Reliably Austin
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
0:00 0:00
Available On Air Stations

Problemas de comunicación aún dificultan la respuesta ante desastres, según un informe de 2023

Foto de un árbol congelado mientras una tormenta de invierno desciende sobre Austin, donde los residentes están lidiando con la pérdida de energía, restos de ramas y árboles caídos, y carreteras congeladas el 1 de febrero de 2023.
Michael Minasi
/
KUT
El informe identifica seis áreas en las que la ciudad puede mejorar durante las emergencias urbanas.

Read this story in English

Un nuevo informe — o un informe posterior a la acción — que detalla las deficiencias de la ciudad de Austin durante la tormenta invernal de este año identifica seis áreas en las que la ciudad puede mejorar: comunicaciones, planificación y preparación, coordinación operativa, gestión de recursos/bienes, tecnología e infraestructura y gestión de refugios.

El informe contiene casi 80 recomendaciones, frente a las 132 del informe posterior a la tormenta invernal de 2021.

La devastadora tormenta de hielo de febrero pasado provocó apagones generalizados que dejaron sin electricidad a cientos de miles de residentes, algunos durante dos semanas. Algunos críticos también han señalado problemas de comunicación y otros fallos en los protocolos de respuesta durante la tormenta, como la inexactitud y el retraso del mapa de cortes de electricidad de Austin Energy.

Un informe posterior al frío extremo de febrero de 2021 también puso de relieve los fallos de comunicación y respuesta de la ciudad a las emergencias. Las conclusiones del nuevo informe indican que la ciudad no abordó muchos de los mismos problemas dos años después.

El alcalde Kirk Watson, que sólo había estado en el cargo unas semanas cuando la tormenta de hielo de este año golpeó, dijo a KUT que es "lamentable, demasiado malo y vergonzoso" que algunos de los mismos problemas se repitieron. Pero prometió que la ciudad lo hará mejor esta vez.

"Ya se está viendo un gran número de cosas que se han ejecutado para hacer mejoras, incluso antes de que se completara el informe posterior a la acción", dijo. "Hay que verlo como una hoja de ruta; hay que utilizarlo como una hoja de ruta. Y una cosa es estar dispuesto a reconocer dónde se cometieron errores, pero otra es corregirlos, y vamos a hacerlo".

Hay varias áreas en las que la ciudad puede mejorar. He aquí cuatro conclusiones del informe:

1. La comunicación sigue siendo un problema.

Una comunicación eficaz y clara, incluso en idiomas distintos del inglés, es crucial durante las emergencias en toda la ciudad. El informe de 2021 reveló que la ciudad no se comunicó eficazmente con los residentes durante la tormenta. El informe de este año encontró problemas similares, diciendo que "la comunicación funcionó bien en algunas áreas y mal en otras", incluidos los planes de comunicación de emergencia a nivel interno y con el público, especialmente con los tiempos de restablecimiento de la energía.

2. La planificación y la preparación podrían mejorar.

Tras la tormenta invernal de 2021, se recomendó disponer de kits de suministros críticos y unidades de respuesta a emergencias. La ciudad hizo algunos avances en estas áreas, pero todavía tuvo problemas para preparar las operaciones de refugio de emergencia y los protocolos generales de respuesta en general, como el establecimiento de una cadena de mando en todos los departamentos de la ciudad.

"El centro de operaciones de emergencia de la ciudad de Austin debe crear y compartir organigramas claros que establezcan el mando y el control para eventos relacionados con desastres que involucren a más de un departamento que aborde un problema específico", señala el informe.

3. El mal mantenimiento de los árboles contribuyó a los cortes de electricidad.

La gruesa capa de hielo acumulada en las ramas crecidas de los árboles cayó sobre las líneas eléctricas y las dañó, provocando cortes de electricidad en toda la ciudad. Las ramas caídas de los árboles y los postes de los servicios públicos también obstaculizaron algunas carreteras y aceras. La ciudad se ha esforzado por mejorar el manejo de la vegetación, pero una auditoría reciente ha revelado que Austin Energy "lleva retraso en su objetivo actual de podar los árboles en un ciclo de siete años, un objetivo que ya es dos años más largo que el estándar de la industria".

Además, el informe dijo que la "ciudad y el condado deben colaborar con los arbolistas para educar al público sobre la responsabilidad del dueño de la propiedad con respecto al cuidado adecuado de los árboles que no están cerca de las líneas eléctricas, pero que podrían suponer un riesgo durante eventos climáticos extremos".

4. Hay que mejorar la gestión de los refugios de emergencia de la ciudad.

Según el informe, la ciudad no hizo un buen trabajo de gestión de la coordinación y la formación antes de una emergencia:

"La ciudad y el condado deberían poner en marcha un programa o sistema para clasificar y documentar los diferentes tipos de refugios disponibles que incluya los servicios y activos de cada instalación... Además, la ciudad y el condado deberían reforzar los edificios identificados como posibles lugares de refugio para incluir energía de reserva. También deberían desarrollar un plan de dotación de personal con múltiples contingencias y copias de seguridad para garantizar un funcionamiento sin problemas".

Haciendo cambios

Watson dice que la ciudad ha tomado medidas para arreglar algunas cosas, incluyendo:

  • El despido del exadministrador de la ciudad Spencer Cronk y el nombramiento de Jesús Garza como interino.
  • El nombramiento de un nuevo administrador general, Bob Kahn, para dirigir la empresa de servicios públicos de la ciudad después de queel exadministrador general Jackie Sargent se retiró en marzo.
  • Actualización del mapa de cortes de Austin Energy para que sea más preciso y mejora de los métodos de comunicación para los tiempos de restauración de energía.
  • Adquisición e instalación de generadores de emergencia en instalaciones municipales, refugios y parques de bomberos y servicios médicos de urgencia.
  • Poner en marcha un acuerdo de ayuda mutua que permita a la ciudad recurrir a las empresas de servicios públicos vecinas para que le ayuden a restablecer el suministro en caso de que se produzca otra emergencia.

A pesar de estas medidas, el alcalde cree que "aún queda trabajo por hacer", y afirma que se necesitará persistencia y vigilancia, y que la ciudad pedirá informes continuos a los departamentos municipales para asegurarse de que se están haciendo los cambios necesarios.

Watson dijo que cree que la ciudad estará mejor preparada para el próximo desastre, aunque advirtió de que la respuesta no siempre será perfecta.

"No prometo que no vaya a haber apagones. La verdad es que, cuando se dan condiciones meteorológicas extremas, ocurren cosas, y tendremos apagones", dijo. "Pero todos estamos trabajando, y vamos a estar vigilantes y asegurarnos de que las cosas que han ocurrido no se repitan".

Traducido por Maria Arce

Luz Moreno-Lozano is the Austin City Hall reporter at KUT. Got a tip? Email her at lmorenolozano@kut.org. Follow her on X @LuzMorenoLozano.