Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

Para Las Guarderías Para Niños En Austin, La Ayuda De La Ciudad No Podría Haber Llegado A Mejor Hora

La escuela preescolar de Mainspring en el sur de Austin
Gabriel C. Pérez
/
KUT
La escuela preescolar de Mainspring en el sur de Austin fue uno de los muchos centros de atención infantil que se vio obligado a cerrar durante la pandemia.

Read this story in English.

Patsy Harnage no ha tenido muchas vacaciones. Durante la última década, se ha acostumbrado a trabajar hasta agotarse. Operar un centro de cuidado infantil es un trabajo duro, construido con márgenes de ingresos muy estrechos. Es parte del trabajo; una vocación no reconocida.

Durante el último semestre, los márgenes han sido aún más reducidos, y su negocio, el Centro de Desarrollo Infantil Bright Beginnings, ha tenido que hacer mucho más con mucho menos.

"Siempre estoy a un mes de cerrar el negocio. Tenemos márgenes muy estrechos y así es como siempre ha sido", dijo Harnage.

Sin embargo, para ella y muchos otros proveedores de cuidado infantil en Austin que luchan por llegar a fin de mes durante la pandemia, $5 millones en ayuda de la ciudad de Austin serán un salvavidas.

Esos fondos de ayuda provienen de una resolución conocida como SAVES, en inglés, o Salvar A los Sectores Económicos Vitales de Austin. Mientras que gran parte del foco sobre los fondos de ayuda - incluyendo la cobertura de noticias de KUT - ha sido sobre la asistencia a tiendas, restaurantes y lugares de música en vivo, los defensores de la industria del cuidado de los niños han hecho sonar una campana de alarma.

La industria es la columna vertebral de la fuerza de trabajo de Austin, y ha estado luchando a medida que sus clientes se retiran debido a las preocupaciones sobre el COVID-19 o la incapacidad de pago debido a la pandemia.

"Agradezco cualquier ayuda que recibamos", dijo Harnage. "El dinero de SAVES probablemente nos mantendrá durante un mes. Siempre hemos estado en un segundo plano, así que es como si me hubiera vuelto inmune a ello. Así es como es".

Harnage dice que unas 20 familias han dejado de asisitir durante la pandemia, y el centro Rundberg está operando con cerca del 60% de los ingresos que recibe normalmente. Aún así, cuenta, muchos de sus clientes también están luchando.

A pesar de que tenemos esta nube colgando sobre nuestra cabeza con el dinero y este asunto del COVID ... con todo esto, hemos mantenido una sensación de normalidad para los niños
Patsy Harnage

Muchos son trabajadores esenciales y sólo pueden pagar por la guardería debido a los subsidios de la Comisión de la Fuerza Laboral de Texas para familias trabajadoras. No está claro si esos subsidios continuarán en 2021.

Harnage dice que ella y su personal están felices de estar ahí para esas familias.

"Estamos aquí para las familias", dijo. "A pesar de que tenemos esta nube colgando sobre nuestra cabeza con la financiación y este asunto del COVID ... con todo esto, hemos mantenido una sensación de normalidad para los niños".

Una encuesta a principios de este año de la Escuela de Gobierno de la Universidad de Houston encontró que aproximadamente la mitad de las guarderías encuestadas estaban más preocupadas por ser capaces de pagar a sus empleados y a sí mismos, y el 54% de los encuestados dijeron que les preocupaba perder clientes como resultado de la pandemia.

Hasta septiembre, 20 guarderías de la zona han cerrado, según Cathy McHorse de la United Way for Greater Austin. Otras que han cerrado temporalmente podrían cerrar de forma permanente en enero.

El dinero de SAVES llega en un momento muy necesario, ya que los reembolsos del estado para el cuidado de los niños -en el que confían muchos proveedores de Austin- expiran a finales de diciembre. Aumentar los precios de la matrícula, en un momento en que los clientes están luchando, no es una opción. Así que las ayudas de la ciudad ayudarán a llenar el vacío.

"Cuando se saca a las familias que son la fuente de financiación, no tienes nada para sostener este negocio", dijo McHorse. "Al mismo tiempo, tienes trabajadores esenciales... que no pueden quedarse en casa y cuidar de sus hijos, pero tampoco pueden pagar el verdadero costo de la guardería".

La ciudad contrató a la United Way para distribuir las ayudas, que podrían oscilar entre $2,500 y $60,000. McHorse dijo que las solicitudes deberían abrirse el mes que viene más o menos.

Harnage dijo que está feliz de estar fuera de la lista de espera y que es alentador ver que la ciudad reconoce el papel vital que la industria del cuidado infantil juega en la economía.

"Ni siquiera puedo pensar en lo que está pasando, en todo este trauma de la pandemia y todo esto", dijo. "Cuando camino por Bright Beginnings y veo las sonrisas de mis bebés y a mi personal trabajando y alimentando a sus familias, siento que es nuestra misión".

¿Tienes un tip noticioso? Envía un correo electrónico a Andrew Weber a aweber@kut.org. También puedes seguirlo en Twitter en @England_Weber.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación para apoyarlo. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Related Content