Reliably Austin
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
0:00 0:00
Available On Air Stations

El fiscal general Ken Paxton demanda a Austin por sus leyes sobre la marihuana. ¿Cuáles son?

Unos brotes de marihuana sobre un mostrador y en un bote junto a un encendedor.
Julia Reihs
/
KUT News
Los habitantes de Austin votaron a favor de despenalizar las pequeñas cantidades de marihuana en mayo de 2022.

Read this story in English

Austin es una de las ciudades demandadas por el fiscal general de Texas por sus políticas de despenalización de pequeñas cantidades de marihuana. La ordenanza ha estado en vigencia durante años y, posiblemente, ha cambiado la forma en que la policía prioriza los patrullajes.

El fiscal general de Texas, Ken Paxton, afirma que estas políticas violan la ley estatal. Pero las normas federales, estatales y locales en torno a la posesión de marihuana han sido confusas y contradictorias en los últimos años.

Aunque Austin no es ajena a las presiones de los líderes republicanos del estado, la demanda ha generado confusión. He aquí un desglose de la política de Austin y una mirada a lo que podría suceder.

¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

Hace cuatro años, los líderes de la ciudad se comprometieron a dejar de detener a personas por posesión de pequeñas cantidades de marihuana. El esfuerzo fue liderado por el entonces miembro del Consejo Greg Casar, quien argumentó que los cargos afectaban más a menudo a los habitantes de Austin con bajos ingresos, en particular a las personas de color.

"Es lo que la mayoría de los habitantes de Austin, creo, cree que es lo correcto", dijo Casar en una conferencia de prensa antes de una votación del Consejo de la Ciudad en enero de 2020 sobre la política. "Y mi esperanza es que tengamos un fuerte apoyo ... [para que] la aplicación [de la ley] a las pequeñas cantidades de marihuana simplemente no sea una de las altas prioridades de la ciudad".

Las políticas de aplicación del Departamento de la Policía de Austin (APD, por sus siglas en inglés) en el momento habían sido turbias, debido a las normas federales, estatales y locales en conflicto sobre la marihuana y el cáñamo.

Texas aprobó una ley que legaliza el cáñamo en 2019. Después de eso, la entonces fiscal de distrito del condado de Travis, Margaret Moore, dijo que su oficina no procesaría casos de pequeñas cantidades de marihuana. Moore y otros fiscales de Texas argumentaron que no tenían el equipo de prueba para diferenciar entre el cáñamo y la marihuana.

A pesar de la decisión de Moore, el APD siguió citando y deteniendo a personas por posesión de marihuana. En respuesta, Casar y otros miembros del Consejo de la Ciudad de Austin decidieron aprobar una resolución formal para despenalizar la posesión de pequeñas cantidades de marihuana. Una vez más, el APD siguió aplicando la ley estatal, por lo que la organización progresista sin fines de lucro Ground Game Texas decidió incluir una medida en la boleta electoral de mayo de 2022.

Aunque la elección atrajo solo al 11% de los votantes registrados, los habitantes de Austin aprobaron abrumadoramente el plan para despenalizar la posesión de 4 onzas o menos de marihuana y las órdenes de registro sin llamar previamente a la puerta.La decisión de Austin animó a otras ciudades a seguir su ejemplo.

Ahora, el fiscal general republicano Ken Paxton ha demandado a Austin, junto con Denton, Killeen, San Marcos y Elgin. El fiscal general dice que las políticas violan la ley estatal y que las ciudades no pueden elegir qué leyes aplicar.

¿Qué hizo la política de Austin?

Básicamente, la ciudad despenalizó la marihuana. Si un oficial de policía detiene a alguien con 4 onzas o menos de marihuana, a menudo no van a hacer un arresto, aunque la política de la ciudad permite detenciones si alguien está relacionado con o es sospechoso de un crimen violento o delito grave.

Michael Bullock, presidente de la Asociación de Policía de Austin, afirma que las idas y vueltas en las políticas a lo largo de los años han puesto constantemente a los agentes del APD en una situación difícil.

"Se les dice que su trabajo es hacer cumplir la ley y el Estado les dice que esto es lo que van a hacer", dijo Bullock. "Pero luego la ciudad, que es su empleador, les dice: 'No, en realidad van a hacer esto'".

Pero Bullock también argumentó que esos cargos por posesión de pequeñas cantidades de marihuana eran, como él dijo, una especie de molestia, un trabajo de oficina que restaba atención a delitos más graves.

"Si se despenalizaran las pequeñas cantidades de marihuana en algunos casos, nos facilitaría el trabajo", dijo. "Lo más importante para nosotros es asegurarnos de que, cuando esté vinculada a otra cosa, sigamos teniendo la capacidad de hacer cumplir esas [leyes]... porque ahí es donde nos preocupa y ahí es donde tenemos problemas".

La política ha permitido a la policía ocuparse de delitos más graves. Los datos judiciales del estado muestran que los cargos por posesión de marihuana han caído un 83% desde 2019 hasta diciembre. Mientras tanto, los casos de violencia familiar y asalto en el condado de Travis han aumentado un 76% en el mismo período.

¿Cuál será el siguiente paso?

Ni el APD ni la ciudad de Austin quisieron hacer comentarios sobre la demanda de Paxton.

Históricamente, los tribunales del condado de Travis se han puesto del lado de Austin en este tipo de disputas ciudad-estado. Así ha sucedido en pleitos sobre la obligación de usar mascarilla, toques de queda de la era COVID, prohibición de bolsas de plástico y políticas municipales de bajas por enfermedad retribuidas. Pero, en última instancia, el Tribunal Supremo de Texas, totalmente republicano, ha anulado o desestimado estas políticas.

Mientras el caso sigue su curso, existe la posibilidad de legalizar la marihuana en todo el estado, lo que podría reportar al estado cientos de millones de dólares en ingresos fiscales.

Texas ha tardado en cambiar sus leyes sobre la marihuana. La gran mayoría de los estados de EE.UU. han legalizado la marihuana medicinal y casi la mitad ha legalizado su uso recreativo. Mientras que el estado ha ampliado la legalización de la marihuana medicinal, ha evadido la legalización del uso recreativo, a pesar del amplio apoyo entre los votantes de todas las tendencias. Un informe de la Hobby School of Public Affairs del año pasado reveló que la gran mayoría apoyaba la legalización de la marihuana, con dos tercios a favor de la legalización recreativa y un 81% a favor de la legalización médica.

Andrew Weber is a general assignment reporter for KUT, focusing on criminal justice, policing, courts and homelessness in Austin and Travis County. Got a tip? You can email him at aweber@kut.org. Follow him on Twitter @England_Weber.
Related Content