Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

Meteorólogo estatal alerta que el promedio de días con temperaturas sobre los 100 grados se puede duplicar para el 2036 en Texas

People rest in the shade outside the Texas Capitol on a hot day in July.
Gabriel C. Pérez
/
KUT
Paseantes descansan a la sombra de los árboles del Capitolio de Texas en un día caliente de julio. Los tejanos deben prepararse a enfrentar más días con temperaturas por encima de los 100 grados Farenheit, de acuerdo a un nuevo reporte estatal.

Read this story in English.

En quince años, el promedio de temperatura anual en Texas será casi 2 grados más alto de lo que era a principios de este siglo. Los tejanos pueden esperar que el número de días con temperaturas sobre los 100 grados sea casi el doble de lo que es ahora. Estos son sólo dos ejemplos de cómo la vida en Texas puede empeorar para el año 2036, según un informe de John Nielsen-Gammon, el meteorólogo del estado de Texas.

El informe, "Extreme Weather in Texas, 1900 to 2036," presenta un panorama de cuán rápido y severo el cambio climático está afectando a Texas basado en data histórica y usando modelos metereológicos para extrapolar qué tipo de clima podemos esperar en los próximos quince años.

John Nielsen-Gammon is the state climatologist of Texas.
Screenshot
John Nielsen-Gammon is the state climatologist of Texas.

“La tendencia es, francamente, obvia,” dijo Nielsen-Gammon el pasado jueves durante una conferencia de prensa en la que presentó el informe. “Desde el año 2000, casi no ha habido un año donde el promedio mínimo de temperatura haya estado por debajo del promedio normal.

“Esta es la definición de la nueva realidad,” añadió.

Como estudios anteriores, “Extreme Weather in Texas" también anticipa más tormentas serias en el estado. Estas tormentas, se estima, contribuirán a un incremento de 10%-15% en la frecuencia de inundaciones en áreas urbanas en 15 años a menos que iniciativas de mitigación de inundaciones aumenten.

Nielsen-Gammon escribe que la frecuencia de sequías en el futuro es más difícil de cuantificar porque están íntimamente relacionadas a patrones climatológicos que vienen y van a través de décadas. Pero la severidad de las sequías va a aumentar por el aumento en calor.

Ese calor, él escribe, va a conducir a más incendios forestales en muchas partes del estado mientras “el riesgo de incendios forestales en la parte Oeste de Texas será menor” debido a que condiciones más cálidas y secas promueven menor vegetación.

El informe también prevé que la continua erosión costera y la subida del nivel del mar supondrán más inundaciones y huracanes destructivos en la costa del Golfo.

Mientras el riesgo de truenos y tormentas de granizo pueden aumentar, el informe dice “estas tendencias son muy inciertas para cuantificar”.

Pero los hallazgos más dramáticos en términos de la vida cotidiana de la gente probablemente estén relacionados con el calor.

Más allá del dramático aumento de los días de tres dígitos, Nielsen-Gammon encuentra que la temperatura promedio anual está aumentando tanto que "incluso una extrapolación muy conservadora, basada en el promedio de las tendencias de 1950-2020 y 1975-2020, haría que un año típico alrededor de 2036 sea uno de los más cálidos en récord."

Él afirma que el aumento del calor extremo podría hacer que menos personas se muden al estado y aumentará los riesgos para la salud de quienes tengan que trabajar al aire libre.

"Los trabajadores y, sobre todo, los empresarios van a tener que ser más conscientes de que las personas que tienen que trabajar afuera estén protegidas", dijo. "Eso puede llevar a que se trabaje menos horas al aire libre y a una menor productividad.”

¿Buscando "buenas noticias"? Nielsen-Gammon dice que las tormentas invernales severas, como la que experimentó Texas en febrero, pueden ser menos probables en el futuro debido al rápido calentamiento. Pero, advierte, las olas de frío seguirán siendo un riesgo y hay que prepararse para ellas.

"Extreme Weather in Texas, 1900 to 2036" es una actualización de un estudio anterior revisado por expertos. Está patrocinado por Texas 2036, una organización sin fines de lucro que busca crear "estrategias a largo plazo basadas en datos que aseguren la prosperidad de Texas hasta el bicentenario de nuestro estado dentro de 15 años", según el director de comunicaciones Merrill Davis.

"En cierto sentido, el hecho de que sólo contemplemos el año 2036 menosprecia los riesgos del cambio climático", dijo Nielsen-Gammon en rueda de prensa. "Lo que hagamos en infraestructura de aquí al 2036 deberá ser diseñada para protegernos después del 2036, mientras las temperaturas siguen subiendo".

¿Tienes un tip noticioso? Envía un correo electrónico a Mose Buchele a mbuchele@kut.org. También puedes seguirlo en Twitter en @MoseBuchele.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Traducido por Angela Bonilla.

Related Content