Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations

Una jueza de Texas bloquea una prohibición estatal previa a Roe y permite seguir practicando algunos abortos

 A person holds a sign reading "My abortion saved my life" at a rally in front of the federal courthouse in downtown Austin.
Patricia Lim
/
KUT
Manifestantes se concentran ante el tribunal federal en el centro de Austin el viernes tras la decisión del Tribunal Supremo de anular el caso Roe vs. Wade.

Read this story in English

Este martes, una jueza del condado de Harris impidió que las autoridades de Texas aplicaran una prohibición sobre el aborto que se remonta a décadas atrás, permitiendo así que los proveedores de servicios de salud realicen este procedimiento sin la amenaza de ser procesados.

Con una orden de restricción temporal emitida por la jueza Christine Weems, los abortos realizados hasta las seis semanas de gestación podrán reanudarse en el estado.

"Es un alivio que este tribunal del estado de Texas haya actuado con tanta rapidez para bloquear esta prohibición sobre el aborto profundamente perjudicial", dijo en un comunicado Marc Hearron, asesor principal del Centro de Derechos Reproductivos. "Esta decisión permitirá que se reanuden los servicios de aborto en muchas clínicas de todo el estado… Cada hora que el aborto es accesible en Texas es una victoria".

El Centro para los Derechos Reproductivos, ACLU de Texas y dos bufetes de abogados se unieron el lunes para representar a una coalición de proveedores de abortos en Texas y desafiar la prohibición previa al caso Roe.

"¡Cualquier día que podamos proporcionar los abortos que los tejanos necesitan y merecen es un buen día!" dijo Amy Hagstrom Miller, presidenta y directora general de Whole Woman's Health (Salud Integral de la Mujer) y Whole Woman's Health Alliance (Alianza de Salud Integral de la Mujer), en un comunicado. "Esta orden de restricción temporal significa que ahora tenemos la oportunidad de abrir nuestras puertas en Texas antes de que se active una prohibición dentro de uno o dos meses".

Julia Kaye, abogada del Proyecto de Libertad Reproductiva de ACLU, dijo que la orden de restricción temporal "salvará a innumerables tejanas embarazadas de las consecuencias médicas, emocionales, financieras y educativas que alteran su vida al tener sus cuerpos como rehenes de los políticos del estado”.

Se ha fijado para el 12 de julio una audiencia para un interdicto judicial temporal sobre el caso.

Actualmente, Texas prohíbe el aborto después de seis semanas de gestación. La llamada ley de activación aprobada el año pasado por la Legislatura de Texas eliminará casi todas las posibilidades de abortos cuando entre en vigor 30 días después de que el tribunal emita su sentencia. Eso podría ocurrir en aproximadamente un mes, dijo el fiscal general Ken Paxton.

La demanda se produjo en respuesta al reciente aviso de Paxton -publicado después de que el Tribunal Supremo de Estados Unidos anulara el derecho al aborto en Texas- en el que decía que los fiscales podrían presentar cargos criminales contra los proveedores de estos servicios "basándose en las violaciones a las prohibiciones contra el aborto en Texas anteriores al caso Roe que nunca fueron derogadas por la Legislatura de Texas".

La ley de 1925 estuvo en vigencia hasta la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos de 1973 en el caso Roe vs. Wade. Ordenaba que la realización de un aborto se castigara con hasta cinco años de prisión.

"Aunque estos estatutos no se podían aplicar mientras Roe estaba en los libros, siguen siendo leyes de Texas", afirmó Paxton.

Pero los demandantes alegaron que la antigua ley había sido derogada con la aprobación de Roe vs. Wade.

El fiscal del condado de Harris, Christian Menefee, dijo que era "vergonzoso" que Paxton alentara a los fiscales a perseguir a los proveedores de abortos bajo leyes que "claramente ya no son aplicables”.

"Es reprobable que nuestro Fiscal General invoque leyes que se remontan a la década de 1920 - todos sabemos qué tipos de leyes estaban en los libros en el sur durante ese tiempo", dijo en un comunicado. "Nuestro liderazgo estatal no debería tratar de llevar a los tejanos a esos tiempos otra vez".

Sergio Martínez-Beltrán is the Texas Capitol Reporter for The Texas Newsroom. Got a tip? Email him at smb@kut.org. Follow him on Twitter @SergioMarBel.