Negocios De Austin Que No Obliguen A Usar Mascarillas Podrían Enfrentar Multas

Jun 24, 2020

Read this story in English.

Los negocios en Austin deben exigir a sus empleados, clientes y visitantes que se cubran el rostro a partir de este martes, de lo contrario podrían enfrentarse a una multa de hasta $1,000.

El alcalde de Austin, Steve Adler, anunció el requisito la semana pasada, pero no estableció cuál sería la penalidad por no cumplirlo. Una nueva orden firmada este lunes explica que violar el requerimiento se castiga con una multa, pero no con la cárcel. Los oficiales de paz, los inspectores del departamento de códigos y la Oficina del Jefe de Bomberos de Austin están autorizados a hacer cumplir la orden.

El cumplimiento, sin embargo, "depende sustancialmente de la autorregulación", dice la orden, y de "un compromiso de la comunidad con la salud y la seguridad pública bajo la amenaza del COVID-19". Si no hay un cumplimiento generalizado, dice la orden, la ciudad aumentará sus esfuerzos para que se aplique.

En virtud de la orden, todos los negocios -tanto los que pueden ser visitados por el público como las empresas que sólo son accesibles a los empleados- deben aplicar una política de salud y seguridad que exija a los empleados, clientes y visitantes cubrirse la nariz y la boca con protectores faciales. Las empresas deben colocar un cartel que enseñe la política de salud en sus entradas o cerca de ellas.

La orden también establece que las personas mayores de 6 años deben llevar un protector facial que "se ajuste bien a su nariz y boca" -como máscaras de tela caseras, bufandas o pañuelos- cuando estén en público. Pero, como dice la orden del Gobernador Greg Abbott, las sanciones no pueden ser impuestas a los individuos, sino a las empresas.

Hay algunos escenarios en los que las mascarillas no son necesarias:

  • cuando se está solo, o con otros miembros del hogar en su interior
  • cuando el uso de una mascarilla supone un riesgo para la salud mental o física debido a una condición médica o a una discapacidad
  • cuando la boca necesite ser visible para comunicarse con alguien que tiene problemas de audición
  • cuando se come y se bebe en un restaurante o bar
  • cuando se está al aire libre y a 6 pies o más de distancia de manera constante de los demás, a menos que sean miembros del hogar

La orden expira el 15 de agosto. 

¿Tienes un tip noticioso? Envía un correo electrónico a Marisa Charpentier a mcharpentier@kut.org. También puedes seguirla en Twitter en @marisacharp.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación para apoyarlo. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.