Escott Apoya El Plan De Reapertura De Las Escuelas En Austin ISD

Sep 30, 2020

Read this story in English.

El doctor Mark Escott, el médico principal de Salud Pública de Austin, apoya el plan del Distrito Escolar Independiente (ISD, en inglés) de Austin de recibir de nuevo a los estudiantes en los edificios escolares el 5 de octubre, según le informó a la junta escolar este lunes.

El plan del ISD de Austin es permitir que los edificios escolares abran a no más del 25% de su capacidad al principio. El distrito comenzará a reicibir más estudiantes en las semanas siguientes si no hay un aumento en los casos de COVID-19.

Escott dijo que las escuelas debían cerrarse en la primavera porque había mucho desconocimiento sobre el virus, pero que ahora la situación es diferente.

"No teníamos pruebas. No teníamos [equipos de protección personal]. No teníamos un sistema para manejar los datos para tomar decisiones informadas", dijo. "Estábamos volando a ciegas. Ahora ya no lo estamos".

Los profesores han rechazado la decisión en la última semana, diciendo que no quieren que los estudiantes vuelvan a los campus, especialmente en gran número. Educación Austin, el sindicato de profesores del ISD local, lideró una protesta el sábado en la que los profesores expresaron su preocupación por tener a los estudiantes en los edificios.

Pero Escott aseguró a la junta escolar este lunes que el ISD de Austin está tomando uno de los planes más conservadores para reabrir sus escuelas.

"No tenemos muchos datos sobre la propagación [del virus] dentro de las escuelas específicamente porque, en su mayoría, las escuelas han estado cerradas", dijo.

Escott dijo que según la información que tienen los expertos ahora, parece que estar en el aula con mascarillas y protocolos de distanciamiento social no es lo que está causando la propagación de la enfermedad. La mayoría de las infecciones, dijo, ocurren fuera de las escuelas en reuniones sociales o actividades extracurriculares, como los deportes. Animó a las familias con estudiantes que practican deportes a que se hagan pruebas para asegurarse de que no son portadores asintomáticos del virus.

"A medida que obtengamos más información, es posible que tengamos que actuar con más cautela o de forma más flexible basándonos en esa nueva información", dijo.

La superintendente del ISD de Austin, Stephanie Elizalde, se dirigió a los profesores y al resto del personal que aseguran que no se está dando prioridad a sus preocupaciones.

"Todos nuestros empleados seguramente tienen preocupaciones durante esta pandemia", dijo Elizalde. "Dicho esto, el Distrito Escolar Independiente de Austin comienza con los estudiantes en su proceso de toma de decisiones".

En una encuesta enviada a los padres y tutores, que cerró el viernes, el 43% de las familias con estudiantes de primaria que respondieron dijeron que quieren que el alumno regrese a clases presenciales. El porcentaje fue un poco menor para las familias con estudiantes de secundaria y preparatoria.

Stephanie Hawley, directora de Equidad del distrito, dijo que la encuesta muestra que muchas familias sienten que su hijo tendrá una mejor experiencia educativa en la escuela, y están dispuestas a correr el riesgo de enviarlos de vuelta a clases.

"Cuando las familias nos dicen lo que necesitan y lo que quieren, la equidad requiere que escuchemos e intentemos ofrecer opciones a la gente", dijo.

Elizalde dijo que, de cara al futuro, convocará a un grupo de 40 maestros para que ayuden a asesorar a los funcionarios del distrito sobre este plan a medida que evolucione a lo largo del año escolar. Las familias que deseen continuar con el aprendizaje virtual tendrán esa opción durante todo el año escolar.

 

¿Tienes un tip noticioso? Envía un correo electrónico a Claire McInerny a claire@kut.org. También puedes seguirla en Twitter en@ClaireMcInerny.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación para apoyarlo. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.