Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

Austin aprueba un acuerdo de $2.95 millones para Brad Levi Ayala, un adolescente herido por la policía en las protestas de 2020

People protest in front of the Austin Police Department.
Michael Minasi
/
KUT
Personas protestan frente al Departamento de Policía de Austin el 30 de mayo de 2020.

Read this story in English

Austin ha aprobado otro acuerdo relacionado con el uso por parte del Departamento de Policía de Austin de beanbags, balas con pequeños perdigones de plomo, durante las protestas de 2020 contra el racismo y la violencia policial.

El Consejo de la Ciudad de Austin acordó pagar a Brad Levi Ayala $2.95 millones por las lesiones sufridas tras recibir los disparos de un agente del Departamento (APD, por sus siglas en inglés) el 30 de mayo de 2020. Ayala, que tenía 16 años en ese momento, sufrió un traumatismo cerebral como consecuencia del disparo. Nicholas Gebhart, un veterano de nueve años en el departamento, ha sido acusado por el ataque. Otros 18 agentes del APD también han sido acusados por el uso de la fuerza durante las protestas.

El acuerdo es el último de una serie de demandas relacionadas con el uso de las llamadas municiones menos letales que hirieron gravemente a los manifestantes. Austin ha pagado a cuatro manifestantes heridos durante las protestas -un total de $13.1 millones- desde que la ciudad comenzó a llegar a acuerdos en las demandas civiles a principios de febrero. Esos acuerdos comenzaron con una indemnización de $150,000 a Arianna Chavez. Dos semanas más tarde, la ciudad aprobó acuerdos para pagar $8 millones a Justin Howell y $2 millones a Anthony Evans.

El tiroteo contra Ayala, junto con el de Justin Howell, provocó un debate en toda la ciudad sobre las políticas del uso de la fuerza del APD. Poco después de los incidentes, el departamento dijo que ya no utilizaría esas balas para controlar a las multitudes, aunque el departamento todavía mantiene un arsenal de esa munición.

El hermano de Ayala, Edwin, dijo a los dirigentes de la ciudad que su familia no estaba segura de que fuera a vivir después del tiroteo. Ayala había pasado por la protesta frente a la sede del APD después de salir del trabajo. Estaba en el lado de la I-35 cuando Gebhart le disparó. El vídeo del incidente desató la indignación.

"Pensamos que iba a morir", dijo Edwin al Consejo de la Ciudad de Austin en junio de 2020.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.