Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

Superintendente De Austin ISD Explica Porqué Se Negaron Solicitudes De Licencia Médica A Ciertos Maestros

Superintendent Elizalde walks down the hallway of LBJ Early College High School wearing a face mask and face shield.
Gabriel C. Pérez
/
KUT
La superintendente del DSI de Austin, Stephanie Elizalde, durante una visita al campus de la escuela secundaria LBJ Early College en octubre.

Read this story in English.

Más de 900 maestros del Distrito Escolar Independiente (ISD, en inglés) de Austin recibieron una carta esta semana diciendo que su solicitud para continuar enseñando a distancia durante el semestre de primavera fue denegada.

Estos maestros presentaron documentación que muestra que tenían una condición médica que los pone en mayor riesgo de contrar enfermedades severas por el COVID-19.

Christopher Winne enseña ciencias de noveno grado en la Escuela Secundaria Internacional, una institución donde todos los estudiantes están aprendiendo inglés por primera vez. Tiene diabetes insípida, un aneurisma aórtico, hipertensión y fibrilación auricular.

"A mi médico le preocupa que cada una de estas condiciones, y especialmente todas las condiciones combinadas, si yo tuviera COVID, me causaría graves complicaciones", dijo.

Durante el semestre de otoño, ha estado dando clases por la plataforma Zoom porque recibió una acomodo médico del distrito escolar para hacerlo. Algunos de sus estudiantes volvieron al edificio de la escuela cuando se permitió a partir de octubre, pero él permaneció alejado.

"Tenía una carta muy clara que exponía explícitamente todas mis condiciones médicas y decía por qué debía trabajar a distancia, y eso funcionó la primera vez", dijo. "Ahora, parece que han cambiado las reglas. Pidieron que se presentara exactamente la misma carta cuando volviéramos a solicitar acomodo en primavera, y parece que, según las noticias, rechazaron a 940 de nosotros que habíamos sido aprobados originalmente".

Una nueva política

La superintendente Stephanie Elizalde dijo que el proceso cambió para el semestre de primavera.

Cuando los profesores recibieron acomodo médico durante el verano, el distrito planeaba comenzar el año escolar en línea y lo hizo recién en octubre. Ahora, por mandato de la Agencia de Educación de Texas, el distrito tiene que ofrecer aprendizaje presencial a cualquier estudiante que lo desee.

Elizalde dijo que la logística de tener suficiente personal en las escuelas es lo que llevó al distrito a cambiar los requisitos de quién obtendrá un acomodo médico. Dependiendo de la escuela primaria, entre el 40% y el 70% de los estudiantes vuelven a las aulas, así que tiene que haber suficientes profesores allí para esos estudiantes.

"Si pudiera hacerlo para que todo el mundo pudiera estar en casa y sentirse lo más seguro posible, ¿por qué no querría hacerlo?”, dijo Elizalde. "Pero también tengo muchos niños cuyos padres están en situaciones similares donde tienen que ir a trabajar y necesitan que sus hijos tengan un cierto grado de compromiso que no tienen en casa".

Durante la primera ronda de solicitudes de acomodo médico durante el verano, el distrito aprobó a cualquier persona con una condición que la pusiera en un mayor riesgo de enfermedades graves por el COVID-19, según la lista de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

Ahora que las escuelas están abiertas de nuevo, Elizalde dijo que el distrito tenía que reducir el número de personas que podían obtener un acomodo. Las 48 personas que recibieron un permiso para el próximo semestre podrían no tener un trabajo considerado esencial para el distrito (que son los maestros de clase) o podrían tener una discapacidad bajo la Ley de Americanos con Discapacidades (ADA, en inglés).

Elizalde dijo que era una decisión difícil pedir a la mayoría de los maestros del distrito que se reportaran el próximo semestre.

"Me pongo en sus zapatos tanto como puedo", dijo. "Reconozco eso, pero al mismo tiempo, tengo otro grupo de miembros del personal que son empleados esenciales, y ni siquiera tuvieron la opción de solicitar un arreglo de trabajo alternativo". Entonces, ¿tenemos custodios que tienen cáncer y que tienen que venir a trabajar? Sí, los tenemos. Porque si no vienen, no se les paga. También se trata de ser equitativos".

"No hemos hecho un gran trabajo de comunicación”

Parte de la razón por la que el distrito hizo esta nueva política general es para crear una experiencia más equitativa para los estudiantes. Elizalde dijo que al personal del distrito le preocupaba que algunas escuelas tuvieran más profesores enseñando en persona que otras. También dijo que no quería aprobar que los maestros se quedaran en casa y que más estudiantes volvieran a las clases presenciales más tarde, lo que obligó a rescindir de los acomodos a mitad del semestre.

Pero dijo que lamentaba cómo el distrito comunicó este cambio a los maestros, a través de un formulario, sin una explicación de por qué y cómo cambió el proceso.

"La cuestión es que no hemos hecho un gran trabajo de comunicación", dijo.

El distrito ahora está contactando a los maestros que fueron rechazados para explicarles el proceso y comprobar que no tengan una discapacidad que le permita calificar para quedarse en casa.

El distrito ha ordenado más máscaras N95 para los maestros que las quieran usar, dijo Elizalde. También dijo que todas las escuelas deberían tener acceso a materiales de limpieza y equipos de protección personal, y no quiere que los maestros u otros miembros del personal paguen por estos suministros ellos mismos.

Elizalde también está trabajando con el sindicato de maestros, Education Austin, para probar un proceso para hacer que las escuelas individuales averigüen quiénes dentro del personal puede quedarse en casa y quién debe ir a la escuela. A partir de la próxima semana, se reunirán con el personal de toda una escuela y tratarán de elaborar un sistema de voluntarios para saber quién está dispuesto a venir y quién puede cubrir las clases de los maestros que sienten que deben quedarse en casa por razones médicas. Elizalde dijo que si funciona, le gustaría que todas las escuelas del distrito intentaran encontrar un sistema similar.

"Estas son situaciones realmente difíciles para nosotros", dijo Elizalde. "Sé que no son el tipo de respuestas que generan confianza, y les pido a todos que aunque no estén de acuerdo, que tal vez nos den la gracia de tratar por un momento de verlo desde una perspectiva diferente".

¿Tienes un tip noticioso? Envía un correo electrónico a Claire McInerny a claire@kut.org. También puedes seguirla en Twitter en @ClaireMcInerny.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación para apoyarlo. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Related Content