Analizamos A Quién Ponemos Al Aire En Las Noticias Locales De KUT. Estos Son Los resultados.

Sep 10, 2020

Read this story in English.

Hace más de dos años, KUT comenzó a hacer un seguimiento de los datos demográficos de las fuentes informativas que entrevistamos al aire en nuestra cobertura de noticias locales. El objetivo es ver cómo nos va en nuestro esfuerzo por reflejar a toda nuestra comunidad en las historias que se escuchan. Nos hemos centrado en el género, la raza/etnia y la experiencia de la fuentes.

Queremos asegurarnos de que no estamos más acceso a algunos grupos por encima de otros. 

Cuando comenzamos este trabajo, a principios de 2018, descubrimos que estábamos haciendo justamente eso: los hombres blancos constituían el 56% de las fuentes que utilizábamos. Eso, obviamente no es representativo, y no está en línea con nuestra misión de servicio público de sonar como la comunidad a la que servimos.

El otoño pasado, completamos un año completo de recolección de datos demográficos sobre nuestras fuentes informativas. Pueden ver los resultados de nuestro análisisaquí. Aunque se hicieron algunos progresos en equilibrar las fuentes por género y raza/etnia, las disparidades se mantuvieron. Esto es lo que encontramos durante la primera mitad de 2020.

Género

Vimos alguna variación de mes a mes en el balance de género de las fuentes informativas que usamos al aire. Como pueden ver en los gráficos de abajo, enero fue el mes con el mayor desequilibrio de fuentes: casi dos tercios eran hombres. Otros meses fueron más equilibrados, aunque las fuentes masculinas superaron a las femeninas en todos los meses.

En general, entre enero y junio de este año, la mayoría de las fuentes que consultamos fueron masculinas. Sin embargo, en comparación con los datos de todo el año anterior, que recogimos entre octubre de 2018 y septiembre de 2019, nos hemos acercado al equilibrio en la composición de género de nuestras fuentes. En ese período del año pasado, nuestras fuentes fueron 60% masculinas y 40% femeninas, sin identificar fuentes no binarias, es decir, que no se identifican con ninguno de esos dos géneros. En lo que va de 2020, estamos en un 57.5% de hombres, un 42% de mujeres y un 0,1% de fuentes no binarias. Un puñado de fuentes (0.4%) no fueron identificadas en términos de género.

Hemos notado un patrón que ha continuado de datos desde el año pasado hasta el 2020: nuestras mujeres periodistas son más propensas a seleccionar fuentes femeninas que nuestros periodistas hombres. Las mujeres periodistas usaron alrededor de un 10% más de fuentes femeninas. El sesgo hacia las fuentes masculinas por parte de los periodistas masculinos de KUT sigue siendo un factor en nuestra sobrerrepresentación de los hombres, ya que nuestras mujeres periodistas siguen demostrando casi una paridad entre fuentes masculinas y femeninas.

Raza/Etnia

Las fuentes blancas no hispanas siguieron constituyendo la mayoría de las fuentes consultadas por KUT; la mayoría de los meses, comprendiendo alrededor de dos tercios del total. La única excepción en la primera mitad de 2020 fue en junio, tras el asesinato en manos de la policía de George Floyd el 25 de mayo en Minneapolis, que desencadenó protestas nacionales de racismo y violencia policial contra los negros. Por primera vez, las fuentes blancas no hispanas fueron menos de la mitad de nuestras fuentes al aire. Las fuentes negras constituyeron el 28% de nuestras fuentes informativas ese mes.

 

En total, de enero a junio, el 62.2% de las fuentes que elegimos fueron blancas no hispanas, el 15.3% hispanas (de cualquier raza), el 13.8% negras, el 4.4% asiáticas y el 2% identificadas como de dos o más razas. Una pequeña fracción de nuestras fuentes se identificaron como nativos americanos o hawaianos/isleños del Pacífico.

Según datos del Centro Demográfico de Texas, la población del Condado de Travis y los ocho condados circundantes (aproximadamente nuestra área de alcance) es 53% blanca no hispana, 32% hispana (de cualquier raza), 7% negra y alrededor del 5% asiática.

Aunque seguimos representando en exceso a las fuentes blancas y negras, el déficit en nuestra representación sigue estando entre los miembros de nuestra comunidad hispana. De hecho, mientras que la proporción de fuentes negras y asiáticas creció en los primeros seis meses de 2020 en comparación con los datos del año pasado completo, la proporción de fuentes hispanas en realidad cayó del 18% al 15.3%.

Obviamente, esto debe ser un área de enfoque para nosotros en una comunidad donde esa población es casi el doble de lo que representan nuestras fuentes.

Otro punto de datos que recogimos es si una historia es "sobre la raza", "trata el tema de la raza" o "no es sobre la raza". El objetivo es profundizar en historias en las que se eligen fuentes no blancas. Idealmente, seleccionaríamos fuentes de color en cada tipo de historia, no sólo en aquellas en las que la raza es un factor.

Sin embargo, encontramos que no es el caso.

Entre la inmigración, el racismo y las disparidades de salud por la pandemia, demasiadas de nuestras fuentes de color aparecen sólo en historias que tratan o son sobre la raza. En el futuro, se debe prestar especial atención a la perspectiva de las fuentes de color en las historias que no abordan el tema de la raza.

Experiencia

Hemos estado rastreando la experiencia de nuestras fuentes para asegurarnos de que no dependemos demasiado de las fuentes del gobierno. No está del todo claro dónde está la línea de "excesiva confianza", pero queremos asegurarnos de que estamos presentando una mezcla saludable de fuentes expertas, así como las voces del público en general, que puede no tener ninguna experiencia particular en el tema de la historia, aparte de sus experiencias vividas.

Las elecciones y la pandemia tuvieron una gran influencia en la experiencia de las fuentes informativas en la primera mitad de 2020. Mientras que las campañas y los actuales funcionarios electos fueron una gran parte de nuestras fuentes hasta las primarias de marzo -y de nuevo hacia la segunda vuelta de las primarias en el verano- en marzo se produjo un pico de consultas con fuentes médicas que continuó durante los meses siguientes. Otras fuentes del gobierno, incluyendo los funcionarios de salud pública, también dominaron durante este tiempo. Además, hubo un salto en el número de fuentes del público en general a partir de marzo, mientras escuchamos a la gente contarnos cómo la pandemia los estaba afectando y a las personas que protestaban contra el racismo contra las personas negras después del asesinato de George Floyd en Minneapolis y el asesinato a manos de la policía de Mike Ramos en Austin.

En general, durante la primera mitad de 2020, vemos que las fuentes médicas y del público en general representan una parte mucho mayor de lo habitual, debido a la naturaleza de las noticias.

¿Qué sigue?

Comodijimos en febrero, todavía tenemos mucho trabajo por hacer para representar plenamente a toda nuestra comunidad. Aunque hemos hecho progresos en algunas áreas -y la pandemia ha paralizado algunos de nuestros planes de centrarnos intencionadamente en algunas de nuestras deficiencias- sabemos que este trabajo debe continuar.

La sala de redacción de KUT comenzará a recibir informes semanales sobreel equilibrio en el uso de las fuentes, para que podamos abordar las disparidades a medida que vayan surgiendo.

Nuestra esperanza en los próximos meses es volver a comprometernos con nuestros planes para alcanzar de manera más específica a las comunidades desatendidas en el centro de Texas. Queremos escuchar de las audiencias a las que no servimos acerca de cómo podemos ser de utilidad. ¿Cuáles son las historias que no estamos cubriendo? ¿Quiénes son las personas de sus comunidades con las que deberíamos hablar? ¿Qué necesitan de una organización de noticias que no están recibiendo? ¿Se escuchan a sí mismos en nuestra cobertura de noticias?

Las respuestas a estas preguntas no nos llegarán por sí solas. Tenemos que hacer un esfuerzo deliberado para alcanzar a las personas y lugares donde no estamos ahora mismo.

Antes de fin de año, KUT celebrará la primera de una serie de sesiones para escuchar a la gente, que podrá decirnos cómo podemos servirles mejor a ellos y a sus comunidades. Estén atentos.

Una nota sobre nuestra metodología: a partir de septiembre de 2018, los reporteros comenzaron a preguntar a las fuentes cómo se identifican al final de las entrevistas o haciendo un seguimiento de las mismas más tarde. Introdujeron la información en una hoja de cálculo diseñada por Sangita Menon. La mayoría de las fuentes proporcionaron información, aunque un pequeño porcentaje se negó a responder. Los reporteros continuaron rastreando esa información hasta septiembre de 2019, cuando pasamos a un sistema de rastreo diferente. Reanudamos nuestro anterior método de seguimiento en enero de 2020, después de descubrir deficiencias en el sistema utilizado en el otoño de 2019.

_

¿Tienes un tip noticioso? Envía un correo electrónico a Matt Largey a mlargey@kut.org. También puedes seguirlo en Twitter en @mattlargey

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación para apoyarlo. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.