Salones De Belleza De Austin Reabren Pero Protocolos De Seguridad Podrían Recortar Sus Ingresos

Read this story in English. 

Dos clientes se arreglaban el cabello  el viernes en el Path Salon en el sur de Austin. Las citas previas son la manera en que su dueño, Ryan Driggers, prueba los nuevos protocolos de seguridad en el salón de belleza.

Driggers dijo que la reapertura llega con muchas emociones.
 

"Comparto un poco la preocupación de algunos de mis estilistas", dijo. "Estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance para garantizar que sea lo más seguro posible".

Los salones de belleza, así como las barberías y los salones de uñas y bronceado, fueron legalmente autorizados a reabrir el viernes, con restricciones de seguridad. La movida marca el comienzo de la segunda fase del plan del Gobernador Greg Abbott para reabrir la economía de Texas, 10 días antes de lo que originalmente sugirió.

Las recomendaciones de seguridad tienen como objetivo que el personal y los clientes se sientan cómodos en espacios cerrados mientras la pandemia de coronavirus continúa. Las sillas o estaciones de trabajo deben estar a por lo menos 6 pies de distancia y deben ser limpiadas después de cada cliente. El gobernador también recomienda que los elementos que se utilicen sean desechables si es posible, y si no, que sean desinfectados entre cada cliente.

Driggers dijo que los estilistas de Path y los clientes deberán usar mascarillas o cubrebocas, y que los clientes deben esperar en su auto hasta que se les llame para ingresar en el edificio. Los clientes entrarán y saldrán por diferentes puertas, para que nadie se cruce con otra persona. Dijo además que no se permitirá el ingreso de más de 10 personas en el salón de belleza a la vez. El salón Path también desinfectará las estaciones después de cada servicio. 

Lori Dowty ha estado peinando cabellos durante 20 años. Alquila un espacio para su LJ Studio, dentro de un salón de belleza más grande en South Park Meadows. Quiere volver a trabajar, pero se enfrenta a varios obstáculos. Primero, los costos iniciales del nuevo equipo de protección.

"Hay muchos estilistas que dicen que tienen dificultades para conseguir todos los elementos", dijo Dowty. "La gente quiere conseguir capas y batas desechables, y pueden ser bastante costosas, especialmente cuando se ha estado sin trabajo por un tiempo".

Los productos de limpieza también han sido difíciles de conseguir durante semanas.

Dowty además se preocupa por conservar su espacio en el salón de belleza. Los estilistas a menudo alquilan un espacio al dueño de un salón por alrededor de $250 a $300 a la semana. El cierre forzoso por parte del estado puso en suspenso el pago de esa tarifa, pero a partir de hoy, el alquiler de los espacios comienza a acumularse de nuevo ya sea que Dowty tenga el equipo de protección o no.

Otro obstáculo importante es el cuidado de los niños, al que sólo tienen acceso los trabajadores esenciales en este momento, y que no incluye a estilistas ni barberos. Y mientras el estado parece estar acelerando los cambios en los negocios, la guardería de Dowty aún no ha indicado que esté lista para abrir.

"No me han dado ninguna indicación", dijo Dowty. "Sólo me dieron una carta que dice: 'Antes de que un padre pueda continuar utilizando los servicios de la guardería, se le pedirá que verifique su estatus de trabajador de servicios esenciales'".

Dowty dice que la perspectiva de ganar dinero contra la posible exposición al coronavirus la ha puesto en una montaña rusa emocional esta semana.

El cierre de salones de belleza y barberías ha sido un punto crítico en Texas desde la orden de Abbott. La dueña de un salón de belleza en el condado de Dallas fue encarcelada brevemente esta semana por negarse a cerrar su local mientras la orden estaba vigente. Otra estilista fue fotografiada haciendo cortes de cabello ilegales a dos legisladores del estado en Woodlands. 

¿Tienes un tip noticioso? Envía un correo electrónico a Jimmy Maas at jmaas@kut.org y a Claire McInerny a @cmcinerny@kut.org. También puedes seguirlos en Twitter en@maasdinero y en @ClaireMcInerny 

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación para apoyarlo. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.