Reliably Austin
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
0:00 0:00
Available On Air Stations

¿Tienes problemas para que el casero te arregle el aire acondicionado? Esto es lo que hay que hacer.

Unidades de aire acondicionado en la azotea del West Campus, cerca de la Universidad de Texas en Austin, durante el verano de 2018.
Gabriel C. Pérez
/
KUT
Unidades de aire acondicionado encima de los edificios cerca de Universidad de Texas en Austin durante el verano de 2018.

Read this story in English

Las unidades de aire acondicionado — presumiblemente, junto con los técnicos en reparación — han estado trabajando horas extras mientras los habitantes de Austin sufren a través de un verano de calor récord.

Si estás alquilando, eso significa que estás a la voluntad y capricho de un propietario o casero de la propiedad para manejar cualquier reparación de aire acondicionado. Aunque Austin no exige que las propiedades de alquiler tengan aire acondicionado, si lo tienes y se estropea, el propietario está obligado a arreglarlo.

Espera, ¿así que Austin no tiene normas para exigir aire acondicionado en propiedades de alquiler?

No. Al menos no todavía.

La ciudad tiene un requisito para la calefacción en su código de construcción, pero no aire acondicionado.

Si se instala una unidad de aire acondicionado, sin embargo, tiene que funcionar correctamente, dice Bianca Michuda con el Departamento de Servicios de Desarrollo de Austin.

"Las normas de edificación adoptadas no exigen la instalación de aire acondicionado", explica. "Los sistemas de calefacción son necesarios y deben ser capaces de mantener una temperatura de 68 grados en todas las zonas habitables. Sin embargo, no se exige una temperatura específica para el aire acondicionado".

Pero es probable que eso cambie el año que viene.

Citando el intenso calor de este verano, Vanessa Fuentes miembro del Consejo de la Ciudad, ha impulsado una iniciativa para que el personal municipal redacte una ordenanza que establezca ese requisito de temperatura.

"Creo que cualquiera que salga a la calle es consciente del calor que hace y de lo duro que ha sido el verano este año", afirmó. "Y sólo podemos esperar más fenómenos meteorológicos severos, así como más calor extremo, especialmente con el empeoramiento de la crisis climática en la que nos encontramos".

¿Qué hago si se me daña el aire acondicionado?

Jessica Martin, fotógrafa independiente, se despertó sudorosa una mañana de agosto. No era la primera vez que se estropeaba el aire acondicionado con este calor sin precedentes.

A 84 grados, el servidor de su computadora empezó a sobrecalentarse y no pudo trabajar. Por suerte, sus hijos estaban en el colegio.

A Martin le sorprendió saber que en Austin no hay requisitos específicos para el aire acondicionado, mientras que otras ciudades como Dallas y Houston sí exigen que los edificios tengan aire acondicionado.

"Descubrir que no hay ordenanzas, que no hay protecciones ... para nadie es un asco", dijo. "No entiendo cómo puede ocurrir eso en un estado que hace tanto calor".

Martin dijo que su propietario era sensible y consiguió la unidad de aire acondicionado nueva.

Aún así, hay algunas opciones para hacer frente a un casero que no responde, dice Shoshana Krieger, un defensor de vivienda con la organización sin fines de lucro BASTA de Austin. BASTA quiere decir Building And Strengthening Tenant Action o Construir y Reforzar la Acción de los Inquilinos.

Para empezar, dice Krieger, llama al 311.

Los propietarios están obligados a hacer las reparaciones, y si no lo hacen, la ciudad puede multarlos. Pero el proceso no es tan sencillo y puede llevar bastante tiempo.

Krieger sugiere documentar todas las comunicaciones que hayas tenido con el casero. Después de llamar al 311, la Ciudad debería enviar a alguien a inspeccionar si el aire acondicionado funciona.

"Si el aparato no enfría bien, la Ciudad expedirá una infracción al propietario, que deberá corregir el problema", explica. "El propietario recibe un aviso de que ha infringido la ley municipal y de que tiene que solucionar el problema".

Krieger recomienda anotar el número de la queja. Esto te será útil si un inspector no llega o si archivan incorrectamente tu denuncia. De nuevo, lleva un registro de todas las comunicaciones con el inspector.

Si eso ocurre, o si tu caso no avanza, pide hablar con el supervisor del inspector.

Si no hay respuesta, no dudes en saturar el correo electrónico de tu funcionario local o llamar a su oficina. Krieger afirma que se trata de un último recurso, pero que resulta especialmente eficaz para aceitar el proceso.

Krieger dice que vale la pena señalar que estos consejos se aplican a una variedad de solicitudes de servicio relacionadas con la vivienda: todos. Desde problemas con la electricidad a los problemas de techo a la plomería. Puedes encontrar más información sobre el proceso de reclamación en el sitio web de BASTA.

Traducido por Maria Arce

If you found this reporting valuable, please consider making a donation to support it. Your gift pays for everything you find on KUT.org. Thanks for donating today.

Andrew Weber is a general assignment reporter for KUT, focusing on criminal justice, policing, courts and homelessness in Austin and Travis County. Got a tip? You can email him at aweber@kut.org. Follow him on Twitter @England_Weber.
Related Content