En Austin, Los Que Dependen de Conexiones Reales Para Mantenerse Sobrios Hallan Apoyo En Internet

Apr 2, 2020

Muchos de nosotros estamos contando el tiempo: los días que llevamos en casa. Los días que hemos estado trabajando desde casa. Los días desde que fuimos a la escuela o desde que perdimos un trabajo. 

Las personas en recuperación están acostumbradas a contar el tiempo como una forma de medir su sobriedad. 

Han pasado 1,308 días desde que Anabel (quien pidió a KUT no revelar su apellido) ha usado drogas o alcohol. Trece años desde que Chris Marshall dejó de beber. Dieciséis meses desde que Kevin Dick ha usado drogas.

Estos tres austineses están analizando - y agradeciendo - su sobriedad mientras el distanciamiento social, el aislamiento y la incertidumbre se vuelven el centro de nuestras vidas. 

Anabel 

“Voy a por lo menos una reunión [de Alcohólicos Anónimos] a la semana. Luego me reúno con mi sponsor una vez a la semana también. Así que tener que quedarme en casa, definitivamente ha cambiado mi rutina semanal. Me resistía mucho al formato de reunión en línea, pero he descubierto que es algo impresionante. Así que sigo yendo a mi reunión de los martes. Y hablo con mi sponsor regularmente.

Al mismo tiempo, estar sola en casa y no en el trabajo, en tu mundo, con tu gente, puede ser un disparador de muchas maneras. Tal vez, mi mente está más ocupada la mayor parte del tiempo. Creo que muchos de nosotros sentimos estos deseos que aparecen cuando normalmente no lo harían. 

Tenía mucho más tiempo ocioso cuando bebía y me drogaba. Hay una especie de memoria muscular que aparece. Como, "Oh, estás pintando tu cocina... ¿no sería genial hacerlo con un montón de anfetaminas y toda la casa ya estaría pintada ahora?" Pensamientos como ese. 

Lo maravilloso es que estar sobrio, de una manera extraña, me ha preparado para algo exactamente como esto. Porque gran parte del trabajo es aprender a estar solo, mientras cuando bebía y me drogaba, estar sola era aterrador. 

La realidad, desde un punto de vista, es que esto es sólo otra versión de la ambigüedad fundamental de nuestras vidas; que siempre estamos en transición, y que esta es una transición particularmente extraña y aterradora en la que estar, pero que también creceremos y cambiaremos.

Chris Marshall es el fundador de Sans Bar, un espacio para que la gente socialice sin beber alcohol. Dice que gran parte de la sobriedad es acerca de las conexiones, que ha estado trabajando para encontrar en línea.
Credit Gabriel C. Pérez / KUT

Chris Marshall

“Cuando recuperé la sobriedad, tuve esa comunidad y esa pieza pegada a mí por el resto de mi vida. Donde la gente se esfuerza más es en la construcción de la comunidad y en construir una conexión, así fue que empecé Sans Bar en 2017 como una forma de que la gente se conectara sin alcohol. 

Las últimas semanas han sido un verdadero duelo para la comunidad en la que participo para mi propia recuperación y en las comunidades que creé en todo Austin y el país.

Gran parte de la sobriedad tiene que ver con esas conexiones en la vida real, ya sea en un contexto social, ya sea en grupos de recuperación basados en la comunidad. Esas experiencias son las que hacen que estar sobrio tenga sentido. Al no tenerlas, realmente he tenido que trabajar para encontrar sustitutos. Lo que estoy aprendiendo es que hay un mundo por descubrir a través de las reuniones digitales de los grupos de apoyo comunitarios.

Ves todos los memes en redes sociales sobre bebidas, y la gente que puede conseguir el alcohol para llevar, o con delivery en sus casas. Para mí, todo eso me da la seguridad de que lo que he estado haciendo durante los últimos 13 años es lo correcto. Porque no tengo que depender en una sustancia tóxica para superar una situación difícil.

Como alguien que ha estado muchos años sobrio, diría que esto siempre va a ser un día a la vez. Todo lo que tienes que hacer es concentrarte en las 24 horas que tienes delante". 

Kevin Dick no ha usado drogas en 16 meses. Dice que cuando siente la presión, se conecta a Internet para encontrar una reunión - y podría ser en cualquier parte del mundo.
Credit Gabriel C. Pérez / KUT

Kevin Dick

“Me mudé a Austin en noviembre de 2018. Me mudé aquí el día que empecé mi sobriedad; básicamente me mudé aquí para ir al tratamiento. Estuve en adicción activa durante unos siete años antes de venir aquí.

Las reuniones son la base de AA (Alcohólicos Anónimos). Es tan difícil poner el dedo en la llaga en lo que te sucede, estar en ese espacio físico, pero ahora que nos lo han quitado, creo que todos nos estamos dando cuenta de lo importante que ese aspecto es. 

Sólo está la comunidad que tienes y el contacto físico que tienes. Te tomas de las manos al final de cada reunión, abrazas a la gente y te acercas físicamente a la gente. Eso es algo que faltaba por completo en mi vida antes de estar sobrio.

Estoy sentado en casa todo el día... y si noto que estos sentimientos se acumulan, puedo entrar en una reunión de Zoom, una reunión de AA en línea, cuando quiera. Eso es algo que esto (la pandemia) ha hecho y que antes no estaba disponible. Puedo ir a Internet y encontrar una reunión, ya sea en París o aquí.

En realidad, es la primera vez en mi vida que me siento agradecido por mi adicción porque... ha abierto esta interminable comunidad de apoyo para mí. Esa comunidad está disponible para mí ahora; sólo está en línea.

Recursos:

Alcohólicos Anónimos tiene esta lista de reuniones en líneapara personas en recuperación.

She Recovers, un grupo nacional para mujeres, ofrece estos recursos.

¿Tiene un tip noticioso? Envíe un correo electrónico a ClaireMcInerny a claire@kut.org. También puede seguirla en Twitter @ClaireMcInerny.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.