a funcionar o no en nuestras obras en construcción. 

Así que parece que hubo un cambio para cuando el gobernador comenzó a emitir algunas nuevas órdenes y permitir que ciertos negocios reabrieran y un cambio a nivel estatal sobre la seguridad de hacer algunas cosas con capacidad limitada. Pero estuvimos escuchando que usted y la Jueza (Sarah) Eckhardt dijeron el viernes que querían ser más pausados con eso, tal vez empezar a reabrir unas semanas más tarde, si no un mes más tarde o algo así. Esos son mensajes contradictorios sobre lo que está bien, lo que es seguro hacer. Creo que la gente todavía los está procesando. Es como un tipo de mensajes discordantes. No necesariamente son detalles de una orden, sino sólo un sentido más general. ¿Cómo se puede trabajar para evitar eso o tratar de que todo el mundo cumpla cuando, ya sabe, los federales, los estatales y los locales parecen venir de lugares ligeramente diferentes sobre lo que está bien hacer y cuándo está bien hacerlo? 

Tomemos los protectores faciales, por ejemplo, porque creo que es un muy buen ejemplo. Todos los científicos nos dicen que si vas a salir ahora mismo y estás cerca de alguien más, deberías llevar tu cubrebocas. Y punto. Está recomendado por el gobierno federal. En la conferencia de prensa del gobernador, él dijo específicamente que la gente debería cubrirse la cara. El vicegobernador, a su turno, eligió recordarle a la gente que debían llevar cubiertos sus rostros. Todo el mundo está de acuerdo en que es algo importante.
 

Pero aún así, el gobernador ha dicho que las ciudades no pueden imponer los protectores faciales con sanciones penales o civiles. No es que estuviéramos arrestando o multando a la gente, pero el hecho de que fuera obligatorio, aunque no lo estuviéramos haciendo, envió un mensaje muy claro de que todo el mundo debía cubrirse la cara. Está claro que la gente debería hacerlo. No te protege [del virus] cuando te cubres la cara, protege a la gente que te rodea. Y entonces, francamente, si todos los que te rodean también se cubrieran la cara, entonces también estarías protegido. Porque son ellos los que lo llevan, no tú. 

Pero en cualquier caso, creo que el mensaje se volvió muy confuso cuando el gobernador dijo eso. Por un lado, le decía a todos que se cubrieran el rostro. Por otro lado, la gente escuchó lo que dijo como si fuera que ya no necesitamos hacerlo o no es algo importante. Y creo que eso es muy desafortunado. Creo que ese tipo de mensajes contradictorios es lo que está confundiendo a la gente ahora mismo. 

Este virus es tan infeccioso como lo era en marzo cuando empezamos a dar nuestros primeros pasos y eso no ha cambiado, pero los mensajes, creo, a medida que empezamos a reabrir las cosas comienzan a confundir a la gente porque les hace pensar que estamos fuera de peligro y no lo estamos. El desafío se vuelve aún mayor cuando reconoces que puedes infectarte con este virus y no tener un solo síntoma durante una semana. Y a medida que los síntomas empiezan a aparecer, pueden pasar fácilmente dos semanas antes de que te sientas mal, de que hayas decidido que no es una alergia y que tal vez sea algo más que eso. Así que no sabemos y no podemos mirar y ver lo que está sucediendo en nuestra comunidad debido al cambio de políticas que tuvo lugar hace dos semanas o hace una semana, de una semana a 10 días. Así que me gustaría que esperáramos y viéramos lo que significó abrir los restaurantes en un 25% antes de pasar a abrirlos en un 50% para tener esa información. 

Pero el mensaje mezclado, creo, es lo que confunde a la gente. 

Estamos recibiendo preguntas de la gente que nos está viendo y escuchando esta mañana, y aquí hay una pregunta relacionada con eso. Alguien estuvo fuera este fin de semana y ella dice que había mucha gente en los restaurantes este fin de semana sin máscaras y que no había distanciamiento social. ¿Cómo se puede exigir a los negocios que cumplan? Entonces, ¿hay algo que la ciudad pueda hacer? Ha estado comentando sobre las máscaras y todas las demás recomendaciones. Creo, de nuevo, que es una especie de punto de confusión. Creo que la gente no tiene claro lo qué es lo que la ciudad puede y no puede decir de un restaurante, pensando no sólo en la gente que podría ir como cliente, sino en la gente que trabaja allí, que ve a las personas entrar e interactuar con otros y, obviamente, también necesita ser protegida lo mejor posible. 

El gobernador dijo que no podíamos imponer penas criminales y civiles asociadas a las máscaras, pero no nos impidió imponer penas criminales o civiles por muchas otras cosas que estamos pidiendo. Como el distanciamiento social y no estar en grandes grupos. El problema es que, de nuevo, no tenemos suficientes sheriffs o policías para imponerlo de esa manera. Así que hemos estado dependiendo unos de otros para hacerlo. 

Recuerdo la primera vez que oí hablar de alguien en una tienda de alimentos cuando adoptamos estos nuevos procedimientos que se dio cuenta que todos estaban amontonados. Y la persona dijo: "Oye, ¿no deberíamos estar a seis pies de distancia?" y todos se separaron. Y creo que en realidad apreciaron que alguien hubiera dicho algo en voz alta para que todos pudieran hacer lo que sabían que debían hacer.
 

En última instancia, el mejor control que tenemos sobre los restaurantes que dejan que la gente se reúna es que nadie debería ir a esos restaurantes. Deberíamos evitar los restaurantes y tiendas que dejan a la gente estar cerca de otras personas sin usar protectores faciales. Ayer salí y miré por la ventana de una tienda aquí en el centro de la ciudad. Y el empleado, el cajero, llevaba un cubrebocas, que ayuda a proteger a todos los clientes de la tienda. Pero estaba viendo a un hombre en el mostrador comprando algo sin ningún tipo de protector facial. Y estaba tratando de entender qué es lo que esa persona está pensando. Es muy grosero estar ahí de pie sin cubrirse la cara, muy cerca de un cajero que hace su trabajo y no tiene otra opción que estar ahí. Es simplemente grosero. Y es peligroso, y es desafortunado. 

 Entonces, usted mencionó que la gente no debería ir a restaurantes, que la gente no debería ir a tiendas mientras estamos en esta especie de período de transición, todavía aprendiendo cosas, entendiendo, sin embargo, que los negocios están sufriendo y mucha gente ha perdido sus trabajos. A muchos negocios les preocupa si serán capaces de sobrevivir a los cierres a corto o largo plazo. 

No dije que no se deba ir a restaurantes o tiendas. No se debería ir a ninguno que no requiera que la gente se cubra la cara. Eso es lo que no se debería hacer. Usted sabe, la gente puede tomar decisiones individuales sobre si van a un restaurante o a una tienda, asumiendo que están usando su protector facial siendo capaces de mantener 6 pies de distancia, esperando que esa tienda o ese restaurante esté de hecho desinfectando las cosas, o no tocando algo que alguien acaba de tocar. Reconozco que estamos probando la apertura del comercio y estoy de acuerdo con que probemos la apertura del comercio. Sólo quiero asegurarme de que estamos probando a la gente mientras lo hacemos. Que estamos rastreando mientras lo hacemos, que la gente está participando de los comportamientos mitigantes mientras hacemos eso, y que nos damos el tiempo suficiente para obtener los datos. 

Así que no tengo problemas con que empecemos a reabrir la economía. Creo que es algo importante y necesario para nosotros, porque es importante para nuestra vida y nuestra cordura, mucho menos que por el hecho de que tanta gente esté sufriendo económicamente. Estoy bien con eso. Cada uno hace su propia elección. No estoy listo para entrar en un restaurante todavía. Ese día llegará. Pero quiero asegurarme de que la gente está, de hecho, realmente desinfectando. Que la gente mantenga esto a 6 pies. Sólo quiero ver ese tipo de cosas. Y quiero ver los números que llegan antes de hacerlo. 

Espero que el plan del gobernador tenga éxito. Quiero que el plan del gobernador tenga éxito, y estoy tratando de hacer todo lo posible para ayudar a garantizar eso. 

Una de las cosas, como usted señaló, que ayudaría a relatar o ilustrar ese éxito sería si tuviéramos más rastreo de contactos, ser capaces de seguir más datos. Tenemos una pregunta en Facebook esta mañana: ¿Qué departamento de la ciudad o qué departamento llevaría a cabo el rastreo de contactos a medida que se expande? ¿Y cómo se llenarán esos puestos? ¿Cómo se contratará a estas personas?

Salud Pública de Austin hace el rastreo de contactos, la mayoría en nuestra ciudad. La Escuela de Medicina Dell también hace parte del rastreo de contactos en nuestra ciudad. Y eso está ocurriendo ahora. Ya sabe, cada persona en nuestra ciudad que es un caso confirmado [de COVID-19]  es contactada por uno de los equipos para asegurarse de que están recibiendo lo que necesitan para poder obtener información, pero también para identificar contactos. Si te conectas a Internet ahora mismo, para una de las pruebas gratuitas de la ciudad, como parte de ese proceso, vas a completar y dar algo de información de rastreo de contactos. Así que es algo que está sucediendo ahora en nuestra ciudad.

Si debido a esta interacción social, vamos a pasar de tener 25, 30, 50, 60 casos más al día a 100, 129, 150 o más casos al día, entonces vamos a tener que seguir construyendo esos planes. Salud Pública de Austin hará el trabajo principal con respecto a la contratación de personas para hacerse cargo de esa responsabilidad. En este momento, mucha gente que está haciendo eso son nuestros oficiales de policía y otros socorristas, porque hay una habilidad asociada con esto. Este es un trabajo de investigación.
 

Pero veo que las ciudades de todo el país que han sido gravemente afectadas están contratando a muchas más personas. Están contratando a mucha gente para este esfuerzo. Están contratando a cientos y miles de personas. Así que podemos movernos hacia esa dirección si tenemos ese mismo tipo de pico eventualmente. Pero por ahora, estamos contratando a 100 personas nuevas -Salud Pública de Austin las está contratando- y estamos aumentando los equipos que tenemos para hacer este trabajo. Ya está sucediendo. 

Hablando sobre el rastreo de contactos, parte de la orden del viernes sugirió que los restaurantes que ofrecen comida dentro de sus instalaciones ahora mismo, mantengan un registro de quiénes entran y los empleados que están allí, de modo que si alguien que ha estado en el lugar diera positivo, sería más fácil rastrear a las personas que pueden haber estado allí durante ese período. ¿Por qué no hacer eso obligatorio? Si es una herramienta tan útil y estamos contratando más rastreadores de contactos en Salud Pública de Austin, ¿por qué no hacerlo obligatorio para tratar de acelerar la recolección de datos?
 

 Pensé en hacerlo obligatorio. Te diré que se ha vuelto bastante controvertido, incluso habiendo emitido [la guía] de forma no obligatoria. Usted sabe que cuando hicimos la primera orden pidiendo a la gente que se cubriera el rostro, no era obligatorio, era algo que se recomendaba y sugería. Parte de ello fue acostumbrar a la gente al concepto. Una vez más, porque dependemos mucho de la auto-ejecución en este tema. Estás hablando de cambiar tu ciudad culturalmente. A veces la mejor manera de lograrlo es hacer la sugerencia y entonces la gente lo hará y veremos, "Espera un segundo, esto realmente no es tan oneroso en absoluto. Yo puedo hacer esto. Puedo acomodar esto". Y luego, a medida que se obtiene una mayor aceptación, se puede hacer obligatorio algo que tal vez nunca hubiera funcionado si se hubiera empezado por hacerlo obligatorio desde el principio. 

 Sabemos que el gobernador no ha tomado una decisión final sobre los campamentos de verano. Si se van a permitir en Texas. ¿Alguna idea sobre los campamentos de verano en el área del condado de Austin-Travis? ¿Han estado hablando o pensando en ello?
 

Hay conversaciones todo el tiempo sobre todos estos temas. Quiero decir, los campamentos de verano no son muy diferentes a las escuelas. Tienes muchos niños que están juntos. Toda la conversación sobre los niños se ha complicado un poco con la reciente información de que los niños, incluso los pequeños, pueden ser afectados por este virus de una manera que puede ser mortal pero muy diferente a la forma en que afecta a las personas mayores. No sabemos la respuesta a eso. Se está estudiando ahora mismo, pero hay suficientes niños que parecen estar afectados, y sé que los médicos, los doctores y los investigadores lo están analizando muy detenidamente ahora mismo. Pero la conversación sobre los campamentos de verano es como la conversación sobre las escuelas. Es una conversación continua, y en este momento nuestra gente nos dice que eso no sería algo apropiado para hacer hoy. Así que no es algo que estemos alentando en nuestras órdenes. 

Otra pregunta que ha llegado esta mañana, tengo la suerte de que como trabajador esencial, tengo una guardería para mi hijo. ¿Qué está haciendo la ciudad por los trabajadores no esenciales que ahora son convocados a trabajar pero que no tienen guardería para niños? ¿Hay alguna disposición o programa para esa gente? 

Tenemos un gran problema con el cuidado de los niños en nuestra ciudad. No es algo que sólo esté relacionado con el virus. Es algo que existía antes del virus. Y ciertamente es algo con lo que tuvimos que lidiar en esos períodos en que la escuela no estaba abierta. Pero tenemos una gran cantidad de infraestructura de cuidado de niños que necesitamos construir en nuestra ciudad. Ahora mismo, por orden del gobernador, el cuidado de los niños es para los trabajadores esenciales, para los trabajadores que tienen que trabajar. Así que continuamos apoyándolo y tratamos de acomodar eso lo mejor que podemos. Pero el cuidado de los niños es uno de esos temas que espero que salgamos de este virus con mayor infraestructura de la que teníamos. 

Eso es mirar un poco más allá, pero no hay nada disponible ahora para la gente que está empezando a ser llamada a trabajar pero que no puede acceder a guarderías o que puede necesitar ayuda con eso. 

No, lo único que tenemos en este momento es el reconocimiento de que si no tienes cuidado de niños y tu empleador te ha llamado para que vuelvas a trabajar, la Comisión Laboral de Texas ha determinado que esa sería una razón válida para no aceptar volver a trabajar y preservar el derecho al seguro [de desempleo]. []

Recibimos una pregunta esta mañana sobre la renta y los propietarios de la ciudad. ¿Tendrá la ciudad un programa para que los propietarios recuperen los alquileres de las personas que no pagan como resultado de la moratoria de la ciudad sobre los desalojos? Ahora mismo, hay una suspensión de los desalojos. Y eso no significa que el alquiler no se pague eventualmente. Sólo significa que no [se paga] ahora mismo. Y entonces los desalojos se han detenido por ahora. ¿Hay programas en marcha - sé que hay algunos programas de ayuda al alquiler - hay programas en marcha, se pregunta este oyente, para propietarios? 

Hay algunos programas ahora que necesitan ser programas adicionales. Reconocemos que si un inquilino no está pagando el alquiler, todavía tiene un propietario que podría estar obligado a hacer los pagos de su hipoteca. Así que tenemos que ser capaces de dirigirnos a todos los que están sufriendo en esto y con la acción que el consejo tomó la semana pasada, hubo una discusión específica sobre la ayuda a los propietarios, especialmente a los propietarios más pequeños que tienen menos capacidad de absorber este golpe.

Bajo la ley federal, toda la ley CARES fue aprobada por el Congreso, había ciertas disposiciones de mandato federal que decían que no se podía iniciar un procedimiento de desalojo en aquellas propiedades en las que había hipotecas con respaldo federal, que son bastantes de las hipotecas que tenemos. Lo que hicimos en la ciudad de Austin es que extendimos esa misma regla a otras propiedades que no tenían hipotecas con respaldo federal por la misma razón que el Congreso lo hizo sobre el área que tenía control, con las hipotecas con respaldo federal.
 

El gobierno federal también tenía una política para decir que si tienes una hipoteca respaldada por el gobierno federal, se te dio un período de gracia de 90 días para hacer los pagos de la hipoteca, si no estabas recibiendo el alquiler de los inquilinos.

Aquí en la ciudad de Austin, ponemos una cantidad considerable de dinero para el alivio del alquiler, ayuda de alquiler de los inquilinos, que en realidad se paga a los propietarios en nombre del inquilino. Y básicamente cubriendo ese gasto, pero de manera que el propietario sigue recibiendo el pago. Pero terminamos nuestra conversación la semana pasada diciendo que esto es algo que queríamos analizar con mayor profundidad, y en nuestra reunión del consejo de la ciudad dentro de dos semanas, donde estamos hablando de cómo estamos asignando los fondos que vienen del gobierno federal así como las implicaciones presupuestarias del virus COVID, creo que también vamos a discutir de nuevo la ayuda para los propietarios que están afectados y que tienen menor capacidad de absorber ese golpe. 

Estoy pensando en órdenes que se emitan y luego tal vez se extiendan por tres semanas o un mes o, usted sabe, una suspensión de los desalojos extendida por 30 días o 60 días o 90 días. Cuando todos ustedes piensan y planean la respuesta de la ciudad y lo que está sucediendo, ¿en qué tipo de calendario y horizonte piensan? Es decir, obviamente no sabemos mucho sobre cómo se comporta este virus, pero cuando todos piensan a mediano o largo plazo, ¿qué tipo de horizonte piensan en términos de personas que todavía van a necesitar asistencia? La economía se sigue desacelerando, las cosas todavía no pueden reabrirse completamente. 

Nadie sabe la respuesta a esa pregunta. Nadie. Así que empiezas a planificar para contingencias y diferentes escenarios que tienen distintas conclusiones y eventualidades. Y eso es lo que estamos haciendo. He visto modelos que sugieren que si nos sumergimos demasiado, ahora mismo, en contactos físicos, vamos a tener un pico significativo en nuestra ciudad en junio. Y eso requerirá que tal vez volvamos al tipo de cosas que habíamos estado haciendo, pero esta vez por un período de tiempo más largo. Tal vez para junio, julio y agosto. Tal vez salgamos de esto en septiembre. 

Pero entonces, esos modelos también sugieren que si hiciéramos eso, y tuviéramos ese tipo de pico, podría ser que lo que ocurra después de eso, suceda sin que tengamos que intervenir con un nivel suficiente de contagios dentro de la comunidad en general. Nadie sabe con certeza cómo funcionaría eso o si funcionaría. Así que uno de los aspectos crueles de este virus es que tenemos tantas preguntas sin respuesta sobre lo que va a pasar de aquí en más en esta ciudad. En este momento, vivimos en una ciudad en un estado donde el gobernador está reabriendo las cosas. Y quiero que tenga éxito, por lo que sigo presionando a mi comunidad para que haga todo lo posible para mantener la distancia física y social.
 

Estamos haciendo nuestra parte aumentando las pruebas y el rastreo. Vamos a estar observando los datos y vamos a comunicarlos a la comunidad con mucha anticipación para que puedan ver los números de hospitalización y puedan ver si aumentan o no. Y saber cuáles pueden ser los desencadenantes que pueden requerir que tomemos un comportamiento diferente. Quiero que la comunidad sea capaz de ver eso y seguirlo para que participe en esto, lo que es un gran experimento, porque no sabemos cuál será el impacto en las infecciones por el comportamiento que está ocurriendo ahora. 

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación para apoyarlo. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.