¿Quieres Ser Un Buen Aliado? Tienes Que Aprender A Escuchar

Jun 14, 2020

Read this story in English.

Las protestas bajo el lema “Black Lives Matter” han estado ocurriendo en todo el país, y las manifestaciones han sido notables por la diversidad de edades y razas de sus participantes. Las protestas han dado lugar a una conversación cada vez más profunda sobre cómo pueden y deben participar los blancos y otras personas que no son negras, lo que se ha denominado como aliado o alianza.

Ya'Ke Smith es cineasta y el primer Decano Asociado para la Equidad en la Diversidad e Inclusión en la Escuela de Comunicación Moody de la Universidad de Texas en Austin. Recientemente terminó un cortometraje llamado "Dear Bruh" y lo describe como un tributo.

"Es un poema que escribí probablemente hace unos cinco años. Lo escribí durante los casos de Trayvon Martin, Mike Brown y Eric Garner", dijo Smith al presentador del Texas Standard, David Brown, hablando sobre los hombres negros cuyas muertes generaron protestas.

En la película, Smith dice que utiliza imágenes de hombres negros sonriendo, riendo y bailando con sus hijos para tratar de reescribir las narraciones negativas y los estereotipos reflejados en los medios de comunicación.

Según dijo, las semanas de protestas provocadas por la muerte de George Floyd y la cobertura mediática que reciben han sido un arma de doble filo.

"Creo que es muy positivo", dijo Smith. "Creo que estas protestas han abierto los ojos de Estados Unidos a reconocer su pecado original. Esto no se trata realmente de la brutalidad policial. Se trata de racismo sistémico y supremacía blanca".

Pero no ayuda cuando la mayoría de los manifestantes son culpados por lo que un pequeño grupo está haciendo.

"En cierto modo se trata de arrojar una luz negativa sobre la protesta llamándolos disturbios y cosas así. Bueno, de hecho, en mi mente, eso no tiene nada que ver con lo que la gente está haciendo en las calles en este momento", dijo.

Los manifestantes están sacando a la luz las experiencias reales que los negros y otras personas de color enfrentan a manos de la policía, dijo Smith. Entonces, ¿cómo es que alguien que no ha tenido esas experiencias se convierte en un buen aliado?

Primero, dijo Smith, tienes que conocer tu historia, que va más allá de este momento.

"Porque esta deshumanización de las personas negras ha estado ocurriendo desde siempre", dijo.

Y si quieres ser un aliado, no te enfoques en ti mismo. 

"Creo que muchas veces la gente olvida que cuando dices cosas como 'todas las vidas importan', lo que realmente haces es decir que la vida de los negros no importa tanto como mi vida. En muchos sentidos, cuando piensas en toda esta noción de 'todas las vidas importan', nunca, nunca ha habido un momento en la historia en el que los blancos de este país hayan sentido que su vida no ha importado. Siempre han estado en el centro", dijo.

Smith dijo que los aliados blancos deben ser conscientes del espacio que están ocupando, y no quitar el protagonismo al grupo de personas que realmente necesitan que se les devuelva el protagonismo. 

Otra forma de ser un buen aliado es respetar. 

"Cuando hablo de deshumanizar a alguien", dijo, "también es cuestión de tener un respeto total por ellos. Así que, por ejemplo, piensa en un nombre y en la forma en que se pronuncia ese nombre. Si no damos crédito a las formas en que una persona pronuncia su nombre, de muchas maneras lo que estamos haciendo es quitarle su humanidad".

Smith también aconsejó a los potenciales aliados que miren a quienes los rodean, los reconozcan realmente y levanten sus voces.

"Se trata de asegurarse de que siempre vean a sus colegas negros, a sus estudiantes negros, a la gente negra en general, como seres humanos... Estas protestas no son más que personas que no han tenido la oportunidad de hablar, es su manera de hablar", dijo.

"Ser un buen aliado es ayudarles a hablar, no hablar por ellos, no liderar delante de ellos, no salir y hacer estragos".

Smith dijo que ve a muchos manifestantes que no son negros salir y romper ventanas y hacer cosas que están agravando la situación y cubriendo con una luz negativa a las protestas.

Un verdadero aliado escucha y reflexiona.

"Se trata de estar al lado, se trata de escuchar y se trata de dejar que las personas negras te guíen en las formas en que puedes ayudarlas. Pero también se trata de que hagas un trabajo muy, muy duro y que compruebes tus propios prejuicios y que realmente entiendas esto. Este país se construyó sobre el racismo... Y creo que un buen aliado se mira en el espejo y se pregunta: ¿Cómo he actuado de forma racista? ¿Cómo he sido imparcial con la gente de color? ¿Cómo he tratado de centrar mi narrativa mientras les quito el protagonismo? Y entonces, ¿qué puedo hacer para verificar todo ese tipo de privilegios que tengo? ¿Para poder ayudar a este grupo de personas?".

Por eso, decir cosas como "todas las vidas importan" y "no miro el color (de la gente)" son en última instancia perjudiciales para un movimiento que se centra en crear un cambio en un sistema que durante mucho tiempo los ha privado de sus derechos.

"Es una forma de decir, espera un momento, todos somos humanos. Y todos tenemos las mismas experiencias... pero hay ciertas experiencias que sólo las tienen los negros en este país", dijo Smith. "Estoy seguro de que nunca has estado conduciendo tu auto y has temido que si la policía te detiene, te saque y te mate. Estoy seguro de que nunca has pensado que si sales a correr hoy, puedes ser literalmente asesinado por tres vigilantes blancos, o como quieran llamarse... Ese no es un miedo que tengan. Y cuando dices cosas como, "No miro el color" otra vez, les estás quitando esa experiencia a la gente negra. También la estás disminuyendo y diciendo que en realidad no existe. Así que no mirar el color no es ser un buen aliado".

Aliarse es importante en cualquier comunidad donde no te identificas personalmente, pero apoyas a quienes lo hacen, dijo Smith. Y da un ejemplo.

"Soy una persona negra y estoy afuera siendo un aliado con una persona de la comunidad LGBTQ", dijo. "No me corresponde decirles lo que deben sentir, decirles cómo deben luchar, decirles cómo deben reaccionar. Es mi trabajo detenerme, callarme y escuchar y dejar que me guíen y me dirijan".

Pero sobre todo, no se trata sólo de palabras. Se trata de tomarse el trabajo y hacer cambios concretos en tu entorno. Las acciones hablan más fuerte que las palabras y el hecho de solo hablar hará que te llamen los que realmente están haciendo el trabajo. Smith explica cómo sucede esto a menudo en las redes sociales.

"Honestamente, se trata de amplificar las voces negras", dijo. "Y creo que la reacción es la siguiente: cuando tienes una organización que no tiene gente negra en tu equipo ejecutivo, no tiene directores creativos que sean negros, no hay productores o guardias que sean negros. Y luego hacen declaraciones como: "Las vidas de los negros importan"... la pregunta es ¿qué significa eso realmente? Porque después de que este momento termine, esa declaración caerá completamente en oídos sordos".

Smith explica que se trata de cambiar la composición de las corporaciones o universidades para incluir a los negros. Porque esa es la forma de combatir el racismo sistémico y la supremacía blanca.

"Admite voces que no sean blancas para que puedan hablar a sus comunidades y se deje de hablar por ellas", dijo. "Les agradecemos esas declaraciones, pero esperamos que esas declaraciones realmente los lleven a la acción real. Eso causará un verdadero cambio sistémico".

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donaciónpara apoyarlo. Tu aportación paga todo lo que encuentres en texasstandard.org y en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.