Reliably Austin
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
0:00 0:00
Available On Air Stations

Estudiantes acusan a UT Austin de 'aplicar en exceso' la prohibición estatal sobre diversidad, equidad e inclusión

La gente se sienta en mesas con ordenadores portátiles frente a una pantalla que dice: "¿Qué opinamos todos de la prohibición de la DEI?" con un código QR.
Lorianne Willett
/
KUT News
Un grupo de personas escucha durante un acto de DEI organizado por miembros del antiguo Multicultural Engagement Center de la Universidad de Austin la semana pasada. La universidad cerró el MEC debido a una nueva ley estatal contra la diversidad, la equidad y la inclusión.

Read this story in English

Cuando se preguntó a los estudiantes que participaban en un encuentro en el campus de la Universidad de Austin cómo se sentían ante la prohibición en Texas de las iniciativas de diversidad, equidad e inclusión (DEI) en las universidades públicas, las tres respuestas más frecuentes fueron "enfadados", "decepcionados" y "frustrados".

Larenz Harrington dijo sentirse "sin voz".

Para él, el cierre del Multicultural Engagement Center (MEC) de la universidad significaba que su hermano menor no tendría la oportunidad de experimentar el mismo espacio de apoyo que él tuvo.

"Cuando se elimina la diversidad, la inclusión y la equidad, el espacio para las personas que se parecen a nosotros se hace mucho más pequeño, porque se nos dice que no somos bienvenidos aquí", dijo Harrington, estudiante de cuarto curso de tecnologías del arte y el entretenimiento.

La UT cerró el MEC cuando entró en vigencia el 1 de enero la Ley del Senado 17 (SB 17, en inglés) , que prohíbe las oficinas, programas y formaciones de la DEI en las universidades públicas de Texas. El centro sirvió a los estudiantes durante 36 años y albergó seis grupos de alumnos patrocinados por la universidad: Asuntos Afroamericanos, Asuntos Comunitarios Latinxs,Colectivo de Asiáticos, Descendientes e Isleños del Pacífico, Colectivo de Indígenas y Nativos Americanos, Personas de Color, Negras Indígenas, Queer y Trans y Aliados, y Estudiantes por la Equidad y la Diversidad.

Los líderes estudiantiles dijeron que se les notificó que el MEC cerraría sólo un día antes de que entrara en vigencia la prohibición de la DEI.

En un correo electrónico a KUT, la universidad dijo que "considerará la mejor manera de utilizar el espacio como parte del Centro de Actividades Estudiantiles Powers para seguir construyendo comunidad para todos los Longhorns". Se negó a hacer más comentarios.

La universidad también suspendió Monarch, un programa que ayudaba a los estudiantes indocumentados, así como a los que tienen estatus temporal y provienen de familias de estatus mixto. Algunos de sus servicios incluían asesoramiento, oferta de becas y apoyo en salud mental.

Representantes estudiantiles de estas organizaciones organizaron la semana pasada un encuentro para debatir los retos a los que se han enfrentado desde la prohibición. Dijeron que la SB 17 se estaba "sobreimplementando" en la UT. Por ejemplo, los estudiantes dijeron que los servicios de Monarch se "implementaron sin distinción de raza, sexo, color u origen étnico", cumpliendo con las excepciones a la SB 17 enumeradas por el Sistema de la UT.

"Esto es discriminación. No se trata sólo de una falta de apoyo por parte de la universidad. ... Sin la conexión accesible a estos recursos, los indígenas seguirán siendo discriminados y aún más invisibles".
Kennedy Cortez, codirectora del Colectivo de Indígenas y Nativos Americanos

"Aunque estamos cumpliendo con la nueva ley y política, muchas cosas no cambiarán, incluido nuestro compromiso de atraer, apoyar y retener talentos excepcionales de diversos orígenes y perspectivas, celebrando la fuerza colectiva de nuestra comunidad y fomentando un sentido de pertenencia para todos los Longhorns", dijo el presidente de la UT Jay Hartzell en un correo electrónico a los estudiantes, profesores y personal en diciembre.

Para continuar la labor de los grupos del MEC, el antiguo personal acordó convertirlos en organizaciones estudiantiles oficiales, independientes de la UT. Al dejar de estar patrocinados por la universidad, los grupos no recibirán ayuda económica de la UT para organizar actos y programas, como las ceremonias culturales de graduación que celebran los logros de los estudiantes infrarrepresentados. Algunos de estos grupos están intentando recaudar 8,000 dólares cada uno en GoFundMe.

Kennedy Cortez, codirectora del Colectivo de Indígenas y Nativos Americanos, dijo que la ley antiDEI hace más difícil que los estudiantes nativos americanos -que representan el 0.1% de la población estudiantil de la UT- accedan a su historia, prácticas culturales y lengua.

"Esto es discriminación", dijo Cortez. "No se trata sólo de una falta de apoyo por parte de la universidad. Sin la conexión accesible a estos recursos, los indígenas seguirán siendo discriminados y aún más invisibles".

Varias instalaciones del campus han cambiado de nombre o han sido sustituidas desde que se aprobó la ley, incluido el Centro de Género y Sexualidad, que ahora es el Centro Comunitario de la Mujer. Al MEC no se le dio la misma opción, según una declaración conjunta de los antiguos grupos del centro el 2 de febrero. A principios de marzo, la universidad no había respondido a las peticiones de los estudiantes de una explicación formal de porqué había cerrado repentinamente el centro.

Isma Khokhar, una de las ponentes del acto, se unió al Colectivo de Asiáticos, Descendientes e Isleños del Pacífico (ADPAC, en inglés) durante su primer año de carrera. Dijo que consideraba el MEC su hogar. Dijo que la SB 17 ha hecho que el personal de la universidad sea más cauteloso a la hora de reservar espacios para los eventos más grandes de ADPAC, que en su mayoría han ofrecido comida, música y artes asiático-americanas.

"Estamos tratando de llegar a las comunidades locales para ver quién puede ayudarnos, pero en este momento, debido a que estamos dirigidos por estudiantes, es difícil navegar por eso", dijo Khokhar.

Líderes estudiantiles de Rooted, una organización en el campus que aboga por los estudiantes indocumentados y sus familias, dijeron que la UT informó inicialmente al personal de Monarch que el programa estaría exento de la SB 17. Los abogados de la UT dijeron más tarde que los servicios de Monarch se basaban en la raza y el género, lo que llevó a su cierre abrupto el 1 de enero, según un comunicado de Rooted.

Los estudiantes que participaron en el acto dijeron que los alumnos a los que atendía Monarch procedían de distintas razas y sexos. El personal de Monarch no tuvo la oportunidad de hacer ajustes para cumplir con la prohibición de la DEI, dijeron los estudiantes. Los estudiantes tampoco han recibido una declaración de la universidad.

Flores, miembro de Rooted y exrepresentante estudiantil de Monarch que pidió ser identificada sólo por su apellido debido a su estatus, dijo que espacios como el MEC y Monarch se fundaron gracias al activismo estudiantil. Dijo que las organizaciones seguirán fomentando una comunidad segura para los estudiantes de minorías a pesar de las amenazas a la diversidad, la equidad y la inclusión.

"Los estudiantes lucharon muy, muy duro para conseguir estos espacios, y el trabajo continuará", dijo Flores. "No nos silenciarán. Pagamos nuestra matrícula. Nos merecemos espacios como éste. Y no vamos a permitir que nos quiten así como así estos recursos que son tan vitales para una carrera universitaria".

Related Content