Austin ISD Aprueba Presupuesto De $1.6 Billones Tras Pedidos De "Desfinanciar" A La Policía Escolar

Jun 24, 2020

Read this story in English.

El Consejo Directivo del Distrito Escolar Independiente de Austin (Austin ISD, en inglés) aprobó un presupuesto de $1,650 millones este martes temprano, tomando $47.6 millones de los fondos de reserva del distrito para compensar el déficit causado en parte por los gastos provocados por el COVID-19.

El presupuesto también incluye un 2% de aumento para el personal, más fondos para programas en dos idiomas y para terapeutas certificados en lenguaje académico, en un intento por lograr que más estudiantes puedan leer en el nivel correspondiente a su grado.

Casi 100 miembros de la comunidad participaron a través de llamadas en las audiencias públicas para pedir al distrito que no otorgara más dinero al Departamento de Policía dedicado a servir al ISD de Austin. Los participantes se hicieron eco de los pedidos de la Austin Justice Coalition (Coalición de Justicia de Austin) para que ese dinero de la policía fuese reubicado y se destinase a programas que se ocupen de la salud mental y las necesidades emocionales de los estudiantes.

Austin Justice Coalition (AJC) también pidió información transparente y pública en el sitio web del distrito sobre la policía del ISD de Austin, incluyendo un desglose de presupuesto y datos sobre el uso de la fuerza.

Antes de votar el presupuesto, la administradora Cindy Anderson estuvo de acuerdo en que el ISD de Austin podría hacer un mejor trabajo en cuanto a compartir datos sobre su departamento de policía. También aclaró que la policía del ISD de Austin es su propia fuerza y no está asociada con el departamento de policía de la ciudad. Dijo que eso significa que el personal está entrenado de manera diferente, para trabajar con menores y priorizar las prácticas restaurativas.

En el presupuesto anterior, el departamento de policía recibió alrededor de $9 millones y los programas de aprendizaje social y emocional recibieron unos $10 millones.

"Actualmente, invertimos más en salud mental, aprendizaje social y emocional y prácticas restaurativas combinados que en nuestro departamento de policía", dijo Anderson.

El superintendente Paul Cruz dijo que el nuevo presupuesto no financia nuevos oficiales de policía, pero sí paga por puestos dentro de ese departamento que se ocupan específicamente de estas necesidades emocionales.

"Si hay una situación en la que se necesita apoyo social/emocional, esa persona sería un enlace entre el estudiante y la escuela", dijo Cruz sobre estas posiciones no directivas.

Durante la reunión, Cruz también abordó la confusión sobre cómo podría ser el regreso a clases en agosto. Si bien los detalles aún no están finalizados, el superintendente dijo que las familias deberían esperar un modelo híbrido de clases presenciales y aprendizaje en línea. Las familias que quieran que sus hijos sólo aprendan de manera remota podrán hacerlo.

Cruz también dijo que cada escuela podrá ajustar, en consecuencia, su cronograma. Por ejemplo, si un estudiante o una familia da positivo en la prueba de COVID-19, toda la escuela podría volcarse a clases en línea pero eso no afectaría al resto del distrito.

La Agencia de Educación de Texas anunciará este martes cómo planea financiar las escuelas en el otoño y se espera que dé más orientación sobre cómo las escuelas del estado pueden abrir para brindar clases presenciales en agosto.

¿Tienes un tip noticioso? Envía un correo electrónico a Claire McInerny a claire@kut.org. También puedes seguirla en Twitter en@ClaireMcInerny.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación para apoyarlo. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.