Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

¿Debería Austin Tener Un ‘Alcalde Fuerte’? Estas Son 7 Cosas Que Debes Saber Sobre La Propuesta F

Austin City Hall
Callie Hernandez for KUT

Read this story in English.

Un sistema de gobierno de “alcalde fuerte” tiene muy poco (léase: nada) que ver con cuánto peso puede cargar un burócrata.

Ja.

Más bien tiene que ver con cuánto poder puede ejercer un alcalde o alcaldesa. Esto es lo que se le pedirá a los votantes que consideren el 1 de mayo (y durante el periodo de votación temprana) en una serie de propuesta en la boleta electoral que, de ser aprobadas, podrían cambiar cómo escogemos a nuestros políticos locales y cómo funciona nuestro gobierno local.

Una de estas propuestas, la llamada Propuesta F o “Prop F,” ha llamado mucho la atención del público. Estas son siete cuestiones que debes considerar sobre el sistema de gobierno y cómo podría cambiar si esta propuesta es aprobada:

1. Austin actualmente cuenta con una forma de gobierno conocida como “concejo-gerente”

Comencemos con la parte del concejo municipal en este sistema.

El Concejo de la ciudad de Austin está compuesto por miembros del concejo y un alcalde, los cuales son electos por el público y tienen el mismo poder de votación. Sirve entender al Concejo de la ciudad como un cuerpo legislativo: Miembros pasan leyes locales y políticas públicas o directivas.

Luego, está el administrador o gerente de la ciudad.

El administrador de la ciudad es la persona a cargo del poder ejecutivo de la ciudad, osea la mayoría de los departamentos que implementan políticas aprobadas por el Concejo de la ciudad. Esta persona no es electa por el público, pues es el Concejo quien asigna a la persona a cargo de esta posición.

El administrador de la ciudad tiene el poder de contratar y despedir a directores de departamentos y es responsable de hacer el presupuesto de la ciudad cada año.

2. Con un sistema de “alcalde fuerte,” desaparecerá la posición de administrador de la ciudad.

Un sistema de “alcalde fuerte” es una iteración de lo que se llama una forma de gobierno “alcalde ejecutivo-concejo,” la cual elimina la posición de administrador de la ciudad. (Con un gobierno de “alcalde ejecutivo-concejo” también se puede tener un sistema de “alcalde débil,” pero eso no es lo que estaremos votando).

Con el administrador de la ciudad fuera de la escena, el alcalde asumirá muchas de sus tareas, incluyendo la habilidad de contratar y despedir a directivos de departamentos. La gran diferencia es que esta es una posición de elección popular y no es asignada.

3. Un sistema de “alcalde fuerte” significaría que el alcalde ya no votará en el Concejo de la ciudad. Pero el alcalde gana el poder del veto.

Si el electorado de Austin decide adoptar el sistema de “alcalde fuerte'', el alcalde o alcaldesa perderá uno de sus poderes actuales: el voto dentro del Concejo de la ciudad.

Pero el alcalde obtendrá el derecho al veto sobre cualquier ley que el concejo apruebe. El concejo a su vez tendrá la habilidad de anular el veto, pero los miembros necesitarán el voto de una “supermayoría,” o dos terceras partes de un voto a favor de anular el veto en alguna decisión.

No está clara la frecuencia con la que los alcaldes en este tipo de gobierno ejercen su poder al veto. La ciudad de Nueva York tiene un sistema de “alcalde fuerte,” pero hacia el inicio del año 2020, el alcalde Bill DeBlasio había vetado solo una ley aprobada por el Concejo de la ciudad, según Politico.

4. Algunas de las ciudades más grandes del país tienen el sistema de “alcalde fuerte.” Pero en Texas no es muy popular esta idea.

Filadelfia, San Diego y Chicago tienen variaciones de sistemas de “alcalde fuerte.” Pero dentro de las ciudades más grandes de Texas, Houston es la única que funciona bajo este modelo de gobierno; San Antonio, Dallas y Fort Worth cuentan con un sistema de “concejo-gerente,” similar al de Austin.

De acuerdo a una encuesta hecha en 2018 por International City/County Management Association, las municipalidades en los Estados Unidos no suelen favorecer un sistema sobre el otro. El 40 por ciento de las ciudades y condados que respondieron tenían un sistema de concejo-gerente, mientras que el 38 por ciento tenía un sistema de alcalde ejecutivo-concejo. (Aunque las cifras son limitadas, especialmente en municipalidades grandes; solo tres ciudades con una población de más de 1 millón de personas respondieron).

5. ¿Por qué un sistema de “alcalde fuerte” sería mejor que nuestro sistema actual?

Preguntémosle a quienes hicieron esta propuesta.

A principios del año, el comité de acción política Austinites for Progressive Reform presentó exitosamente una petición para incluir la Propuesta F, entre otras iniciativas, para que el público decidiera con su voto.

Quienes trabajan en la campaña dicen que la persona a cargo de supervisar que el personal de la ciudad implemente políticas públicas debería ser electo, porque si el público no está feliz con su trabajo, el electorado puede expulsar a esa persona con su voto.

“Nosotros, en la organización, creemos que podremos tomar mejores decisiones para Austin, decisiones que se alinean con los valores de Austin y con quien queremos ser, si podemos asegurarnos que la persona encabezando el gobierno es responsable ante los votantes,” le dijo a KUT Andrew Wilson, el cofundador de la campaña.

6. ¿Por qué el sistema de “alcalde fuerte” sería peor que nuestro sistema actual?

Los opositores de la Propuesta F incluyen un grupo de líderes sindicales locales y activistas involucrados en el sistema de justicia.

Ellos están preocupados con la idea de que consolidar más poder en la oficina del alcalde, por ejemplo, dándole el derecho al veto sobre las decisiones del Concejo de la ciudad — pudiera hacer que nuestro gobierno local sea menos representativo.

“No estamos convencidos de que un alcalde fuerte, armado con sus nuevos poderes sobre el concejo, esté por alguna razón mejor posicionado, para ser sensible y que responda a obstáculos matizados que enfrentan residentes en distritos individuales, que lo que se da en el sistema actual,” escribieron los oponentes en una carta en diciembre del año pasado.

7. Bueno, entiendo la Propuesta F ahora. ¿Y qué pasa con lo que viene abajo en la boleta, la Propuesta G?

La Propuesta G originalmente era parte de la Propuesta F, pero los miembros del concejo la separaron. Al hacer eso, puede que no haya sido la mejor idea. Te explicamos por qué:

La Propuesta G, plantea que se debería agregar el distrito 11 al Concejo de la ciudad. (Austin actualmente cuenta con 10. Para averiguar cuál es tu distrito, escribe tu dirección aquí). La idea original era que si el electorado aprobaba un sistema de “alcalde fuerte,” remover la capacidad de votar del alcalde en el concejo, llevaría a que la cantidad de votos total sea par. Eso abre la posibilidad de que haya un empate a la hora de votar — y un empate significa que una medida falla.

Consideremos las opciones: Si la Propuesta F falla, pero la Propuesta G pasa, podríamos tener a 12 personas en el concejo, incluyendo al alcalde en su rol actual y 11 miembros del concejo. (De nuevo, eso crea la posibilidad de un empate o votación nula). Si la Propuesta F pasa pero la Propuesta G falla, tendremos 10 miembros con capacidad de voto y, de nuevo, el problema de un empate durante un voto.

Si las dos propuestas pasan o las dos fallan, este problema se resuelve.

¿Entendiste bien?

Ahora, esto es lo que verás en la boleta electoral sobre la Propuesta F:

¿Será enmendada la Carta de la Ciudad para cambiar la forma del gobierno municipal de "concejo-gerente" a "alcalde ejecutivo-consejo", que eliminaría el puesto profesional de gerente de la ciudad y el alcalde electo será designado como administrador principal y oficial ejecutivo de la ciudad con el poder de vetar legislación que incluya el presupuesto; y con autoridad única de emplear y de despedir a la mayoría de los directores de departamentos, y que dirigirá el personal; y sin autoridad articulada ni declarada de la carta que requiera que el alcalde implemente decisiones del Consejo?

Y para la Propuesta G:

¿Será enmendada la Carta de la Ciudad para proveer un distrito concejal adicional y que luego habrá 11 concejales electos de distritos uni-miembro?

Ahora, sal a votar. La votación temprana comenzó el 19 de abril y terminará el 27 de abril. El día de la elección es el 1 de mayo.

¿Tienes un tip noticioso? Envía un correo electrónico a Audrey McGlinchy a audrey@kut.org. También puedes seguirla en Twitter @AKMcGlinchy.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación para apoyarlo. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Related Content