Nuevo Reto Para Plan De Emergencias En Austin: Proteger A Residentes De Desastres Y El Coronavirus

May 22, 2020

Read this story in English.

El coronavirus llegó al centro de Texas con la primavera. Esto significó cancelar el festival South by Southwest y un final anticipado para el año escolar. También significó que la gente que tuvo que quedarse en casa, al menos, disfrutó de un clima bastante bueno.

Pero esto podría estar a punto de cambiar.

Las temporadas extremas de Austin ya están aquí. Mayo y junio son los meses más lluviosos en el área, y esas lluvias suelen traen inundaciones. (Por eso, cuando se habla de la "Inundación del Memorial Day" en Austin, hay que especificar de qué año se trata). En el futuro, el área puede esperar otro verano ardiente y caluroso, interrumpido tal vez por una activa temporada de huracanes.

Ahora, los especialistas en el manejo de emergencias de Austin están tratando de determinar cómo prepararse mejor ante la perspectiva de un desastre climático a la vez que se enfrenta una pandemia mundial.

Bryce Bencivengo, de la Oficina de Seguridad Nacional y Gestión de Emergencias de Austin, dice que la ciudad está haciendo un inventario de posibles refugios de emergencia en caso de tormentas o calor extremo. Pero los tipos de refugios que la ciudad suele utilizar podrían ser diferentes este año.

Bencivengo dice que la ciudad está considerando usar hoteles como refugios de emergencia para limitar la exposición entre los evacuados. Austin ya contrató tres hoteles como alojamientos de emergencia y cuarentena para las personas sin hogar durante la pandemia.

Bencivengo dice que uno de los retos es averiguar por cuánto tiempo pueden estar vacíos los hoteles.

"¿Van a aumentar los viajes?", se preguntó. "¿Esto cambiaría nuestra capacidad de ofrecer habitaciones de hotel?"

La cantidad de gente a la que se le permite congregarse en refugios estándar como gimnasios escolares y centros de convenciones también podría variar.

"Puede que tengamos que buscar un espacio mucho más grande para acomodar a la misma cantidad de gente que hemos tenido en el pasado" para mantener el distanciamiento social, dijo Bencivengo. "Algunos de los lugares tradicionales que hemos usado en el pasado para albergar a miles de personas pueden ser ahora los lugares donde alberguemos a cientos".

Los funcionarios de emergencias en todo el país están lidiando con desafíos similares. La Universidad de Oklahoma tiene un acceso limitado a los refugios contra tornados para los estudiantes y no estudiantes que viven fuera del campus.

En Florida, los responsables del manejo de emergencias están rediseñando los planes de evacuación y refugio contemplando la amenaza del COVID-19.

FEMA y la Cruz Roja Americana también están asesorando en nuevas estrategias de planificación.

Bencivengo dice que proveer equipo de protección personal a las personas que se refugian de climas extremos también se convertirá en parte de cualquier estrategia de desastre. Aconseja a las personas que incluyan máscaras faciales, desinfectante de manos y guantes como parte de sus suministros de emergencia.

Pero tal vez, lo más importante que la gente puede hacer para asegurarse de que Austin esté lista para enfrentar el próximo desastre natural es frenar la propagación de las enfermedades ahora.

"La buena higiene, quedarse en casa cuando se está enfermo, la distancia física y cubrirse el rostro son igual de críticos para asegurar que no abrumemos nuestro sistema de atención médica ante otra emergencia", dijo Bencivengo.

¿Tienes un tip noticioso? Envía un correo electrónico a Mose Buchele a mbuchele@kut.org También puedes seguirla en Twitter en @mosebuchele

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación para apoyarlo. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.