Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

Juez federal bloquea temporalmente la prohibición de abortos en Texas tras seis semanas de gestación

A group of people protest in support of abortion access outside the Texas Capitol.
Gabriel C. Pérez
/
KUT
Manifestantes protestaron a las puertas del Capitolio de Texas el pasado 11 de septiembre pidiendo el acceso al aborto.

Read this story in English.

Una corte federal ha suspendido temporalmente la aplicación de la nueva ley de abortos de Texas que prohíbe el procedimiento a partir de las seis semanas de gestación -más temprano que en ningún otro estado del país.

En una decisión el miércoles, el juez Robert Pitman dijo que Texas estaba violando "el derecho [de sus ciudadanos] garantizado por la constitución de obtener un aborto antes de que el feto sea viable."

"Con conocimiento pleno de que privar a sus ciudadanos de este derecho por acción directa del estado es flagrantemente inconstitucional," escribió Pitman, "el Estado ideó un esquema legal transparente y sin precedentes mediante el cual creó una causa de acción privada en la que ciudadanos privados sin interés personal o conexión con una persona que busca un aborto podrían interferir con ese derecho utilizando el sistema judicial del estado, jueces y funcionarios de la corte ".

El Departamento de Justicia introdujo la demanda contra el estado el pasado mes, alegando que éste promulgó la Ley 8 del Senado "en abierto desafío a la constitución."

Proveedores de abortos en Texas también han presentado demandas ante las cortes estatales y federales. Una petición de emergencia a la Corte Suprema de los Estados Unidos para que bloqueara temporalmente la ley antes de que entrara en vigencia fue denegada.

Como resultado, Texas tiene la ley de aborto más restrictiva de todo el país desde el 1ero de septiembre. Leyes similares aprobadas en otros estados han sido declaradas inconstitucionales y suspendidas. En la práctica, Texas era el único estado donde el precedente legal del caso Roe v. Wade - que legalizó los abortos en la década de los 70- quedó anulado.

SB 8, como es conocida la ley, prohíbe obtener un aborto luego de las seis semanas de gestación, incluso en casos de violación, abuso sexual o incesto. La ley está diseñada para evadir el bloqueo de las cortes porque en vez de requerir que sea el estado el quela aplique, los legisladores que la diseñaron pusieron la vigilancia del cumplimiento de la ley en las manos de los ciudadanos.

De acuerdo a las provisiones de la ley, cualquier persona -incluyendo individuos que no viven en texas - pueden demandar a cualquiera que haga un aborto luego del período de seis semanas. También pueden demandar a cualquiera que provea apoyo emocional, logístico y financiero a las personas que buscan hacerse un aborto. La ley prescribe que los demandantes pueden obtener hasta $10,000 por cada demanda exitosa.

El Fiscal General de los Estados Unidos Merrick Garland calificó la decisión como "una victoria para las mujeres de Texas" así como para al aplicación de la justicia en el país.

"La responsabilidad más importante del Departamento de Justicia es defender la constitución," dijo Garland en un comunicado. "Continuaremos protegiendo los derechos constitucionales contra aquellos que quieran socavarlos."

Pero la organización Texas Right to Life, uno de los mayores defensores de la ley, calificó la decisión como "salvajemente amplio" y "chocante."

"La provisión que bloquea el trabajo de los legisladores es enteramente innecesaria debido a que el lenguaje de la Ley Texas Heartbeat ya prohíbe que funcionarios del gobiernos apliquen la política," dijo el grupo en un comunicado. "Sin embargo, los esfuerzos de Pitman por obstruir que los jueces estatales y secretarios judiciales cumplan con sus deberes establecidos en la ley es chocante."

Alrededor de una hora después de que el veredicto fue dado a conocer, funcionarios del estado presentaron una petición en el Quinto Circuito de Apelación solicitando a la corte que lo descarte.

Texas Right to Life dijo que espera "una audiencia justa" en el Quinto Circuito, que es conocido como una de las cortes de apelaciones federales más conservadoras del país.

En una declaración conjunta de los presidentes de Planned Parenthood South Texas, Planned Parenthood Gulf Coast, y Planned Parenthood Greater Texas, los líderes de estas organizaciones que proveen abortos dijeron que se permitió que se aplicara una "extrema y muy dañina ley" por demasiado tiempo.

"Incluso un solo día [de aplicación de esta ley] le niega a demasiados pacientes su derecho fundamental a recibir cuidados de salud," dijeron los proveedores. "Si bien la acción rápida del Departamento de Justicia y la orden de la corte buscan restaurar la opción de los tejanos de recibir un aborto en su propio estado, entendemos que Texas va a apelar inmediatamente. Nuestros pacientes y proveedores necesitan que las cortes permitan que los servicios de cuidado de salud se reanuden. Seguiremos peleando por nuestros pacientes y por su derecho a recibir un aborto sin intervención del gobierno."

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Traducido por Teresa Frontado.

Related Content