Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

Texas Ahora Prohibe Los Abortos Antes De Que Muchas Mujeres Sepan Que Están Embarazadas

abortion_protest_capitol_MM_09012021
Michael Minasi
/
KUT
Un grupo de manifestantes a favor del aborto protestan enfrente del Capitolio el miércoles. La protesta fue en contra de la ley estatal SB 8, que se ha vuelto en una de las leyes más restrictivas en contra del aborto el país.

Read this story in English

Una de las medidas más extremas contra el aborto ahora es ley en Texas. A partir del día de hoy, las mujeres no pueden interrumpir el embarazo si es que se detecta el pulso del feto, lo cuál puede llegar a suceder tan temprano como en la quinta o sexta semana de gestación.

En la mayoría de los estados con restricciones similares, se ha detenido la aplicación de esas leyes. Sin embargo, la ley de Texas, conocida como SB 8, ha podido evadir los intentos por bloquearla en las cortes hasta ahora gracias a su diseño: fue redactada para ser ejercida no por las autoridades, sino por ciudadanos privados con la ayuda de grupos anti aborto.

Sarah Wheat, la portavoz de Planned Parenthood of Greater Texas, una de las principales clínicas de aborto en el estado, dijo que nuevas propuestas para restringir el aborto surgen “casi cada año sin excepción alguna”. Pero dijo que la SB 8, también conocida como “Ley de latido de corazón de Texas”, representa un nuevo nivel de restricción.

“Esto es diferente porque el impacto no se parece a nada de lo que hemos visto, y somos el primer estado que llega tan lejos con una restricción tan extrema”, dijo.

“Desafortunadamente, todos estamos esperando que aproximadamente el 85% de nuestros pacientes que buscan un aborto no van a poder obtener uno en un centro de salud en Texas”.
Sarah Wheat, de Planned Parenthood of Greater Texas

Grupos a favor del derecho al aborto dicen que una medida que restringe el aborto a las cinco o seis semanas de embarazo es esencialmente una prohibición total. Eso se debe a que muchas mujeres no se dan cuenta de que están embarazadas a esas alturas. Además, las personas que buscan un aborto usualmente deben esperar algunos días para recibir un sonograma, y para ese entonces, explica Wheat, muy pocos profesionales son capaces de llevar a cabo el procedimiento en una clínica.

“Desafortunadamente, todos estamos esperando que aproximadamente el 85% de nuestros pacientes que buscan un aborto no van a poder obtener uno en un centro de salud en Texas”, dijo. “Estarán forzados a tener que viajar fuera del estado”.

Intentos por prohibir el aborto cuando se detecta un latido de corazón en el feto han sido detenidos en alrededor de una docena de estados tras ser considerados inconstitucionales. Pero la SB 8 es distinta. A diferencia de las otras restricciones al aborto, las autoridades estatales no son quienes ejercen y hacen cumplir la ley. En Texas, la implementación de la ley queda en manos de los ciudadanos privados.

John Seago, el director legislativo de Texas Right to Life, una organización a favor del aborto, dijo que la SB 8 se redactó explícitamente de esta forma para hacer que las clínicas de aborto no puedan bloquear la ley en una corte.

“Esa es parte de la motivación”, dijo. “Si queremos que esta ley sea aplicada, entonces tenemos que voltear hacia otros mecanismos”.

SB 8 le permite a cualquier persona, incluyendo a quienes no viven en Texas, demandar a los proveedores de abortos que violen la ley. No necesitan tener algún tipo de nexo con la persona demandada. Quienes sean demandados podrían enfrentar multas de $10,000 ó más.

Amy Hagstrom Miller, presidenta y fundadora de Whole Woman’s Health, dice que esta estrategia legal tiene consecuencias reales.

“Al final del día, la misma cantidad de personas en Texas necesitan tener acceso a un cuidado seguro en el aborto”, dijo. “Y lo que esto hace es confundir a las personas, les infunde miedo, intimida y amenaza a proveedores, y hace que los pacientes estén completamente confundidos”.

Hagstrom Miller dijo que Whole Woman’s Health y otras clínicas en el estado no van a ofrecer el servicio del aborto después de las seis semanas, pero no hay forma de proteger a los proveedores del servicio de la amenaza de ser demandados.

“Hemos estado trabajando con planes para cumplir, así como protocolos y sistemas para proteger a nuestro personal durante meses”, dijo. “Pero a la hora de la hora, si alguien quiere hace una demanda y quiere amenazar e intimidar a un proveedor de abortos, ahora tienen el campo abierto para hacerlo”.

La ley también permite que cualquier persona demande a quien sea que “ayude e instigue” a alguien que interrumpa el embarazo después de seis semanas. Un lenguaje tan amplio podría incluir a muchas personas.

Monica Faulkner, una trabajadora social que ha pasado dos décadas ayudando principalmente a víctimas de abuso sexual, dijo que personas como ella podrían meterse en muchos problemas legales si proveen el apoyo emocional e información a alguien que eventualmente obtenga un aborto.

“Yo sé que para mí, éticamente como trabajadora social, mi código de ética requiere que le dé información a un cliente si es que lo pide”, dijo. “Y tengo completamente la intención de continuar haciéndolo. Y sé que mis colegas que hacen trabajo social también lo harán. Así que nos estamos poniendo en riesgo, y lo seguiremos haciendo”.

Faulkner dijo que si un trabajador social decide retener información, eso también tiene un costo.

“Lo que eso hace es que aliena automáticamente a los pacientes que confían en ti, porque eso es percibido como si los estuvieras juzgando”, dijo. “Cuando no es lo que estás haciendo; solo estás intentando protegerte”.

“Ya contamos con la infraestructura. Esto no es un problema nuevo para Texas Right to Life. Contamos con una red de abogados pro vida, una red de activistas pro vida que ayudan con proyectos”.
John Seago, Texas Right to Life

Lo que más la hace enojar, dijo, es que los legisladores no ofrecieron excepciones para las personas que han sido víctimas de una violación.

“Ellos especificaron que un violador no puede demandar a su víctima”, dijo Faulkner. “Sin embargo, no hay nada más ahí que permita protecciones para las sobrevivientes de abuso sexual. Así que, claramente las personas que escribieron esta legislación pensaron en las víctimas de abuso sexual y decidieron ignorar los derechos de las sobrevivientes”.

Grupos anti aborto como Texas Right to Life, el cual impulsó la ley, dicen que están listos para aplicar la ley por sí mismos.

Texas Right to Life cuenta con un sitio web de denuncias para que la gente pueda mandar denuncias sobre personas que creen que podrían haber violado la prohibición del aborto. Seago dijo que su organización no necesita contratar a más personas para responder a las denuncias; su personal ha sido preparado para vigilar a los proveedores de abortos y a cualquier otra persona que provea cualquier tipo de apoyo a las mujeres que buscan interrumpir su embarazo.

“Ya contamos con la infraestructura”, dijo. “Esto no es un problema nuevo para Texas Right to Life. Contamos con una red de abogados pro vida, una red de activistas pro vida que ayudan con proyectos”.

Hagstrom Miller dijo que está preocupada por su personal en Whole Woman’s Health. Ella dice que realmente no sabe cómo proteger a todos para que no sean acosados o enfrenten demandas frívolas.

“Es un lugar terrible para estar”, dijo. “Y creo que es importante que nosotros recordemos que esto es por diseño de aquellos que se oponen a nosotros. Quieren que el personal, los doctores, enfermeros, consejeros, que sean amenazados, intimidados y que estén con miedo. Y eso es inaceptable”.

¿Tienes un tip noticioso? Envía un correo electrónico a Ashley Lopez a alopez@kut.org. También puedes seguirla en Twitter en @AshLopezRadio.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación para apoyarlo. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Traducido por Sebastián González de León.

Related Content