Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español
La semana del 14 de febrero, el centro de Texas experimentó un clima invernal histórico que incluyó varios días bajo temperaturas bajo cero. El aguanieve siguió a la nieve y a la lluvia helada, lo que provocó una avería en la red eléctrica y cortes de luz generalizados. Los depósitos de agua se agotaron, dejando a miles de residentes sin servicio durante días.

Plomeros En Austin Trabajan Día Y Noche Para Que Residentes Tengan Agua Después De La Tormenta Invernal

El plomero Trevor Ayer señala una tubería rota en una casa de East Austin.
El plomero Trevor Ayer señala una tubería rota en una casa de East Austin. Esto tras una semana de que se vivieran temperaturas heladas y cortes de agua.

Read this story in English.

Juan Carlos Aldrete, así como muchos otros tejanos, estaba buscando sobrellevar el frío desde su hogar en South Austin.

“Dejamos de tener luz, y la segunda noche ya no teníamos leña'', comentó. “Fue una… fue una noche bastante mala.”

Después, las tuberías de su vecino empezaron a gotear y el contratista de plomería entró en acción. Aldrete dijo que él y su aprendiz tuvieron que responder a alrededor de 20 llamadas de personas en casas que se habían inundado.

“Muchas de las llamadas eran de vecinos y parejas de personas mayores que no pudieron cerrar su agua,” dijo.

Aldrete está al mando de Aquazul, un pequeño negocio que se especializa en construcción de hogares. Las llamadas a domicilio no son su especialidad, pero la necesidad de dar este servicio era abrumadora y él quería ayudar. Aldrete y su aprendiz recolectaron y distribuyeron leña, transportaron gente en su todoterreno 4x4 y repararon tuberías.

Aldrete decidió hacer una publicación en la red social Nextdoor para ver quién podría necesitar ayuda.

“Pensé que sólo sería estar en mi área, pero terminó siendo en todas partes'', dijo. “Estaba recibiendo cientos de llamadas, tratando de ayudar a gente. Hicimos lo que pudimos.”

Navegando por las calles congeladas de Austin, pudieron visitar alrededor de 85 casas. Al mismo tiempo trataban de satisfacer sus propios problemas durante la tormenta.

“Durante los primeros dos días no cobramos por la ayuda. Estábamos apoyando a vecinos y tratamos de reparar la mayor cantidad de tuberías que pudimos,” explicó. “Pero llegó el punto donde tuvimos que tomar una decisión: Ir y cerrar el agua de quien pedía ayuda y regresar después a reparar.”

El “después,” para muchos residentes de Austin, fue un largo tiempo de espera. La demanda de plomeros fue tan alta, que Texas hizo exenciones de algunas reglas para permitir que plomeros con licencia de otros estados pudieran trabajar aquí y aprendices locales sin licencia pudieran laborar sin supervisión.

PlumberBrokenPipe2.jpg
Gabriel C. Pérez
Ayer muestra una tubería rota de un trabajo que hizo durante el día domingo.

Los teléfonos de negocios con servicio a domicilio como Radiant Plumbing and Air Conditioning, han estado sonando sin parar por más de una semana. La compañía dice que han tenido el quíntuple de llamadas de lo que normalmente reciben.

“Quienes no tienen agua en este momento, son nuestra prioridad, ya sea no tener agua o agua caliente. Creo que tenemos alrededor de 1,000 llamadas atrasadas en este momento,” explicó Trevor Ayer, un plomero que trabaja para Radiant. “Estamos intentando hacer lo que se pueda.”

PlumberSaw.jpg
Gabriel C. Pérez
Ayer trabaja en una tubería rota en una residencia de East Austin durante el domingo.

Ayer se encontraba el domingo en un hogar en East Austin, donde una tubería se había roto dentro de un muro. La llamada para solicitar el servicio había sido hecha seis días antes, luego de que cayera la primera nevada. Nadie pudo atender hasta ese día.

Ese fue solo uno de varios trabajos que Ayer hizo durante el fin de semana, cuando los caminos por fin estaban libres. Dijo que el personal había estado trabajando largas horas y que los horarios tan demandantes probablemente seguirán.

“Estimamos que por lo menos durante las siguientes dos semanas sea estar manos a la obra los siete días de la semana,” dijo Ayer. “Normalmente, tengo los fines de semana libres, así que definitivamente será un sacrificio para mi familia. Yo tengo hijos, de cuatro años, y de 20 meses. Han disfrutado el tiempo con su papá esta semana, pero definitivamente lamentan el segundo día que he estado fuera hasta tarde.”

El residente de la casa en East Austin está entre los “suertudos” que sólo tuvieron una parte de su tubería rota. Aún así, el costo de romper la pared y hacer la reparación costará más de $800 dólares.

Además de la escasez de plomeros, ahora hay escasez de partes. Aldrete estaba recogiendo las partes que podía para sus clientes. Él también ha estado invirtiendo largas horas: ha estado dando servicios a su negocio para hogares, y ha estado haciendo seguimiento a quienes dio servicio a domicilio, de forma temporal.

“Solo quiero decir que hemos estado trabajando entre 14 y 16 horas diarias,” comentó Aldrete. “Son largas las horas. Perdí la cuenta de la cantidad de lugares a los que hemos ido.”

Aldrete dijo que todos podemos aprender algo de lo que pasó con esta tormenta.

“Fue una experiencia valiosa para que aprendamos algo de la vida,” dijo. “Creo que tenemos que ver las cosas buenas dentro de una mala situación. No podemos ver sólo lo negativo. Esto me ha hecho apreciar la energía eléctrica, el agua y todo lo que damos por hecho en nuestro día a día.”

Otra lección que todo el mundo debe aprender, según los plomeros: Dónde se corta el la toma del agua en sus casas.

¿Tienes un tip noticioso? Envía un correo electrónico a Jimmy Maas a jmaas@kut.org. También puedes seguirlo en Twitter en @maasdinero.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación para apoyarlo. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Related Content