Reliably Austin
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
0:00 0:00
Available On Air Stations

Los alquileres de los departamentos comprados por la ciudad el año pasado podrían bajar de precio

Una hilera de autos y vehículos estacionados frente a un edificio de ladrillo claro con las palabras "The Adler 4209" en el lateral.
Renee Dominguez
/
KUT News
Tras adquirir este pequeño edificio de apartamentos en Hyde Park, el Ayuntamiento de Austin y su socio sin ánimo de lucro lo rebautizaron como The Adler, en honor al ex alcalde de Austin Steve Adler.

Read this story in English

Las personas que viven en siete complejos de departamentos adquiridos por la ciudad de Austin y un socio sin fines de lucro el año pasado pueden tener sus alquileres más bajos como parte de una promesa de hacer estas viviendas asequibles.

En noviembre, KUT informó sobre que la Austin Housing Finance Corp, el brazo de vivienda asequible de la ciudad, y Affordable Central Texas, una organización sin fines de lucro que trabaja con un fondo de inversión inmobiliaria local, había comprado siete complejos de departamentos en el centro y barrios costosos.

Muchos de los departamentos adquiridos por la ciudad y su socio tienen interiores anticuados, como moquetas, techos de palomitas y paneles de madera. Pero durante años los inquilinos pagaron precios de alquiler bajos para la zona, a menudo menos de 1,000 dólares al mes por un estudio o un departamento de un dormitorio. La ciudad y la organización sin fines de lucro prometieron que, como propietarios, mantendrían los alquileres bajos y asequibles para los inquilinos, protegiéndolos así de los promotores privados que podrían demoler los edificios o aumentar considerablemente los alquileres.

Pero en el proceso de finalización del acuerdo con la ciudad el año pasado, los antiguos propietarios aumentaron los alquileres, en algunos casos hasta en un 25%. David Steinwedell, director general de Affordable Central Texas, dijo que a los antiguos propietarios se les dijo que tenían que aumentar sus ingresos de explotación para que el acuerdo funcione financieramente. Los antiguos propietarios, que no quisieron hablar con KUT, aumentaron sus ingresos mediante una suba de los alquileres.

Como resultado, algunos inquilinos con los que KUT habló, están pagando más de un tercio de sus ingresos antes de impuestos a la vivienda que, según indican las directrices federales de vivienda, no son asequibles para ellos. KUT pudo confirmar que al menos un inquilino tuvo que marcharse debido a los alquileres más altos.

La ciudad y Affordable Central Texas, al parecer, están empezando a rectificar esta situación. La semana pasada, los inquilinos que viven en varios complejos recibieron un aviso animándoles a aplicar a un programa de vivienda asequible. De acuerdo con las copias de los avisos compartidos con KUT, a los inquilinos se les pide que proporcione a la compañía que administra las viviendas una gran cantidad de información financiera, incluidos los activos y los ingresos.

En general, si un inquilino de estas propiedades gana menos de 65,000 dólares al año debería poder acogerse al programa. En algunos casos, el alquiler podría reducirse.

Eso puede sucederle a Amy Taylor, que ha vivido en el complejo de departamentos comprado por la ciudad en la Avenida A en Hyde Park durante dos años. Taylor gana unos 38,000 dólares al año como peluquera.

Pagaba 995 dólares al mes por su departamento de un dormitorio, donde le cuesta abrir y cerrar las ventanas y los paneles de madera se han descascarado cerca de la cocina. El verano pasado, apenas unas semanas antes de que se cerrara la compra por parte de la ciudad, Taylor recibió la notificación de que su alquiler subiría a 1,160 dólares, más 27 dólares en concepto de tasas.

De acuerdo con las directrices de ingresos incluidas en el aviso, los ingresos de Taylor son lo suficientemente bajos como para calificarla para el programa de vivienda asequible. Ella debe pagar no más de 1,095 dólares al mes por su departamento de un dormitorio, incluidos los honorarios y servicios públicos, una disminución de casi el 8% de lo que paga ahora.

"Cien dólares más al mes estaría bien", dijo Taylor.

La ciudad dice que en lugar de tener que esperar hasta que sus contratos de arrendamiento se renueven para recibir una disminución de los alquileres, los inquilinos que califican deben ver una disminución en su alquiler inmediatamente. La ciudad dijo a KUT que si los inquilinos ganan más y no califican para el programa, su alquiler no subiría; por lo menos, seguiría siendo el mismo.

Los administradores de la propiedad están ofreciendo a los inquilinos un crédito de $300 sobre el alquiler por única vez si llenan la solicitud de vivienda asequible y sus ingresos les califican para el programa.

El modelo financiero que ayudó a la ciudad a comprar estos departamentos es relativamente nuevo en Austin. Affordable Central Texas, la organización sin fines de lucro que colaboró con la ciudad en la compra de estas propiedades, trabaja conjuntamente con un fondo local de inversión inmobiliaria llamado Austin Housing Conservancy para adquirir y mantener viviendas para personas con ingresos bajos y medios en toda la ciudad.

Al igual que otros fondos de inversión inmobiliaria, los inversores reciben rendimientos, pero como este fondo ayuda a financiar viviendas para personas con rentas bajas, esos rendimientos suelen ser menores que los de otras inversiones. Entre los inversores se encuentra el alcalde de Austin, Kirk Watson. En una declaración de finanzas personales presentada a la ciudad el año pasado, Watson informó que ganó menos de 9,440 dólares del fondo en 2022.

"Invertí con Austin Housing Conservancy porque están satisfaciendo una necesidad crítica al crear viviendas para la fuerza laboral", dijo Watson en una declaración enviada por correo electrónico. "Hice esa inversión mucho antes de convertirme en alcalde y la divulgué adecuadamente como lo requieren las reglas de la ciudad".

Corrección: Una versión anterior de esta historia incorrectamente indicaba que los residentes que califican para alquileres más bajos no verán sus alquileres bajar hasta que sus contratos de arrendamiento fuesen renovados. En cambio, la ciudad dijo que los alquileres se reducirían inmediatamente.

Audrey McGlinchy is KUT's housing reporter. Got a tip? Email her at audrey@kut.org. Follow her on Twitter @AKMcGlinchy.
Related Content