Lo Que Las Cifras Del Coronavirus Pueden O No Decir Sobre La Propagación Del Virus

Mar 30, 2020

Click here to read this story in English. 

Cada día oímos cifras actualizadas sobre el COVID-19: el número de casos confirmados. El número de personas hospitalizadas. El número de personas que han muerto. Sabemos que las cifras están aumentando y esperamos que lo sigan haciendo. Pero aparte de eso, puede ser difícil entender lo que estos datos nos pueden enseñar acerca de la propagación de la enfermedad y si estamos progresando en la lucha contra ella. 

Para entender estas actualizaciones diarias, dice Claus Wilke , es útil pensar en esta pandemia como si fuera cualquier otro desastre natural como un huracán o un terremoto. Solo que con una diferencia clave: si todo el mundo se queda en casa, el desastre no ocurrirá. 

"Psicológicamente esto es muy difícil. Es una cosa si ves que viene un huracán o si pasa un terremoto," dice Wilke, quien es el jefe del departamento de Biología Integral en UT Austin. "Pero básicamente tenemos que tomar estas medidas severas que, si las hacemos bien, se pueden sentir como si no tuvieron sentido porque nada pasó."

Wilke dice que ese es el mejor escenario de las medidas de emergencia que han tomado ciudades y estados como órdenes de quedarse en casa, etc. Pero, debido a que la enfermedad se desarrolla lentamente pero se propaga rápido, los número no nos van a decir si las medidas están funcionando por al menos tres semanas. 

Un retraso en los números 

Puede tomar hasta dos semanas para que una persona infectada muestre síntomas del coronavirus y, dice Wilke, "toma alrededor de tres semanas desde el día en que has sido infectado hasta el día en que mueres - si es que mueres."

Eso significa que hay un retraso entre el tiempo entre que una persona toma acciones para frenar la propagación del virus y cuando se refleja la efectivdad de esas acciones en la data. 

Los estadounidenses deben entender que el número de personas infectadas y las muertes van a seguir ascendiendo semanas después de que la población comienza a quedarse en casa. Y debido a la velocidad con que se propaga el virus, ellas van a aumentar dramáticamente. 

"El número de casos y el número de muertes se duplica aproximadamente cada tres días," dice Wilke. "En Italia, comenzaron la cuarentena tarde y las cosas se iban poniendo peor y peor y peor, mientras ellos estaban imponiendo estas restricciones severas. Y se puede sentir como que no están funcionando."

"Eso es lo que vamos a ver en Nueva York," agrega. "Se va a sentir como si no estuviera funcionando," incluso si lo está haciendo. 

Número limitado de pruebas 

Hay una segunda razón por la que los números siguen aumentando: la falta de pruebas tempranas realizadas a gran escala. 

Texas - y el resto de los Estados Unidos - está retrasado con respecto a otros países en cuanto a la capacidad de diagnosticar a las personas. Eso significa que cuando veas un reporte de número de casos confirmados, debes asumir que el número real de casos es mucho más grandes. A medida que se hagan más pruebas, más aumentarán los números. 

Los oficiales de salud del Condado Travis, por ejemplo, creen que hay aproximadamente siete veces más gente infectada con el coronavirus de las que están reflejadas en las cifras de casos "confirmados."

Wilke dice que eso nos pone en una gran desventaja a la hora de combatir la enfermedad. 

Lo más importante a la hora de hacer pruebas no es medir cuánto se ha propagado el virus, dice él, sino saber "quién está infectado y quién no."

Si se hacen suficientes pruebas para identificar todos los casos, entonces puede comenzar activamente a eliminar el virus de la población.

"Entonces podemos realmente decirle a las personas infectadas que se queden absolutamente en casa. Todo el mundo que ha estado en contacto con alguien infectado debe quedarse en casa," dice Wilke. "Debes hacer suficientes pruebas como para capturar a todo el que es positivo."

Estados Unidos está muy lejos de poder hacer eso - lo que nos lleva de vuelta a las órdenes de refugio. 

"Si no sabes quién lo tiene y quién no lo tiene, lo único que puedes hacer es asumir que todo el mundo lo tiene y comportarte en consecuencia," dice Wilke. 

Para aplanar la curva 

Así que, sabiendo que los números van a continuar aumentando, ¿hay alguna señal de progreso que debes buscar cuando escuchas las actualizaciones diarias de cifras? 

La respuesta a esta pregunta es sí - pero tienes que mirar más allá de los números diarios. 

Es ahí donde esas gráficas que representan el crecimiento del COVID-19 son de utilidad. 

Una de las cosas que puedes ves en esas gráficas es la tasa de infección. Cuando esa tasa de infección se hace más lenta, la línea que hacía una curva empinada comienza a nivelarse. 

Uno de esos gráficos, publicado por el Financial Times, muestra cuán rápido las muertes por el virus de están duplicando, dice Wilke. 

"Estados Unidos está aquí en 'la línea de los que se duplican cada tres días,'" dice. "Corea rápidamente llegó a la linea de los que se duplucan cada semana y por eso su curva no es tan empinada."

Esto es a lo que se refiere la gente cuando habla de "aplanar la curva." No significa que los números no vayan a seguir aumentando. 

"Los casos siguen aumentando muy, muy rápidamente," dice Wilke. "Estas son muertes, son números que realmente dan miedo."

Pero aún así hay progreso si los números muestran que la propagación de la enfermedad se está haciendo más lenta. Es una manera de saber si cosas como el distanciamiento social y las órdenes de quedarse en casa están funcionando. 

La perspectiva de Texas

Texas podría tener aquí una ventaja en comparación con otras partes del país. 

La enfermedad no se ha esparcido en Texas tan temprano como en otras localidades como Nueva York y California. Eso le ha dado a las autoridades la oporutnidad de intervenir temprano, amplificar la efectividad de las medidas de restricción de movimiento de la población y otras órdenes de emergencia. 

"No debemos ser complacientes," dijo Wilke. "Tenemos realmente que asegurarnos que no estamos desperdiciando esta ventaja."

Áreas donde las órdenes de permanecer en casa se imponen rápidamente y se siguen de manera estricta pueden hacer que el virus se propague de manera más lenta. Pero todo el mundo debe trabajar junto para hacerlo, y ahora, solo algunas partes del estado lo están haciendo. 

¿Tiene algún tip noticioso? Puede contactar al reportero Mose Buchele a través de su correo electrónico mbuchele@kut.org . También puede seguirlo en Twitter @mosebuchele .

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.