Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

Concejo De Austin Da Aprobación Inicial A Medida Que Reduciría Los Impuestos Residenciales

Cars parked along a tree-lined street in the Crestview neighborhood of North Austin.
Gabriel C. Pérez
/
KUT
El descuento en los impuestos a la propiedad para dueños con discapacidades o de la tercera edad aumentó. El concejo de Austin también dio aprobación preliminar a otra medida que reduciría la carga tributaria de todos los propietarios de viviendas.

Read this story in English.

El concejo de Austin aprobó unánimemente el jueves un aumento a la cantidad que los propietarios de vivienda con discapacidades o de la tercera edad pueden restar de sus impuestos a la propiedad.

La medida beneficia a las personas que tengan 65 años de edad o más o que sufran de alguna discapacidad. Antes podían descontar hasta $88,000 de la cantidad de impuestos a la propiedad que deben pagar cada año. Ese descuento ahora podrá ser de hasta $133,000.

Antes del voto, la concejal Ann Kitchen dijo que era importante hacer algo sobre los altos costos tributarios que enfrentan los propietarios de vivienda que sufren de alguna discapacidad o son de la tercera edad.

Un residente que habló a favor del descuento durante la reunión del concejo el jueves dijo que la cantidad que paga anualmente en impuestos a la propiedad ahora son más altos que los pagos de su hipoteca.

“Esta situación se ha vuelto insostenible”, especialmente para las personas retiradas y aquellas que viven con un ingreso fijo, dijo.

Los concejales también dieron aprobación preliminar a otra ordenanza que reduciría los impuestos a la propiedad que pagan todos los propietarios de viviendas en Austin. Aún falta un voto final para formalizar la medida.

La ordenanza aumentaría la porción del valor de una vivienda que no está sujeta a impuestos del actual nivel de 10% a 20%, el máximo permitido por la ley estatal. Eso significa que una quinta parte del valor de su residencia principal estaría exenta de impuestos.

Por ejemplo, si una casa tiene un valor de $400,000, un propietario en Austin actualmente solo debe pagar impuestos sobre $360,000 del valor de esa propiedad. Bajo la nueva medida, esa misma persona solo pagaría impuestos sobre $320,000 del valor de esa propiedad.

Esa persona se ahorraría aproximadamente $141 al año en impuestos a la propiedad, según las estimaciones de la ciudad. Sin embargo, la cantidad ahorrada podría cambiar después de que los líderes de la ciudad decidan en el verano si aumentarán los ingresos que provienen de los impuestos a la propiedad.

Ya que el descuento se basa en un porcentaje del valor de la vivienda, entre más cueste la propiedad, mayor será el descuento. Por ejemplo, el dueño de una casa con un valor de $200,000 podría restar $40,000 de la cantidad sujeta a impuestos, mientras que el dueño de una casa con un valor de $1 millón podría restar $200,000.

El concejal Greg Casar y otros han expresado preocupación de que los propietarios con viviendas menos costosas no recibirán suficiente apoyo de esta medida.

“La gente con mayores dificultades son los propietarios que recibirán el menor alivio”, dijo Casar en una reunión el martes.

Antes del voto de esta semana, el concejo había titubeado en aumentar el porcentaje del valor de una vivienda exento de impuestos al máximo permitido por la ley. En 2016, los concejales lo subieron del 6% al 8%.

Aquellos que votaron en contra del aumento lo hicieron, en parte, porque cobrar menos impuestos a la propiedad también significaría recaudar menos fondos públicos.

“Eso significa recortar algo, en alguna parte”, dijo la entonces concejala Delia Garza a sus colegas. “Y solo espero que todos entendamos la posición en la que nos ponemos”.

A pesar de que las mismas preocupaciones seguían existiendo dos años después, los concejales volvieron a subir el porcentaje exento de impuestos, esta vez a un 10%.

Una preocupación de que suba el valor de la exención es que la ciudad podría recaudar la cantidad perdida si los dueños de propiedades comerciales y aquellas personas con más de una vivienda pagan más.

“La carga … caerá sobre los dueños y usuarios con mayores ingresos de los edificios más grandes que tenemos en el centro, propiedades industriales y otros por el estilo”, dijo el alcalde Steve Adler durante una reunión al principio de esta semana.

Adler también reconoció que esto podría tener un impacto negativo en las personas que rentan sus viviendas si suben los impuestos a la propiedad de sus arrendadores. Dijo que no serían más de un par de dólares al mes y argumentó el martes que los precios que cobran los arrendadores a sus inquilinos se basan más en las tendencias del mercado — es decir, lo que la gente está dispuesta a pagar de renta — que en los impuestos a la propiedad que deben pagar.

“Si un arrendador pudiera cobrar $1,425 ó $1,450 en el mercado, ya lo estarían haciendo”, dijo. (La renta mensual promedio en Austin llegó a $1,335 en abril, parte de un aumento constante en los precios recientemente.)

Al final del día, Adler notó que aumentar la exención tributaria no resolvería todos los problemas del alto costo de vida en Austin.

“Hay algunas personas que no están recibiendo este beneficio … pero en el balance, creo que [esta medida] está ofreciendo alivio verdaderamente importante a la gente que necesita ese alivio”, dijo.

Esta nota ha sido actualizada.

¿Tienes un tip noticioso que quieras compartir? Envíale un correo electrónico al autor de esta nota, Alejandro Martínez Cabrera. También puedes seguirlo en Twitter en @AMC_KUT.

Si has encontrado útil el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Related Content