Escuelas Del Condado De Travis No Sólo Están Segregadas, Sino Que Son Las Más Segregadas Del Estado

Jul 7, 2020

Read this story in English.

Valerie Sterne siempre supo por anécdotas que las escuelas de Austin están segregadas. Ella era maestra y administradora del Distrito Escolar Independiente de Austin (AISD, en inglés), y vio de primera mano que los estudiantes de color y los de bajos recursos asistían a las mismas escuelas. Cuando se marchó para obtener su doctorado en política educativa, decidió estudiar el tema y obtener datos duros. 

Aunque esperaba confirmar sus sospechas, un resultado del estudio que publicó el mes pasado fue sorprendente: las escuelas del Condado de Travis están más segregadas que en cualquier otro lugar del estado.

"Sabía que estaban segregadas aquí, pero pensé que sería similar a otros condados urbanos del estado", dijo Sterne, estudiante de doctorado de primer año de política educativa y planificación en la Universidad de Texas en Austin. "Y no lo es". 

RELACIONADO | Líneas divisorias: la lucha por reformar las escuelas de Austin

Su investigación, publicada por el Instituto de Investigación y Análisis de Políticas Urbanas (IUPRA, en inglés) de la Universidad de Texas, utilizó las tasas de pobreza de las escuelas primarias para ilustrar la segregación. En el AISD, por ejemplo, el 55% de los estudiantes califican para almuerzo gratis y reducido (una medida que se usa a menudo para medir la pobreza). Eso significa que se puede esperar que cerca de la mitad de los estudiantes de cualquier escuela vivan en la pobreza. Pero ese no es el caso.

Los datos de Sterne muestran que en el Condado de Travis y en el Distrito Escolar Independiente de Austin, los estudiantes que viven en la pobreza se concentran en ciertas escuelas, y estas son las escuelas a las que asisten los estudiantes negros e hispanos.

En promedio, su investigación encontró que los estudiantes blancos del condado asisten a escuelas donde el 25% de la población es pobre. Los estudiantes pobres constituyen el 67% de la población en las escuelas a las que asisten los estudiantes negros, y el 71% de la población en las escuelas a las que asisten los estudiantes hispanos. La brecha entre estos índices de pobreza escolar es la mayor del estado.

Sterne explicó que observar el nivel de pobreza de cualquier escuela o distrito dice mucho sobre el tipo de educación que recibe un estudiante: cuantos más estudiantes de una escuela vivan en la pobreza, menos recursos habrá para asistirlos. Según dijo, estas escuelas también tienden a tener una mayor rotación de profesores, profesores con menos experiencia y menos dinero de la Asociación de Padres y Maestros para apoyo adicional. Todo esto lleva a que exista una brecha de oportunidades.

Ricky Lowe, investigador asociado de IUPRA, la entidad que ayudó a realizar el estudio, dijo que hay muchas razones por las que las escuelas de Austin están más segregadas que en otras ciudades urbanas como Dallas, Houston y San Antonio. La gentrificación ha empujado a las familias negras e hispanas fuera de los barrios de Austin y por lo tanto afuera de muchas escuelas de barrio por lo que hay más estudiantes de color en esas otras ciudades, explicó.

"Austin era inicialmente una ciudad pequeña", dijo Lowe. "Cuando hablamos del condado de Dallas y del condado de Harris, estos han sido condados grandes por mucho tiempo, así que las familias negras e hispanas han estado viviendo allí por generaciones. Hay mucha más masa crítica". 

La población general de estudiantes que van a las escuelas de Austin también es más diversa que en las otras grandes ciudades de Texas, donde las familias más ricas y blancas tienden a vivir en los suburbios. Debido a su demografía, Austin podría ser uno de los distritos escolares más integrados.

Sterne dijo que analizando a los condados similares a Travis en términos de diversidad y tamaño, observó que las escuelas del condado de Travis estaban aún más segregadas. Pensó entonces que debía haber algo más en juego.

"Creo que tenemos un racismo profundamente arraigado en nuestra ciudad que no estamos abordando", dijo, sin basarse en los datos pero apoyándose en su experiencia como educadora. "Creo que la gente blanca de esta ciudad se ha estado aprobando por generaciones. Hemos dicho que somos una ciudad progresista y no nos miramos en el espejo para ver cuáles son nuestras acciones, cómo se desarrollan".

Por ejemplo, hay familias blancas que viven en el este de Austin, pero hay pocos estudiantes blancos asisten a escuelas en esa parte de la ciudad, por lo que los alumnos son mayoritariamente negros e hispanos. Sterne dice que las familias están comprando casas y usando las políticas de transferencia para que sus hijos vayan a escuelas donde son mayoría económica o racialmente.

"Seguir como siempre"

Después de la publicación del estudio, la representante estatal Gina Hinojosa, ex presidenta de la junta del AISD, organizó un panel en línea con expertos en equidad en educación para discutir los hallazgos de Sterne y el impacto de la segregación en Austin.

El panelista Terrance Green, profesor asociado de educación y política en la Universidad de Texas, dijo que la investigación sólo prueba lo que ha visto en las escuelas de todo el país: que los ideales racistas y de supremacía blanca han creado esta segregación.

A aquellos confundidos sobre cómo la segregación escolar todavía existe, les pidió que olviden cómo era la segregación en el pasado, cuando era legal; hoy en día, es parte de los programas y políticas que todos aceptamos como normales. 

"La segregación está en el modo en cómo hacemos la escuela, las prácticas, las políticas", dijo Green. "No necesito decir un estudiante negro y un estudiante blanco, todo lo que tengo que hacer es crear categorías de superdotados y no superdotados y [la escuela] comenzará a segregarse. Todo lo que tengo que hacer es crear clases de nivel avanzado y clases de apoyo, y comenzará a segregarse. Esos son procesos altamente racializados".

En Austin, las escuelas con mucha pobreza y los estudiantes de color no ofrecen las mismas oportunidades que las escuelas ricas blancas. Esa es una consideración que el distrito dijo que quería abordar con su plan de cierre de escuelas. 

Y eso es cierto no sólo en AISD, sino en todo el país: los estudiantes de color a menudo están subrepresentados en las clases avanzadas.

Es muy fácil participar en el sistema actual de segregación, dijo Green. Prácticas aceptadas como normales cuando se trata de escuelas -como comprar casas más caras porque las escuelas cercanas son "mejores"- contribuyen a la segregación. 

"No tienes que hacer nada para que la segregación se perpetúe, todo lo que tienes que hacer es seguir como siempre y continuará", dijo.

La Directora de Equidad del AISD, Stephanie Hawley, dijo que terminar con la segregación en las escuelas ayudará a todos los estudiantes. Pero se apresuró a decir que forzar la integración, como lo hizo el AISD y otros distritos en el pasado, no solucionará el problema. La integración no funcionará realmente hasta que las familias blancas deseen ese tipo de diversidad en sus escuelas.

"Los niños blancos están siendo engañados. Pensamos: 'Oh, tienen los mejores programas, las mejores clases y los maestros más experimentados', pero no están experimentando el mundo tal como es", dijo Hawley durante el panel. "En realidad estamos haciendo que los niños blancos se enfermen mucho. Piensan que son superiores porque cuando van a las clases avanzadas -y son los únicos que están allí- miran y ven quiénes están siendo castigados. Tienen la sensación de tener derecho, y quiero llamarlo psicosis, de que de alguna manera hay algo inherentemente superior en ellos".

Hawley, la primera oficial de equidad del distrito, fue contratada para investigar estos temas en todo el AISD, incluyendo el aspecto académico, el presupuesto y opciones como el cierre de escuelas. El año pasado, propuso contratar a alguien para hacer una auditoría para evaluar cuán equitativas eran las políticas en cada departamento del distrito. Ese proceso nunca se hizo, aunque muchos miembros de la comunidad siguen pidiéndolo.

¿Tienes un tip noticioso? Envía un correo electrónico a Claire McInerny at claire@kut.org. También puedes seguirla en Twitter en @ClaireMcInerny.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación para apoyarlo. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.