Cambios Del Censo Podrían Afectar Políticamente Más A Los Latinos, Ya Muy Golpeados Por El COVID

Aug 11, 2020

Read this story in English.

La creciente población latina de Texas está a punto de ser significativamente subestimada en el censo de este año, después de una serie de recientes movimientos de la administración Trump.

Los defensores dicen que esto significa que los latinos podrían enfrentarse a una década de poder político disminuido y a la falta de fondos para los servicios gubernamentales esenciales mientras intentan recuperarse de una pandemia que les afecta de forma desproporcionada.

El censo es un recuento nacional que se realiza cada 10 años. Determina la cantidad de fondos federales que reciben los estados y las comunidades, así como la representación política que tienen.

Lila Valencia, demógrafa principal del Centro Demográfico de Texas en la Universidad de Texas en San Antonio, dijo que los latinos constituyen la mitad del crecimiento total de la población del estado entre 2010 y 2019.

"Están sumando el mayor número de personas a la población de Texas que cualquier otro grupo racial o étnico", dijo. Debido a este crecimiento, los grupos cívicos de todo el país han estado preparando campañas de divulgación para el censo.

Génesis Sánchez, gerente de la campaña del censo regional de Texas para la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados (NALEO, en inglés), dijo que hay mucho en juego para los latinos.

"Si no nos cuentan... entonces no tendremos nuestro poder político", dijo. "Sigue siendo manipulado, ya sea a través de la redistribución de distritos o la asignación de recursos".

Desconfianza En El Gobierno

Los latinos y otras minorías raciales, incluida la población asiática de rápido crecimiento en el estado, ya iban a ser difíciles de contabilizar, porque es menos probable que respondan al censo, ya sea en línea, por teléfono o por correo.

"Tenemos barreras lingüísticas", dijo Alice Yi del Comité de Recuento Completo de Asiáticos de Austin. "También tenemos barreras de conocimiento. Muchas familias de inmigrantes no saben de qué se trata el censo".

Alice Yi del Comité de Recuento Completo de Asiáticos de Austin habla durante la apertura de la Oficina Central del Censo de Texas en octubre pasado.
Credit Gabriel C. Pérez / KUT

Yi dijo que también hay mucha desconfianza en la administración Trump, que luchó, aunque falló, para añadir una pregunta sobre la ciudadanía en el censo. Aunque la pregunta no fue incluida, dijo, las comunidades de inmigrantes temen para qué se usarán los datos del censo.

"Estamos preocupados", dijo Yi. "Estamos asustados por esta administración y por lo que pueden hacer. [Los inmigrantes] no confían en el gobierno cuando usan los datos del censo".

Y ahora hay aún más preocupaciones, dijo Yi, después de un reciente memo de la Casa Blanca ordenando a los legisladores estatales de todo el país que excluyan a los indocumentados cuando establezcan los límites políticos el próximo año.

El representante estatal Eddie Rodríguez, un demócrata de Austin, dijo que todas estas medidas han sido un esfuerzo flagrante para suprimir la influencia de los latinos, ya que Texas está a punto de ganar más escaños en el Congreso el próximo año.

"Creo que se hace por razones políticas", dijo. "Creo que la administración Trump sabe que a través del reparto, del lado del Congreso, muchos estados se preparan para ganar más escaños. Y esos escaños pueden ser demócratas, y creo que esto es un intento por frenar eso".

Más Trabajo En Menos Tiempo

Otro golpe, dijo Rodríguez, fue la decisión de la administración Trump de concluir el censo un mes antes de lo previsto. En lugar de terminar a finales de octubre, los trabajadores del censo ahora tienen que terminar a finales del mes próximo.

Valencia dijo que esto podría ser un problema para las comunidades que no han respondido al censo.

"Algunas de las áreas que tienen las tasas de respuesta más bajas al censo de 2020 son también áreas del estado con grandes porcentajes de población hispana", dijo.

Valencia ha observado cómo diferentes condados y comunidades dentro de Texas han estado respondiendo este año en comparación con el último censo de 2010, en el que también fueron subestimados.

Según Valencia, los cinco condados de Texas con el mayor número de latinos -Harris, Bexar, Dallas, Hidalgo y El Paso- no han sido capaces de cumplir o superar la tasa de respuesta de 2010.

"Eso realmente significa que la Oficina del Censo tendrá más trabajo que hacer que en 2010", dijo, "y también tendrán menos tiempo para hacerlo".

Cerca de la mitad de la población hispana del estado vive en esos cinco condados. Pero también hay muchas áreas rurales con grandes poblaciones hispanas que no tienen servicio postal regular y un mal servicio de Internet, así como altos índices de pobreza. Valencia dijo que la combinación de estos factores contribuye a reducir las tasas de respuesta.

Según sus datos, hay 51 condados en el estado en el percentil más bajo de tasas de respuesta. Alrededor de 22 de esos condados tienen más de la mitad de su población formada por latinos.  

Valencia dijo que las tasas de respuesta para estos condados van desde tan sólo el 14.4% al 37.4%, lo que deja "más de dos tercios de las unidades de vivienda que quedan por contabilizar".

Una 'Situación De Doble Impacto'

Katie Martin Lightfoot, coordinadora del censo con un grupo de política pública llamado Every Texan (Cada tejano), dijo que la combinación de las restricciones por COVID-19 y un plazo más corto para contar a las peronas significan problemas para las comunidades de color.

"Hay un gran temor de nuevo que la gente que ha sido históricamente menos contada va a ser subcontada de nuevo en este censo de 2020", dijo.

Lightfoot dice que los trabajadores del censo están trabajando muy duro para cumplir con este nuevo plazo.

"Han empezado a llamar a las puertas en Texas, pero sólo han empezado en las grandes ciudades", dijo. "Así que cuando pensamos en lugares como el Valle o el Oeste de Texas, donde hay estas altas concentraciones de latinos, existe un gran temor de que se les pasen por alto".

Además de perder una posible representación política, dijo Sánchez, las comunidades latinas perderán dinero para cuidado de la salud, asistencia alimentaria, transporte y educación durante los próximos 10 años.

Y en ese tiempo, dijo, la comunidad latina probablemente se estará recuperando de los efectos devastadores de la pandemia.

"El COVID ha golpeado a los latinos con especial dureza, especialmente aquí en Texas y sobre todo en lugares como El Paso, el sur de Texas y el [Valle del Río Grande]", dijo. "Así que tienen este tipo de situación de doble impacto".

"No pueden prever el largo plazo cuando su corto plazo es tan difícil".

Sánchez dijo que el censo no está en la mente de muchos latinos que están lidiando con altas tasas de infección, muerte y estrés financiero. Según los funcionarios de salud del estado, los tejanos hispanos son el 40% de la población del estado, pero el 48% de las muertes confirmadas por COVID-19.

En Austin, los latinos tienen el doble de probabilidades de ser hospitalizados por COVID-19. Y según el Centro de Investigación Pew, el desempleo entre los latinos llegó a casi el 19% a principios de este año.

Con la esperanza de que se cuente a más gente en las próximas semanas, los voluntarios han estado llamando a las áreas no contadas para convencer a la gente de que responda al censo por Internet antes de que sea demasiado tarde.

En última instancia, Sánchez dijo que este es un momento particularmente doloroso para que los latinos reciban servicios gubernamentales inadecuados y tengan una voz política disminuida.

"Nuestras comunidades están realmente sufriendo y están distraídas, no están pensando en cómo van a participar en el censo", dijo. "No pueden prever el largo plazo cuando su corto plazo es tan difícil. Se siente increíblemente cruel atacar a nuestras comunidades una y otra vez en medio de una pandemia".

¿Tienes un tip noticioso? Envía un correo electrónico a Ashley Lopez a alopez@kut.org. También puedes seguirla en Twitter en @AshLopezRadio.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación para apoyarlo. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.