Reliably Austin
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
0:00 0:00
Available On Air Stations

Texas aprobó libros de texto de ciencias, pero expertos dicen que se quedan cortos sobre el cambio climático

Un estudiante sentado con una computadora portátil abierta en una habitación con carteles de ciencias en la pared.
Michael Minasi
/
KUT
El Consejo de Educación del Estado de Texas aprobó el viernes nuevos libros de texto de ciencias para las escuelas públicas.

Read this story in English

Tras criticar la información que algunas editoriales incluían sobre el cambio climático y la evolución, el Consejo Estatal de Educación de Texas, dominado por los republicanos, aprobó el viernes nuevos libros de texto de ciencias para su uso en las escuelas públicas.

Los distritos escolares no están obligados a utilizar los materiales aprobados por la junta estatal, pero muchos lo harán, ya que se garantiza que estos libros cumplen las normas curriculares estatales conocidas como Conocimientos y Destrezas Esenciales de Texas.

En su reunión de la semana pasada, el consejo estudió las propuestas de libros de texto presentadas por casi dos docenas de editoriales. Algunos miembros pidieron cambios en la forma en que ciertos materiales cubren la industria del petróleo y el gas, así como la evolución humana. Las editoriales tuvieron entonces la oportunidad de hacer esas modificaciones para intentar obtener la aprobación de la junta el viernes.

McGraw Hill fue una de las editoriales que actualizó un libro de texto después de que la junta lo revisara. Los miembros republicanos de la junta y el grupo conservador Texas Values habían mostrado su disconformidad con la información sobre la evolución incluida en su libro de texto de biología para secundaria.

"Texas Values siempre ha defendido la posición de que el Consejo Estatal de Educación, cuando se trata de materiales de ciencias, [debe] asegurarse de que haya un enfoque equilibrado en la enseñanza del origen de la vida", dijo Mary Elizabeth Castle, directora de relaciones gubernamentales de la organización. "Si se va a enseñar la evolución, debe enseñarse como una teoría y también debe haber espacio para hablar de la creación".

El creacionismo es la creencia religiosa de que Dios creó la vida de la nada. En 1987, el Tribunal Supremo de Estados Unidos anuló una ley de Luisiana que obligaba a las escuelas públicas a enseñar la creación bíblica junto con la evolución. (Sin embargo, algunos juristas creen que el alto tribunal podría volver a examinar la cuestión).

"Como organización, siempre queremos defender los derechos de libertad religiosa de los estudiantes", afirma Castle. "No queremos que los estudiantes sientan que la evolución se presenta como un hecho y que su creencia incondicional de que su creación proviene de Dios queda fuera del aula".

Castle dijo que Texas Values estaba especialmente preocupado por un gráfico que ilustraba la evolución de los primates, que McGraw Hill finalmente eliminó para obtener la aprobación de la junta estatal.

Un portavoz de McGraw Hill dijo a KUT que sus materiales están totalmente alineados con los estándares curriculares del estado.

"Ninguna de las modificaciones solicitadas por los funcionarios del estado de Texas afecta nuestra alineación con las normas o compromete la integridad académica del programa o la comprensión de los estudiantes de los objetivos de aprendizaje pertinentes", escribió el Director Senior de Comunicaciones Tyler Reed en un correo electrónico. "La evolución sigue siendo cubierta apropiadamente en nuestros títulos".

Mientras que el Consejo Estatal de Educación aprobó el libro de texto revisado de biología de McGraw Hill, los miembros rechazaron otros libros sobre cómo abordaban el cambio climático y lo que algunos miembros republicanos dijeron que eran representaciones negativas de la industria del petróleo y el gas.

Wayne Christian, responsable de la Comisión de Ferrocarriles de Texas -que regula el sector- había instado a la junta estatal a elegir libros favorables a los combustibles fósiles. Christian dijo que estaba contento con lo que la junta acabó aprobando.

"El Consejo de Educación del Estado de Texas hizo lo correcto al rechazar la propaganda ecologista radical sobre la 'red cero' y garantizar que nuestros estudiantes aprendan los beneficios de los combustibles fósiles", dijo en un comunicado.

La junta sí aprobó libros de texto que incluyen información sobre el cambio climático. Las normas curriculares estatales que la junta adoptó en 2021 requieren que los estudiantes de octavo grado "entiendan que el clima puede verse afectado por eventos naturales y actividades humanas."

La Texas Freedom Network, un grupo progresista, ha sido un defensor abierto de los materiales que abordan adecuadamente el cambio climático. La directora de comunicaciones Imelda Mejía dijo que el grupo vio el voto de la junta como un progreso.

"Pero para nosotros está bastante claro que varios de estos libros de texto fueron rechazados porque la junta presionó a los editores para que hicieran cambios basados en sus propias objeciones políticas sobre cómo hablaban de las compañías de petróleo y gas", dijo.

Mejía afirmó que no hay nada radical en enseñar a los alumnos la verdad sobre el cambio climático y lo que contribuye a él.

"El cambio climático es real y un problema muy grave", afirmó. "Censurar esta información es una irresponsabilidad por parte de la Junta. Los estudiantes merecen aprender la información que necesitan para entender una crisis que están heredando y con la que tendrán que lidiar el resto de sus vidas".

Aunque la junta estatal votó finalmente 12-0 para aprobar los nuevos libros de texto, los miembros demócratas expresaron su frustración y decepción por el rechazo de algunos materiales.

"Si seguimos comportándonos de esta manera como junta, mi temor es que nos volveremos irrelevantes en el futuro cuando se trate de qué editoriales quieren trabajar con nosotros y nos ayudarán a conseguir materiales adecuados frente a nuestros jóvenes", dijo Marisa Pérez-Díaz, miembro de la Junta. "Y para mí eso es desgarrador".

Pérez-Díaz dijo que es responsabilidad de la junta dar a los estudiantes de Texas acceso a tantos recursos como sea posible.

Traducido por Maria Arce

Becky Fogel is the education reporter at KUT. Got a tip? Email her at rfogel@kut.org. Follow her on Twitter @beckyfogel.
Related Content