Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

Funcionarios electorales de Texas culpan a la nueva ley de voto por el aumento de los rechazos a solicitudes de voto por correo

Keren Carrión
/
KERA News

Read this story in English.

Con el aumento de los casos de COVID-19 y la proximidad de las elecciones primarias de marzo, los funcionarios de los condados de todo el estado están rechazando un elevado número de solicitudes presentadas por votantes que desean votar por correo en lugar de acudir a las urnas.

El problema se centra en los nuevos requisitos aprobados por los legisladores estatales el año pasado durante la 87ª Legislatura de Texas y las sesiones especiales que le siguieron. El proyecto de ley 1 del Senado (conocido como SB 1 por sus siglas en inglés), presentado por el senador estatal republicano Bryan Hughes, de Mineola, introdujo cambios radicales en los procedimientos electorales, incluida la información que debe incluirse en una solicitud de voto por correo.

La ley exige que las solicitudes incluyan los números de la licencia de conducir o la información de la Seguridad Social del votante potencial. Esa información debe coincidir con los datos del registro de votación de la persona presentada anteriormente. Los críticos de la disposición dicen que la mayoría de las personas no recuerdan qué número utilizaron cuando se registraron originalmente.

En el condado de Bexar, 42 de las 80 solicitudes de voto recibidas el jueves fueron rechazadas, dijo la administradora de elecciones de ese condado, Jacque Callanen, a Texas Public Radio. Y aproximadamente la mitad de las solicitudes de voto por correo del condado de Travis para las elecciones primarias de marzo han sido rechazadas, informó KUT el jueves.

Muchos de los que se manifestaron en contra de la ley SB 1 antes de su aprobación dijeron que la legislación estaba diseñada para privar de derechos a los votantes. Ahora dicen que el alto número de boletas rechazadas demuestra que eso es exactamente lo que está sucediendo.

"Está haciendo que el proceso no sólo sea más difícil de seguir, sino que la gente tiene miedo de poner tal vez su información de votante, su licencia de conducir, su número de Seguro Social, para que se envíe por correo", dijo la administradora de las elecciones del condado de Harris, Isabel Longoria, a Houston Public Media.

De las 1,276 solicitudes de voto por correo recibidas hasta la fecha por el condado de Harris, Longoria dijo que 208 han sido rechazadas, alrededor del 16 %. Pero en 2018, solo se rechazaron 4,979 solicitudes de 745, alrededor del 6 %.

"El proyecto de ley del Senado 1, como predijeron los funcionarios electorales, está dificultando que los electores soliciten votar por correo", dijo.

Especialistas en derechos electorales alrededor del estado también se han manifestado al respecto y están instando a los votantes a ser más proactivos en este ciclo electoral.

"Tal y como están las cosas ahora, cerca de la mitad de esos votantes están siendo bloqueados y sus voces no serán escuchadas", dijo Stephanie Gómez, directora asociada de Common Cause Texas, en un comunicado. "Si esto no se arregla, esta sola disposición de la SB 1 podría bloquear hasta medio millón de texanos de votar por correo este año".

"Mientras tanto, instamos a todos los tejanos a ser sus propios defensores de su libertad de voto", añadió Gómez. "Mientras que los políticos a cargo están decididos a hacer que sea lo más difícil posible votar, Causa Común Texas está aumentando nuestra iniciativa de protección electoral para hacerla del tamaño de Texas y asegurar que nuestras comunidades puedan hacer oír su voz en las urnas".

La oficina del distrito de Hughes no respondió a una solicitud de comentarios sobre las críticas contra su legislación. Pero la oficina del Secretario de Estado de Texas, que supervisa las elecciones estatales, emitió un comunicado el viernes instando a los administradores de los condados "a buscar asesoramiento y asistencia sobre el método correcto de procesamiento de las solicitudes de voto por correo."

La oficina también señaló al condado de Travis, que según el secretario de Estado de Texas, John Scott, "tomó la decisión de rechazar estas solicitudes de voto por correo antes de ponerse en contacto con nuestra oficina."

"Hacemos un llamado al condado de Travis para que revise y reexamine inmediatamente las solicitudes de voto por correo en cuestión para determinar si fueron procesadas de acuerdo con la ley estatal, con el objetivo de restablecer y minimizar cualquier interrupción a los votantes elegibles que han presentado correctamente su solicitud de voto por correo", dijo Scott. "Esperamos ansiosamente los resultados del re-procesamiento de estas solicitudes de voto por correo".

La declaración se produce después de un intercambio de mensajes en Twitter el jueves, en el que la oficina de Scott y los funcionarios del Condado de Travis se atacaron mutuamente por la forma en que estas oficinas se comunican.

Mientras que esa disputa se desarrolla en Austin, los funcionarios electorales a cientos de kilómetros de distancia dijeron a KERA que esperan que haya suficiente tiempo para educar a los votantes potenciales de los cambios en los procedimientos de votación por correo antes de los próximos plazos de registro.

"Cada vez que se hace algo como esto y se pide más información sin que se avise o se dé mucha información al público, se va a dar algo así", dijo Lisa Wise, la administradora de las elecciones del condado de El Paso.

Wise dijo que su oficina sólo ha recibido 103 solicitudes de voto por correo, pero 23 de ellas fueron rechazadas - incluyendo 11, o aproximadamente el 10%, que no cumplían con los nuevos requisitos de identificación del estado. Las otras no indicaban la afiliación a un partido como se requiere o carecían de otra información. Wise dijo que su oficina también ha recibido más solicitudes que aún no han sido procesadas.

"Estamos tratando de asegurarnos de que podemos dar vuelta a las notificaciones tan pronto como sea posible para que los votantes sepan" acerca de los cambios, dijo.

Otro obstáculo en el procesamiento de las solicitudes es que algunos votantes están enviando formualrios de aplicación viejos en lugar de las nuevas versiones que ahora se requiere bajo SB1.

En Tyler, la administradora de las elecciones del condado de Smith, Michelle Allcon, dijo que su oficina sólo ha rechazado un pequeño número de solicitudes de votación, pero todas ellas se debieron a que los residentes no utilizaron el nuevo formulario.

"Los rechazos que hemos tenido se deben a que usaron formularios que expiraron en las elecciones de noviembre de 2021", dijo.

En el condado Hidalgo del Valle del Río Grande, 64 de las 77 solicitudes por correo han sido rechazadas hasta ahora. El analista electoral del condado de Hidalgo, Sal Hernández, dijo que la oficina no tiene cifras exactas, pero que un gran número de los rechazos se debieron a formularios obsoletos.

"La gente no está del todo enterada aunque esté en el sitio web", dijo. "Les hemos enviado nuevas solicitudes".

¿Tienes un tip noticioso? Envía un correo electrónico a Julián Aguilar a jaguilar@kera.org. Puedes seguir seguir a Julián en Twitter @nachoaguilar.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Related Content