Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

Condado de Hays sigue teniendo problemas para otorgar ayuda para renta por COVID-19. Ahora, el programa está perdiendo dinero.

Hays County Historic Courthouse on Jan. 18, 2022.
Patricia Lim
/
KUT
El Condado de Hays es una de las 14 entidades de todo el país a las que el gobierno federal ha retirado los fondos de su programa de ayuda al alquiler COVID-19.

Read this story in English.

Es oficial: el Condado de Hays está perdiendo casi $800,000 en fondos federales para su Programa de Asistencia de Alquiler de Emergencia.

El programa, que ofrece ayuda para pagar el alquiler y los servicios públicos a los residentes que luchan por llegar a fin de mes durante la pandemia del COVID-19, estuvo en peligro de perder los fondos el año pasado, luego de que no cumpliera con el plazo federal para entregar el dinero. Ahora, el gobierno federal está reclamando ese dinero no gastado y repartiéndolo a otros programas de ayuda al alquiler con mejor historial.

La pérdida se produce en un momento en que muchos residentes del Condado de Hays todavía están lidiando con las consecuencias financieras de la pandemia. Y los defensores de la vivienda dicen que el condado debe prepararse para más pérdidas si sigue incumpliendo los plazos federales.

"Este es el comienzo de un proceso gradual del Condado de Hays en el que potencialmente se pueden perder un montón de fondos cada dos meses ... hasta que todo desaparezca", dijo Erin Hahn, un analista de investigación con Texas Housers, una organización sin fines de lucro que aboga por soluciones de vivienda para residentes de bajos ingresos. "Debería ser [un] escenario de todo el mundo empujando para retener estos fondos, especialmente como los desalojos siguen ocurriendo".

Funcionarios del condado habían señalado anteriormente que el retraso en distribuir los fondos se debe a la escasez de personal y a los cuellos de botella en la tramitación de los documentos necesarios para las solicitudes de ayuda al alquiler. Desde entonces, el gobierno federal ha descartado muchos requisitos de esos documentos, como los talones de pago o los formularios W-2, alentando a los programas a confiar en las respuestas de la gente con el fin de procesar las solicitudes más rápidamente y, en última instancia, distribuir más dinero en la comunidad.

El programa recibió otro golpe a principios de este mes cuando el administrador del programa, Wesley Matthews, dimitió. Matthews dijo que decidió renunciar porque sentía que coo voluntario podía hacer más para ayudar a la gente a procesar sus solicitudes, y en última instancia, obtener el dinero.

Matthews dijo que el programa no contaba con el personal ni el software necesarios para funcionar sin problemas. También dijo que sus peticiones de más personal fueron rechazadas repetidamente.

"La mayor necesidad era de personal", dijo.

Otro puesto administrativo podría haber ayudado a actuar como enlace entre el condado y los propietarios, dijo. Los fondos de ayuda al alquiler se pagan directamente a los propietarios de las personas que los solicitan. El Austin American-Statesman informó que el administrador de una propiedad estaba a la espera de alrededor de $ 28,000 en asistencia de alquiler del Condado de Hays el mes pasado, poniendo a los inquilinos allí en riesgo de desalojo.

Matthews dijo que tener que devolver el dinero al gobierno federal perjudica a "toda la comunidad".

"Deberíamos luchar como locos para mantenerlo aquí", dijo.

En un comunicado emitido el jueves, el condado dijo que los miembros del personal restantes han "mantenido el programa en marcha."

Más pérdidas en el futuro

Hasta el 30 de septiembre, el condado de Hays había gastado unos 166,000 dólares -o el 2,4%- de los casi 7 millones de dólares que se le concedieron para el programa. El objetivo de gasto federal para septiembre era del 30%, por lo que el condado podría perder casi 800,000 dólares.

Los datos más recientes muestran que el condado de Hays, una vez más, no cumplió con el plazo de gasto federal en noviembre, lo que lo posiciona para perder más dinero en el futuro. Hasta el 30 de noviembre, el condado de Hays había gastado alrededor del 7% de los casi 7 millones de dólares concedidos. El objetivo de gasto federal para noviembre era del 40%.

El gobierno federal seguirá revisando el gasto en el condado de Hays cada dos meses hasta la fecha límite en marzo. Para entonces, se espera que el condado haya gastado todos los fondos concedidos.

"En este momento, cuando sólo quedan unos meses... hasta que se recuperen por completo, yo animaría al condado de Hays a gastar lo más rápido posible porque, de lo contrario, se lo quitarán", dijo Hahn, el analista de investigación.

Mientras tanto, el condado vuelve a la carga. El pasado martes, los comisionados del condado votaron para sacar una licitación para un nuevo gerente de programa.

El comisionado Walt Smith dijo que está deseando traer a alguien para mejorar el programa.

"Estamos en un punto en el que no quiero ver ninguno de esos dólares adicionales volver al gobierno federal", dijo Smith. "Y tenemos que tener un programa viable. Es obvio que no está funcionando".

En el comunicado emitido el jueves, la portavoz del condado, Kim Hilsenbeck, dijo que hasta la fecha se han pagado más de 844,000 dólares a propietarios, hoteles y empresas de servicios públicos. Y que se están revisando otros 100,000 dólares en pagos a hoteles.

"A partir de ahora, el programa del condado tiene más de 4.5 millones de dólares restantes para ayudar a los afectados por COVID-19 en términos de pagos de vivienda y servicios públicos", dice el comunicado.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Related Content