Miles Están Sin Trabajo, Pero La Venta De Casas En Austin Va Muy Bien. ¿Qué Hay Detrás De Esto?

Aug 25, 2020

Read this story in English.

Blake Taylor quiere deshacerse de la casa de la que apenas sale.

Taylor vive con lupus, una enfermedad autoinmune, y está aterrorizada de lo que significaría si se contagiara de COVID-19. Ha sido muy cuidadosa. Cuando se dirige al supermercado H-E-B a comprar comida, va tan pronto como abre, esperando que haya menos gente. Lleva guantes y una mascarilla. Cuando llega a casa, lava los alimentos sin envasar.

Cuando la pandemia de coronavirus golpeó justo cuando estaba a punto de poner a la venta su casa de Round Rock, Taylor decidió que se quedaría en su casa, temiendo que los posibles compradores la enfermaran.

"Cuando piensas en los extraños que entran en tu casa, quieren mirar en los closet y en los armarios. Casi lo tocan todo", dijo Taylor, una reportera judicial jubilado. "¿Vale la pena?"

Pero entonces una casa en el vecindario se vendió en dos días. Todo el mundo le decía que era un mercado de vendedores, lo que es típico en Austin, pero ahora, más que de costumbre. Taylor estaba ansiosa por mudarse de la casa que había conseguido como parte de su divorcio. Era demasiado grande para ella y demasiado cara para mantenerla. 

Blake Taylor afuera de su casa en Round Rock.
Credit Gabriel C. Pérez / KUT

"Es mejor para mí si pudiera salir de una casa tan gigante", dijo.

Pensó que podía utilizar el mercado en beneficio de su salud; si su casa se vendía rápidamente, eso significaba menos tiempo de exposición potencial al virus.

El desempleo en Austin es más del doble de lo que era en esta época el año pasado. Miles de personas están sin trabajo, ya sea trabajando menos horas, de licencia, o sin trabajo. Sin embargo, los precios de las casas en el área de Austin son más altos de lo normal, y las casas se están vendiendo más rápido de lo habitual.

Los expertos dicen que es la misma vieja historia de por qué Austin es un lugar tan caro para comprar una casa: hay poca oferta y mucha demanda. La pandemia, con sus vendedores nerviosos y compradores ansiosos, simplemente ha exacerbado esto.

La oferta ha disminuido, más de lo normal

Los agentes inmobiliarios dicen que personas como Taylor están decidiendo no listar sus casas en este momento, ya sea por miedo a contraer el COVID-19 o por la incertidumbre económica. Así que el número de casas en venta en el área de Austin ha disminuido significativamente.

El verano suele ser el mes más activo para la venta de casas, ya que las familias tratan de entrar en una nueva casa antes de que comience el año escolar. Pero según el último informe de la Junta de Agentes Inmobiliarios de Austin, los listados activos bajaron un tercio en julio en comparación con esta época del año pasado.

Otra forma de ver la oferta es en meses de inventario. En este momento, el área tiene 1.7 meses de inventario de casas en venta. Dicho de otra manera, al ritmo actual de ventas, si no hubiera otras casas en el mercado, las casas en venta actuales se venderían en poco menos de dos meses. Eso es una reducción de un mes completo de inventario comparado con esta época del año pasado.

El resultado es que las casas se están vendiendo rápidamente.

"Es increíble porque cuando pones algo en el mercado, se va normalmente en una semana", dijo Socar Chatmon-Thomas, quien ha sido agente de bienes raíces en Austin durante 20 años.

En promedio, las casas en venta en la región pasan 44 días en el mercado, vendiéndose tres días más rápido que en esta misma época del año pasado.

Esto significa que la competencia para comprar una casa es aún más feroz. KUT habló con siete agentes de bienes raíces para esta historia, muchos de los cuales compartieron historias de casas ubicadas en el centro de Texas por las que tuvieron más de 10 ofertas de compra. Una casa en el este de Austin, dijo un agente de bienes raíces, recibió 40 ofertas. Los compradores ofrecen alquilar la casa al vendedor de forma gratuita, ofertando decenas de miles de dólares por encima del precio de lista y escribiendo cartas personales para superar a los oferentes rivales.

Laura Kinnard y su esposo pensaron que sería más difícil vender su casa que comprar una nueva en el sur de Austin. Pero aceptaron una oferta por su casa de tres dormitorios cerca del Travis County Expo Center en sólo cuatro días, y necesitaron realizar 13 ofertas en 13 casas diferentes para que finalmente les aceptara una.

Y la obtuvieron sólo después de ofrecer $20,000 sobre el precio de venta, $360,000 por una casa que se vendía por $339,000.

"Había veces que íbamos a casas que llevaban horas en el mercado", dijo Kinnard.

Para proteger a la gente durante la pandemia, los agentes inmobiliarios y los propietarios han estado limitando el número de personas que pueden visitar una casa de una sola vez, a veces exigiendo a los posibles compradores que lleven máscaras, guantes y botas quirúrgicas sobre sus zapatos.

Así, cuando Kinnard y su marido aparecieron, tuvieron que hacer fila para ver la casa, consecuencia tanto de la pandemia como del mercado.

"Eso para mí era tan irreal, tener que esperar básicamente para ver la casa y luego saber que vas a estar compitiendo con al menos varias de estas personas con ofertas también", dijo. "Fue muy, muy sorprendente y chocante".

Las tasas de hipotecas son muy bajas, así que la demanda va bien.

Mientras que los vendedores se quedan en casa, los compradores de casas en Austin siguen ansiosos.

"Creo que mucha gente pensó: 'Seré el único que compre ahora'", dijo Jeff Tucker, un economista de Zillow. "Pero eso realmente no ha dado resultado. En cierto modo, esa es una creencia popular autodestructiva. Si todos piensan así, entonces tienes muchos compradores en el mercado y muchos vendedores que se quedan fuera".

Laura Kinnard y su esposo aceptaron una oferta por su casa después de sólo cuatro días.
Credit Gabriel C. Pérez / KUT

La razón principal de eso, dicen los expertos, es que los tipos de interés de las hipotecas son los más bajos de la historia. Los posibles compradores han sido capaces de obtener tipos de interés por debajo del 3%, comparado con el año pasado cuando estaban más cerca del 4%.

Kinnard, que se muda a su nueva casa esta semana, pudo conseguir un tipo de interés un punto porcentual más bajo que cuando ella y su marido compraron su primera casa.

Esto significa que aquellos que pueden permitirse comprar ahora mismo pueden comprar más.

"El poder que [una baja tasa de interés hipotecaria] te da como comprador es realmente enorme", dijo Jen Klentzman, un agente inmobiliario de Austin. "Tu podrías haber pensado que necesitabas estar en $300,000, pero con la tasa de interés en los 2, tu podría ser capaz de pagar esa casa en $350,000. Por lo tanto, permite que los precios se mantengan altos porque los compradores pueden permitirse más casa".

El precio medio de venta en el área de Austin ha subido un 10% comparado con el de julio pasado, según la Junta de Agentes Inmobiliarios de Austin. Los expertos advierten que esto puede no representar el aumento de los precios de las casas en general. En cambio, puede ser que las casas más caras sean las que se vendan, ya que los compradores de ingresos más altos, muchos de los cuales han conservado sus empleos durante de la pandemia, son los pocos que pueden comprar una casa en este momento.

¿Qué viene después?

Taylor, cuya enfermedad autoinmune la ha mantenido en su casa durante gran parte de esta pandemia, dijo que una vez que venda su casa, buscará un lugar para alquilar. No quiere comprar otra casa de inmediato, nerviosa por un mercado donde probablemente tendrá que ver varias casas.

"No sabes si vas a entrar en la casa de alguien que tiene el virus", dijo.

En su último informe de vivienda, la Junta de Agentes Inmobiliarios de Austin calificó el inventario actual de casas para comprar "peligrosamente bajo". Lo que es peligroso, dice el presidente de la junta, es lo que significa un inventario tan bajo para los precios.

"Con una baja cantidad de inventario y una alta demanda, el mercado seguirá experimentando un aumento de precios, lo que hará más difícil que los compradores potenciales puedan permitirse una casa", escribió por correo electrónico el presidente de la Junta de Agentes Inmobiliarios de Austin, Romeo Manzanilla. "También llevaría a una competencia dentro del mercado a una situación de ofertas múltiples/crecientes e inflaría los precios hasta un punto que podría llegar a ser insostenible".

Pero los agentes y los economistas de bienes raíces predicen que el mercado inmobiliario de Austin, más loco que de costumbre, se asentará en un par de meses.

"Con una baja cantidad de inventario y una alta demanda, el mercado continuará experimentando un aumento de precios, haciendo más difícil para los compradores potenciales el poder pagar una casa"

"Creemos que eso se va a nivelar aquí en el otoño", dijo Jim Gaines, economista jefe del Centro de Bienes Raíces de Texas A&M. "Pero aún así va a ser fuerte".

A Chatmon-Thomas le preocupa que algunas casas empiecen a salir al mercado porque sus dueños ya no pueden pagar sus hipotecas.

"Vamos a empezar a ver algo de dolor", dijo. "En este momento no lo vemos en Austin".

Desde el comienzo de la pandemia, muchos propietarios de viviendas han podido poner su hipoteca en indulgencia y pausar los pagos hasta un año. Pero ese dinero eventualmente llegará a su vencimiento. Y los propietarios de viviendas de bajos ingresos pueden ser los más afectados por esas consecuencias. Según un artículo reciente de Forbes, la indulgencia más común disponible en las hipotecas para propietarios de primera vivienda y las personas con problemas de crédito aumentó casi un 12% en una semana.

"Estoy seguro de que tenemos gente en esta ciudad ahora mismo que tiene una hipoteca... y están en indulgencia", dijo Chatmon-Thomas. "Esa persona no tiene un trabajo y esa persona no tiene más ayudas de la pandemia ... ¿qué pasa después?".

¿Tienes un tip noticioso? Envía un correo electrónico a Audrey McGlinchy a audrey@kut.org. También puedes seguirla en Twitter en @AKMcGlinchy.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación para apoyarlo. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.