Austin Aprueba Un Paquete De Ayuda De $15 Millones Para La Música En Vivo, Restaurantes Y Guarderías

Oct 2, 2020

Read this story in English.

El Concejo de la Ciudad de Austin aprobó un paquete de ayuda de $15 millones para apoyar a los locales de música en vivo, a los proveedores de cuidado infantil y a los restaurantes que están luchando debido al impacto económico de la pandemia del coronavirus.

Los fondos representan más o menos una curita en una herida de bala, pero está destinada a proporcionar cierto alivio ya que los paquetes de ayuda estatales y federales no se han materializado, y ya que cientos de empresas están contemplando posibles cierres.

De los $15 millones, un tercio se dedicaría a las guarderías, y otro tercio se dedicaría únicamente a lugares de música en vivo. Los restantes 5 millones se repartirían entre lugares "icónicos" de música en vivo, restaurantes y organizaciones artísticas.

Este plan acelerado, parte de la resolución SAVES aprobada hace dos semanas, redirigiría los ingresos fiscales de la ciudad y reasignaría el dinero dentro del presupuesto para los negocios. El plan del Concejo se basaría en $8,5 millones en excedentes de ingresos por impuestos de ventas y redirigiría $6,5 millones previamente presupuestados para los departamentos de Servicios Financieros y Servicios de Construcción de la ciudad.

Un lugar en la mesa

Docenas de residentes de Austin dieron su testimonio en apoyo a este esfuerzo integral este jueves, aunque muchos argumentaron que el alivio no abordaría la necesidad de los negocios en el terreno, particularmente de los restaurantes.

Michael Fojtasek, dueño y chef ejecutivo de Olamaie, dijo que a él y a otros colegas se les ha dado "ocho semanas [de apoyo] para un problema que ya lleva ocho meses". Instó a los miembros del concejo a proporcionar un alivio "proporcional a la necesidad".

"Nosotros, como restaurantes, no estamos buscando una limosna", dijo. "Estamos buscando un puente para llegar al otro lado, y queremos mantener a nuestra gente empleada hasta que lleguemos allí".

Kelsey Erickson Streufert, de la Asociación de Restaurantes de Texas, dijo que tenía "serias preocupaciones por la falta de dinero dedicado, también, argumentando que la industria es un atractivo turístico y emplea a decenas de miles de personas en Austin.

"La industria gastronómica ha perdido más ingresos y más empleos como resultado del COVID que cualquier otra industria", dijo. "Respetuosamente, esta escala no se refleja en las recomendaciones sobre personal, que dedica fondos a lugares de música en vivo y a la atención infantil específicamente, pero no a los restaurantes".

Leslie Martin, la dueña de Bouldin Creek Café, dijo que ha tenido que reducir el personal de 80 empleados a 25. Dijo que el "dinero no hará mella" y que no espera que el sostén de First Street dure otros seis meses.

La concejala Alison Alter dijo que entendía sus preocupaciones.

"Tenemos muchos restaurantes y negocios de alojamiento a los que estamos tratando de impactar que pueden no ser 'legado'", dijo. "Eso es con lo que creo que estamos luchando". Los locales de música, mientras tanto, podrían solicitar ayuda bajo dos programas.

Aunque los restaurantes fueron parte de la resolución inicial, Adler dijo que no podía "proporcionar alivio a los restaurantes de toda la ciudad" y que más lugares de música probablemente calificarían para los fondos de "legado", en comparación con los bares y restaurantes.

"La escala de este tipo de desafío es enorme y empequeñece el tipo de dólares de los que estamos hablando aquí", dijo.

Long Play

Durante las últimas semanas, los miembros de la comunidad de música en vivo de Austin han presionado a los líderes de la ciudad para dedicar una bote de dinero para los lugares de música. La Comisión de Música de la ciudad presentó un plan este miércoles que sugiere que la ciudad destine al menos $12 millones del paquete SAVES para el Fondo de Preservación De Lugares de Música. 

El fondo trabajaría con locales que están luchando, y el dinero sería administrado por un tercero. Los líderes de la ciudad también considerarán la creación de una corporación de desarrollo económico para actuar como esa tercera parte.

En la reunión de la Comisión de Música de este miércoles, el artista y músico Jonathan "Chaka" Mahone de Riders Against the Storm dijo que esperaba que la ayuda empoderara y ayudara a los residentes de color de Austin y abordara el racismo sistémico en la escena musical en vivo de la ciudad. Si bien las recomendaciones establecen un marco para el alivio equitativo, dijo, no van lo suficientemente lejos.

"[Los lugares de reunión] ya han fracasado en su intento de servir a estas comunidades, por lo que darles dinero y decir, 'Por favor, háganlo mejor', no es suficiente", dijo. "Una parte de este dinero tiene que ir a organizaciones dirigidas por personas de color que tienen una idea de cómo hacer una diferencia, de cómo cambiar lo que estos lugares están haciendo".

Gavin García, miembro de la Comisión de Música, dijo que el plan sería un "documento de trabajo" que podría ser modificado.

Un fondo dedicado es algo que el Concejo ha considerado de vez en cuando durante la mayor parte de esta década.

En 2016, el alcalde Steve Adler apoyó el llamado plan ómnibus para proporcionar alivio, inspirado en parte por una encuesta de 2015 que encontró que la ciudad era casi inasequible para los músicos que trabajan.

 

Después del cierre de Red 7, Holy Mountain y otros lugares en 2017, un estudio del Urban Land Institute sugirió que la reducción de los márgenes de beneficio y el aumento constante de los alquileres pusieron a la escena musical de Austin en su proverbial "hora 11".

En 2018, la Comisión de Música dio un golpe con la idea de utilizar ingresos fiscales de las estadías en hoteles para apuntalar estos lugares de música, y el Concejo aprobó un plan de aproximadamente $3 millones al año para hacerlo.

Graham Wilkinson, un músico de Austin que dio su testimonio antes de la votación, dijo que ha estado sin trabajo desde que los clubes cerraron por las preocupaciones del COVID-19. Instó a los miembros del concejo a hacer más por los locales y restaurantes por igual.

"Esta es una situación desesperada. Ya ha habido lugares que han cerrado. No hemos tenido trabajo en siete meses, y el Concejo de la Ciudad se ha reunido. Aún tienen sus trabajos", dijo. "No hay manera de que esto sea una pérdida entre ustedes. Nos han escuchado toda la mañana. Pero es desesperante. Pueden oír a la gente que está a punto de llorar".

Alivio no correspondido

A lo largo de la discusión se escucharon llamadas de miembros del concejo para pedir ayuda federal y estatal para los negocios afectados de Austin.

Se dice que Texas tiene $5.7 billones en dinero federal de la ley CARES que aún no se han repartido. Si los líderes estatales no reparten ese dinero antes de fin de año, vuelve al gobierno federal.

El alcalde Adler, el martes, llegó a instar a los asutinianos a llamar a los miembros del Congreso.

"Realmente necesitamos ayuda federal para hacer frente a la magnitud de este desafío", dijo.

Los demócratas de la Cámara de Representantes presentaron el martes un proyecto de ley revisado sobre las ayudas por el COVID-19, aunque no está claro si esa legislación podría ser aprobada pronto. La Ley de Salvar Nuestros Escenarios, una medida para proporcionar fondos de ayuda federal a bares, restaurantes y locales de música en vivo, se ha estancado.

El plan llega cuando Austin extendió la prohibición de desalojos para centros de cuidado infantil, bares, restaurantes y lugares de música en vivo hasta el final del año.

¿Tienes un tip noticioso? Envía un correo electrónico a Andrew Weber a aweber@kut.org. También puedes seguirlo en Twitter en @England_Weber.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación para apoyarlo. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.